crisis en la derecha Alemana

Alemania nombra nuevo ministro de economí­a

Los medios alemanes aseguran que la dimisión de Glos se ha debido, entre otros motivos, a su marginación a la hora de resolver la crisis económica

0
0 votos
10-02-2009
Publicidad
La inesperada dimisión este sábado de Glos, quien adujo razones de edad y cansancio polí­tico para explicar su decisión, pilló por sorpresa a la CSU y al Gobierno de Berlí­n, que han tratado de resolver la crisis con urgencia. La inesperada dimisión este sábado de Glos, quien adujo razones de edad y cansancio polí­tico para explicar su decisión, pilló por sorpresa a la CSU y al Gobierno de Berlí­n, que han tratado de resolver la crisis con urgencia.
El secretario general de la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, Theodor zu Guttenberg, ha sido designado por su partido para suceder a Michael Glos como ministro alemán de Economí­a, anunció el presidente de dicha formación, Horst Seehofer en Múnich.

Poco antes Michael Glos presentó oficialmente ante la canciller alemana, Angela Merkel, el escrito oficial de su dimisión, que deberá ser sancionada a lo largo de la jornada por el presidente federal, Horst Kí¶hler.

La elección de Guttenberg, de 37 años y lí­der de la renovación generacional en la CSU, habí­a sido consensuada antes de su anuncio oficial por Seehofer con su propio partido y con la canciller alemana.

Licenciado en Derecho y Ciencias Polí­ticas, estudios que acabó graduado con un "summa cum laude", tiene también experiencia económica como gerente de la empresa familiar Guttenberg GmbH, especializada en materiales construcción aislantes.

Procede de la localidad de Guttenberg en Franconia, al norte de Baviera, de una familia latifundista en la que su abuelo fue ya un miembro destacado de la CSU

La inesperada dimisión este sábado de Glos, quien adujo razones de edad y cansancio polí­tico para explicar su decisión, pilló por sorpresa a la CSU y al Gobierno de Berlí­n, que han tratado de resolver la crisis con urgencia.

Los medios alemanes aseguran que la dimisión de Glos del Ministerio de Economí­a, cartera comparable a la de Industria y Comercio en otros paí­ses, se ha debido, entre otros motivos, a su marginación a la hora de resolver la crisis económica, en la que el protagonismo ha recaí­do en el ministro de Finanzas, Peer Steinbrück.

Es un secreto a voces, en cambio, que el ministro se sentí­a desplazado a un tercer plano en el manejo de la crisis económica, la mayor que sufre Alemania desde la II Guerra Mundial, que Merkel está gestionando casi exclusivamente con el ministro de Finanzas, el socialdemócrata Peer Steinbrück.

No obstante, la gran mayorí­a de los analistas consideran que lo que ocurrí­a era que Seehofer ya estaba buscándole sucesor, como Glos pudo leer el viernes en su lectura matutina de los periódicos, y que éste -considerado como un maestro de la intriga polí­tica- habí­a decidido anticipársele.

Esto último explicarí­a por qué la carta llegó primero a las redacciones de los periódicos que a manos de Seehofer a quien la noticia tomó evidentemente descolocado como lo mostraron sus reacciones posteriores.

Glos era el último polí­tico de primera lí­nea de la vieja guardia de la CSU al que Seehofer le faltaba descabezar desde su llegada a la jefatura del partido en otoño pasado.

Seehofer, que hasta ese momento era ministro de Agricultura en el gobierno de Angela Merkel, asumió tanto la presidencia de la CSU como la jefatura del gobierno bávaro.

Desde allí­, Seehofer ha intentando permanentemente reforzar la identidad de la CSU frente al partido hermano, la Unión Cristianodemócrata (CDU), presidida por Merkel.

Con la designación de Karl-Theodor zu Gutenberg como ministro de Economí­a Seehofer manda ahora a Berlí­n a uno de sus hombres de confianza, que hasta ahora se desempeñaba como secretario general del partido.

De Guttenberg, con 37 años el ministro de Economí­a más joven que ha tenido Alemania, la CSU espera además un mayor protagonismo en el manejo de la crisis financiera, en el que hasta ahora Merkel y el ministro de Finanzas Peer Steinbruck habí­a sido los personajes principales.

Ese protagonismo es algo que la CSU necesita de cara a las elecciones europeas, en verano, y a las generales de otoño pues le urge mejorar el resultado que tuvo en las regionales bávaras en donde estuvo lejos de sus resultados que costumbre, que suelen superar el 50 por ciento.

La CSU es un partido regional que sólo se presenta en Baviera donde no lo hace su partido hermano, la CDU. Las dos agrupaciones forman un grupo parlamentario conjunto en el parlamento federal.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad