Albacete: Con la automoción si se sadrí­a de la crisis.

Los coches baratos aumentan un 28,5 % la venta.

¿Serí­a una alternativa para la creación de empleo una industria nacional del automovil?

0
0 votos
09-02-2009
Publicidad
Mientras el sector de la automoción decae incesantemente, los coches baratos y basados en fuentes de combustible alternativas crece un 28,5 % en Albacete. Mientras el sector de la automoción decae incesantemente, los coches baratos y basados en fuentes de combustible alternativas crece un 28,5 % en Albacete.
     Según los datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) de Albacete, la matriculación de coches pequeños, típicos utilitarios de ciudad, aumentó un 28,5 % en 2008.
    En plena crisis, donde el sector automovilístico ha descendido casi un 50 %, los coches baratos y que consumen menos en gasolina, suben casi un 30 %.
     También ha crecido la compra de coches eléctricos e híbridos en toda la provincia, a pesar de que, como reconoce el presidente de Faconauto, son enormes desconocidos.
     Entre los aumentos de ventas destaca el Ford Kia, contrastando así con los sangrantes EREs que platea en Valencia.
En China se están fabricando coches que al mercado salen con un precio de 3.000 €.
En otros momentos se crearon fábricas de automóviles a precios populares con el objetivo de que la inmensa mayoría de la población trabajadora tuviera coche. Pero sobre todo con el objetivo de crear una industria del automóvil, y por lo tanto de alta tecnología, apoyándose en la inmensa mayoría social.
     Con todo esto sobre la mesa, la evidencia se radicaliza. En España se puede crear una industria de la automoción propia. Ya la tuvimos en su época con SEAT, pero también con Hebro. Ambas fueron vendidas al monopolismo alemán y japonés respectivamente. Ahora los distintos monopolios se han instalado en España. Aunque también fabricamos coches, en su mayoría fabricamos piezas que serán montadas en factorías extranjeras. En cualquiera de los casos la consecuencia es la misma. Las plusvalías se van fuera del país, el trabajo lo ponemos nosotros. Cuando viene la crisis imponen EREs y la producción la trasladan a otros países para ahorrar en salarios y la tecnología se la pueden llevar cuando quieran.
     ¿Por qué no nos podemos plantear crear una industria nacional de la automoción?
Quizás no haya un momento más propicio que este. En un momento donde crear un automóvil de bajo coste, basándose en altas tecnologías va a tener un mercado en todo occidente. Si lo hacen los chinos ¿por qué no lo vamos a hacer nosotros?
El gobierno, frente a esto, prefiere dar dinero y avales a los monopolios de la automoción. Además de aceptar absolutamente todos los EREs a pies juntillas.
     Pero en España hay el capital humano y económico necesario para crear una industria del automóvil. Contamos con un mercado de 45 millones de habitantes. Contamos con un mercado hermano de 400 millones de personas y contamos con un mercado donde la voracidad de los monopolios les lleva a ofrecer la mayoría de los coches al triple del precio que la inmensa la gente puede permitirse, dígase Europa. Por otra parte hay un mercado que como alternativa a la crisis está intentando crear un mercado interno, mejorando las condiciones de vida para que estos, entre otras cosas, se puedan comprar coches. Este mercado es China.
     Este es el camino, si fabricamos automóviles de bajo coste apoyándonos en los avances tecnológicos, los vendemos.
Si hay 200 millones de euros para General Motors, si hay 8.000 millones para las constructoras y si hay cientos de miles de millones para la banca, ¿por qué no plantearse este proyecto?
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad