Alarma social: Trabajadores de Delphi

Los ex-trabajadores Delphi siguen sin trabajo.

Mientras éstos trabajadores esperan ser recolocados, la Junta basa su programa formativo en la proyección de pelí­culas.

0
0 votos
09-02-2009
Publicidad
La lucha de los trabajadores de Delphi viene desde el 2007, año en el cual la empresa declaró suspensión de pagos y fue a concurso. Tras movilizaciones numerosas que unieron a los trabajadores de Cádiz y a la ciudadanía que veía cómo peligraba el empleo de 4000 familias, los sindicatos firmaron una negociación que en poco beneficiaba a los trabajadores.
 
   Incluso los representantes sindicales reconocían como una victoria “pírrica” que se basaba en indemnizaciones de una media de 70 000 euros, dejando en manos de la Junta de Andalucía esta planta con un compromiso por parte de la Junta de formar a los trabajadores con cursos y la creación de una bolsa de trabajo.
 
   Esta habría sido una oportunidad magnífica para poner en marcha la fábrica ya sin depender de la multinacional norteamericana, sin embargo, las últimas noticias sobre el destino de estoa trabajadores es para echarse las manos a la cabeza.
 
 
   La Junta ha reconocido que en los cursillos impartidos a los trabajadores se proyectaron películas como “Full Monty” “Gladietor” “En busca de la felicidad” y una larga lista de títulos incluyendo una visita al zoo. ¿Cursos de formación o encuadramiento? Desde luego es vergonzoso plantear que unos trabajadores necesitan formación y que el programa formativo sea éste. Un cine forum encaminado a que los trabajadores se encuadren en la tesis de que el problema es el esfuerzo y el trabajo de éstos por afrontar los desmanes del capitalismo.
 
   Tras casi tres años, no solo la fábrica en manos de la Junta sigue cerrada y los trabajadores sin trabajo, si no que el proyecto de la Junta y los Sindicatos incluye hasta visita guiada por el zoo. Una fábrica parada que puede generar riqueza y empleo productivo que es fundamental en estos tiempos de crisis, con el cerrojo echado y entreteniendo a sus trabajadores viendo películas mientras siguen en la calle y sin trabajo.
 
   Es necesario que se tomen medidas serias para que este tipo de cosas que den fuera de ningún plan de actuación. Porque mientras los políticos se lavan las manos proponiendo medidas que no suponen ningún beneficio para los trabajadores ni para el tejido industrial, cada día las cifras del paro y los ERE´s arrasan nuestro tejido económico.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad