Sexto aniversario de la ocupación de Irak

Irak: seis años de plaga

A un mes de cumplirse seis años de la invasión, Irak, tiene 1,5 millones de muertos, 5 millones de desplazados y 5 millones de huérfanos.

0
0 votos
10-02-2009
Publicidad
El infierno tienen un nombre: Irak. Es hoy el paí­s con mayor número relativo y absoluto de refugiados y desplazados, casi cinco millones de personas en total. La ocupación de Irak ha generado la mayor y más rápida crisis mundial de refugiados de las últimas décadas. Según Naciones Unidas, el reciente incremento mundial registrado en número de personas refugiadas y desplazadas se debe al impacto de las cifras iraquí­es. El infierno tienen un nombre: Irak. Es hoy el paí­s con mayor número relativo y absoluto de refugiados y desplazados, casi cinco millones de personas en total. La ocupación de Irak ha generado la mayor y más rápida crisis mundial de refugiados de las últimas décadas. Según Naciones Unidas, el reciente incremento mundial registrado en número de personas refugiadas y desplazadas se debe al impacto de las cifras iraquí­es.
Son algunos de los datos presentados por John Tirman (1 ) en los que se manifiesta el calado de la aterradora destrucción generada desde la invasión a Irak.
 
“Espeluznante” costo humano, titula el autor. Totalmente de acuerdo.
 
Bagdad se ha convertido en el corazón de la violencia mundial. Quizá la ciudad con más número por metro cuadrado de policías, militares (168 mil soldados norteamericanos), mercenarios paramilitares de las empresas privadas (unos 50 mil), escuadrones de la muerte y mafias de todo tipo que han crecido al calor de la ocupación.
 
El área metropolitana de Bagdad albergaba antes de la ocupación a seis millones de habitantes de todas las confesiones y que residían en barrios en su mayoría mixtos. Según datos de la ONU, la capital iraquí ha reducido su población a la mitad en los últimos tres años.
 
“Cientos de iraquíes son torturados hasta la muerte o ejecutados sumariamente todos los meses en Bagdad sólo a manos de escuadrones de la muerte que trabajan para el Ministerio del Interior… más de las tres cuartas partes de los cadáveres amontonados en la morgue de la ciudad tienen lesiones por disparos en la cabeza, heridas causadas por objetos contundentes o quemaduras de cigarrillos” John Pace, ex responsable de la ONU para los Derechos Humanos.
 
La mayoría de las víctimas no son miembros de determinadas comunidades religiosas o anónimas víctimas de un atentado, sino intelectuales, profesores de escuela o universitarios, científicos, profesionales sanitarios o abogados, dirigentes civiles, activistas políticos o sindicales.  
 
Son asesinatos selectivos (decididos y concientes) parte de la limpieza política e ideológica que acompaña necesariamente a la instauración del régimen de ocupación norteamericano. De la “Paz Duradera” decía Bush.
 
Por no hablar de la destrucción sistemática de las infraestructuras o del deterioro de las condiciones básicas de vida de la población en cuestiones tan fundamentales como sanidad o educación.
 
El horror en las calles es continuo, el terror sobre la población permanente.
 
Irak es el infierno en la tierra. Pero éste, a diferencia del religioso, creado palmo a palmo, gota a gota, a la medida de los intereses de dominio del imperialismo norteamericano para el mundo.
 
Es peor que todas las plagas bíblicas juntas.
 
Peor que las más infames pestes y enfermedades juntas que hayan devastado nunca a la humanidad.
 
Y hay quien se cree que esto con Obama va a cambiar.
 
(1) Más datos en John Tirman http://www.alternet.org/story/123818/
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad