40.000 plazas por cubrir en la Universidad

En el actual curso académico se han quedado 40.000 plazas para el alumnado por cubrir.. Un 16% del total. ¿Faltan alumnos o sobra Universidad?

0
0 votos
09-02-2009
Publicidad
Según los datos de la Secretarí­a de Estado de Universidades, existe unas 50 carreras que tienen más del 40% de su capacidad de alumnado vacante, ello viene a ser la cifra de 40.000 plazas no ocupadas. Los estudios afectan a disciplinas como la Filologí­a, Ingenierí­a Técnica Textil, Ing. de materiales e Ing. Geodésica. El número total de titulaciones vigentes es de 143 que dan lugar a 261.844 plazas disponibles. El curso anterior ya se redujo el número de plazas disponibles en un 4,7%, pero ¿es este el camino único a seguir?, es decir, ¿reducir la capacidad de alumnos y por ende de profesores de nuestras universidades y también reducir el número de titulaciones? Según los datos de la Secretarí­a de Estado de Universidades, existe unas 50 carreras que tienen más del 40% de su capacidad de alumnado vacante, ello viene a ser la cifra de 40.000 plazas no ocupadas. Los estudios afectan a disciplinas como la Filologí­a, Ingenierí­a Técnica Textil, Ing. de materiales e Ing. Geodésica. El número total de titulaciones vigentes es de 143 que dan lugar a 261.844 plazas disponibles. El curso anterior ya se redujo el número de plazas disponibles en un 4,7%, pero ¿es este el camino único a seguir?, es decir, ¿reducir la capacidad de alumnos y por ende de profesores de nuestras universidades y también reducir el número de titulaciones?
         El plan de Bolonia vigente ya en nuestro país nos lleva a suprimir los tipos de diplomatura y licenciatura actuales por los estudios de grado y maestría (o masters) lo que permite homologar títulos dentro de la UE. En ese proceso, los estudios se reducen a 4 años, se tiende a reducir el número de titulaciones también. En buena parte se alegan motivos económicos. Por otra parte, desde el Ministerio se aboga por crear unas pocas Universidades de excelencia, que puedan competir a nivel europeo y mundial. Eso requiere de una mayor concentración de recursos de todo tipo junto con una mayor  especialización. En Catalunya , la Generalitat ya ha empezado ese proceso lanzando la Universidad de Catalunya que inegra las Universidades de la región. En Madrid, que siempre ha tenido las mayores inversiones, el proceso está un poco parado, quizás por problemas políticos y económicos.
 
         España es el país que recibe más estudiantes erasmus del resto de Europa y es el segundo país europeo en enviar estudiantes a cursar estudios en el extranjero. Esta movilidad de personas, al igual que en el turismo, la inmigración o de inversión directa en nuestras empresas debería propiciar la adecuada  reforma de nuestras Universidades para crecer, porque se tienen bases para ello. Hay que tener en cuenta que el presupuesto que dedica España a Universidades y Educación es endémicamente bajo en relación a otros países de nuestro entorno. El presupuesto en I+D va camino del 1,5% del PIB sigue siendo bajo también. En definitiva, si bien puntualmente cabe reducir en algún caso el número de plazas y/o titulaciones universitarias, lo que realmente sucede es que no se invierte en las Universidades lo suficiente para que sean el motor de nuestra sociedad, pueda estudiar cualquiera que quiera en nuestro país sin excesivo coste económico y sea al mismo tiempo foco deatracción para estudiantes de todo el mundo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad