EE UU ofensiva diplomatica frente a Rusia

EEUU-Rusia: zanahorias para el oso

"La OTAN y Rusia deben trabajar juntos" para combatir a los talibanes, para controlar el material nuclear errante o a la hora de prolongar el tratado de armas estratégicas Start, ha dicho Biden

0
0 votos
08-02-2009
Publicidad
Biden en su primera intervención en Europa como vicepresidente. No obstante, ha subrayado que EEUU "no siempre estará de acuerdo con Rusia", y como ejemplo ha citado que su paí­s no reconocerá a Abjasia o Osetia del Sur como paí­ses independientes.
 El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden. EFE
El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden. EFE
Biden en su primera intervención en Europa como vicepresidente. No obstante, ha subrayado que EEUU "no siempre estará de acuerdo con Rusia", y como ejemplo ha citado que su paí­s no reconocerá a Abjasia o Osetia del Sur como paí­ses independientes.
El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado que seguirá adelante con su escudo antimisiles en el este de Europa en "cooperación con los socios de la OTAN y Rusia" y "sólo si resulta tecnológicamente sensato" y "eficiente desde el punto de vista de los costes".

En su intervención ante la Conferencia de seguridad de Múnich, ha tendido la mano a Rusia y ha asegurado que la nueva Administración de EEUU cree que la OTAN y Rusia pueden cooperar en muchos campos.

"La OTAN y Rusia deben trabajar juntos" para combatir a los talibanes, para controlar el material nuclear errante o a la hora de prolongar el tratado de armas estratégicas Start, ha dicho Biden en su primera intervención en Europa como vicepresidente. No obstante, ha subrayado que EEUU "no siempre estará de acuerdo con Rusia", y como ejemplo ha citado que su paí­s no reconocerá a Abjasia o Osetia del Sur como paí­ses independientes.

La necesidad de cooperar con Rusia centró también el resto de la sesión de debates y las intervenciones del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de la canciller, Angela Merkel, o del representante de la polí­tica exterior europea, Javier Solana.

Sarkozy fue quien empleó el tono más amistoso frente a Moscú al llamar a la calma a aquellos que ven en Rusia una amenaza y restar importancia a las tensiones surgidas tras la crisis de Georgia y la llamada guerra del gas.

"Creo que actualmente Rusia no es una amenaza para la UE o la OTAN. Rusia tiene demasiados conflictos internos como para suponer una amenaza", subrayó.

Con el cambio en la Casa Blanca, EEUU y Rusia tienen una oportunidad inmejorable de resolver sus contenciosos y, muy en particular, el que se refiere al escudo antimisiles estadounidense. Este es el mensaje que transmitió el viceprimer ministro ruso, Serguei Ivanov, en la ciudad alemana de Múnich.

Ivanov recordó que el Tratado sobre Reducción de Armas Ofensivas Estratégicas (START-1) vence el 5 de diciembre de 2009.

"Ya se deben dar los siguientes pasos aprovechando la experiencia del Tratado START-1 que ha pasado la prueba del tiempo -dijo Ivanov-. El nuevo tratado, en particular, deberá prohibir la instalación de las armas ofensivas estratégicas fuera de los territorios nacionales".

Ivanov recordó que el presidente ruso, Dmitri Medvedev, habí­a dejado claro que Moscú no instalarí­a los misiles Iskander en Kaliningrado si Washington renunciaba a instalar los componentes del escudo antimisiles (un proyecto de la Administración de George Bush) en Polonia y la República Checa. El Gobierno de Obama no se ha pronunciado todaví­a sobre este proyecto.

Esta claro que la reducción del arsenal nuclear serí­a un ahorro económico ingente para ambos paí­ses, en una situación de crisis que les obliga a optimizar recursos. Rusia quiere manejar su situación estratégica y de fuerza para impedir una presencia militar permanente de EE UU en su área de influencia de Asia central.

EE UU necesita de la colaboración de Rusia para establecer nuevas rutas de abastecimiento a su operación en Afganistán, con el recrudecimiento de la situación en Pakistán.

Pero no va ha dejar de intentar aumentar su presencia en Georgia y el Cáucaso en un intento de aislar la influencia Rusa.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad