Efemérides

Dostoievski. "Honrarás a tu padre"

"Todos somos culpables de la muerte del padre, todos(...) porque todos deseamos su muerte; todos somos parricidas". ("Los Hermanos Karasmarov")

0
0 votos
09-02-2009
Publicidad
Dostoiesvki es un autor universal de la talla de Sófocles y Shakespeare. No es azar. En todas las obras cumbre de la literatura late la trama edí­pica, el parricidio, el asesinato del padre, el crimen más atroz. Edipo, Hamlet, los hermanos Karasmarov, todos desearon la muerte del padre tiránico y totémico que castraba sus deseos. Edipo mató a su padre y se acostó con su madre. Horrorizado por la culpa se sacó los ojos. Hamlet, héroe desgarrado por la duda, incapaz de vengar el asesinato de su padre por que el mismo deseaba su muerte. "Los hermanos Karamarov" comienza con un crimen, el padre es asesinado por uno de sus hijos, pero Dostoiesvki no condena al criminal. Dostoiesvki es un autor universal de la talla de Sófocles y Shakespeare. No es azar. En todas las obras cumbre de la literatura late la trama edí­pica, el parricidio, el asesinato del padre, el crimen más atroz. Edipo, Hamlet, los hermanos Karasmarov, todos desearon la muerte del padre tiránico y totémico que castraba sus deseos. Edipo mató a su padre y se acostó con su madre. Horrorizado por la culpa se sacó los ojos. Hamlet, héroe desgarrado por la duda, incapaz de vengar el asesinato de su padre por que el mismo deseaba su muerte. "Los hermanos Karamarov" comienza con un crimen, el padre es asesinado por uno de sus hijos, pero Dostoiesvki no condena al criminal.
    Sófocles con Edipo Rey creó el mito que cerró la  prehistoria, y abrió el paso a la civilización. Hamlet y Edipo son dos versiones del mito fundacional, el asesinato del padre. La causa del crimen es la rivalidad sexual por la madre. En la mitología griega  Cronos castró a su padre y devoró a sus hijos para que no le destronasen .El terror al castigo, a la castración, nos hace renunciar, pero el deseo late, y la culpa nos atormenta.
 
     “Los hermanos Karasmarov” y “Crimen y Castigo” son sin duda sus  obras maestras.  En la primera   Fiodor ejecuta nuestro deseo más profundo, la muerte del padre. El propio Dostoiesvski deseó la muerte de su despótico padre. La culpa es una obsesión en  Dostoievski que  va a proyectar particularmente en “Crimen y Castigo”.
 
 
    Lo que en la realidad es irrealizable en la fantasía es posible. Pero el crimen  nos resulta insoportable, la poesía necesita un disfraz, un velo. En el drama griego Edipo mismo comete el crimen, pero es  el destino, el fatum, quien le conduce. Hamlet  no comete el crimen directamente, también en la nóvela rusa es otro el que comete el crimen, pero todos los hermanos lo deseaban y todos son culpables.
 
     En Edipo Rey la tragedia se presenta al final. Edipo no es consciente de su destino. En cambio Shakespeare cambió la estructura del mito. En Hamlet la tragedia se presenta al principio. Hamlet  es un héroe desgarrado por la duda, no puede vengar el asesinato de su padre porque el deseaba su muerte.

    Hamlet es consciente, es desde el principio culpable. Culpable de desear a su madre. 
 
    Shakespeare al cambiar la estructura  del mito abrió nuevos horizontes,  derribando el escudo de la represión, conquistando mayor libertad. Y  Dostoievski dio una vuelta de tuerca más. Uno de los hijos comete el asesinato, en este caso no interviene el destino, ni ningún traidor a Dinamarca. Lo inquietante, lo que nos revuelve en Dostoiesvki es la simpatía que  nos hace sentir hacia el criminal,  no es compasión, nos identificamos con él asesino.  Somos sus cómplices.  Es más,  el asesino es nuestro redentor
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad