Visita de Raúl Castro a Argelia

Cuba-Argelia: "Depende" ¿de qué depende?

El Che Guevara pronunció en la capital argelina uno de sus últimos discursos. En él criticó duramente al partido comunista soviético acusándole de ser "cómplice de la explotación imperialista".

0
0 votos
09-02-2009
Publicidad
El Che puso "el dedo en la llaga", algo que le valió poco después la muerte en las montañas de Bolivia. Hoy la relación entre Cuba y Argelia está en un nuevo escenario internacional. La ex URSS ha desaparecido y el frente antihegemonista fortalece la posición de Cuba y los paí­ses Iberoamericanos en el mundo. Pero todo "depende". El Che puso "el dedo en la llaga", algo que le valió poco después la muerte en las montañas de Bolivia. Hoy la relación entre Cuba y Argelia está en un nuevo escenario internacional. La ex URSS ha desaparecido y el frente antihegemonista fortalece la posición de Cuba y los paí­ses Iberoamericanos en el mundo. Pero todo "depende".
Raúl Castro no podía visitar Rusia y Angola y no pasar por Argelia.
 
La isla tiene con Argelia una histórica relación de hermanamiento desde la cruenta guerra de liberación nacional contra Francia en 1962. Cuba también fue fundamental en la guerra de Argelia contra Marruecos en 1963, justo después de su liberación.
 
Como no podía ser de otra manera, Raúl Castro, visitó el Santuario de los Mártires de la Independencia argelina.
 
La lucha por la independencia nacional contra el imperialismo es el principal punto de unidad de estos dos países.
¿Por dónde se tendría que desarrollar este hermanamiento?
 
Tanto Cuba como Argelia entraron a formar parte de la Organización de Países No Alineados, conformada en plena Guerra Fría.
Una organización que debería pasar de la “hibernación” a la ofensiva.
 
Fortalecer la independencia y, con ello, las relaciones de los países del Tercer Mundo son dos caras de la misma moneda. Este es el objetivo más importante.
 
Con este objetivo, poner en marca todos los recursos económicos, políticos y diplomáticos, es la tarea más importante que potencia la visita de Raúl Castro a Argelia.
 
¿Por qué es tan importante ahora?
 
No puede pasar desapercibido que la ofensiva diplomática anunciada por Rusia sobre Iberoamérica no está exenta de peligros.
 
Por una parte, es bueno y necesario para continuar abriendo los mercados de la región desarrollar una relación económica y política con Rusia.
 
Por otra, aunque Rusia ya no sea una superpotencia, nunca se debe olvidar el papel que tuvo el socialimperialismo, sometiendo y subvirtiendo los movimientos revolucionarios de todo el planeta, particularmente los del tercer mundo.
 
De otro lado, EEUU y los demás centros de poder mundial van a hacer pagar a los países del tercer mundo las consecuencias de la crisis económica.
 
Es el momento de emplear todos los recursos del Frente Antihegemonista de Iberoamérica al servicio de evitarlo a toda costa. Construyendo un frente de unidad de los países del tercer mundo.
 
En esto Cuba, que es un referente mundial, tiene mucho que aportar. 
 
Pero todo depende de la posición que tome la isla ante este reto.
 
Romper con los burocratismos del régimen castrista, demoler cualquier posición que lleve a reproducir las relaciones de dependencia con la Ex URSS, desarrollar su economía productiva… son algunos de los antídotos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad