EE UU quiere que sus "socios" de la OTAN se involucren más en Afganistán

Con buen tono, pero desfilando

Estoy aquí­ como representante de un gobierno que está decidido a emplear un nuevo tono...

0
0 votos
08-02-2009
Publicidad
Pidió "sinceramente" a los europeos que planteen propuestas de cuál debe ser la futura estrategia en Afganistán
 El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, conversa con el primer ministro bávaro, Horst Seehofer, durante la Conferencia de Seguridad de Múnich. EFE
El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, conversa con el primer ministro bávaro, Horst Seehofer, durante la Conferencia de Seguridad de Múnich. EFE
Pidió "sinceramente" a los europeos que planteen propuestas de cuál debe ser la futura estrategia en Afganistán
En su primer discurso en Europa tras la llegada de Obama a la Casa Blanca, el vicepresidente, Joe Biden, proclamó un "nuevo tono" en las relaciones, basado en la cooperación y el diálogo, tono concretado en gestos como el de contar con Moscú para el desarrollo del polémico escudo antimisiles.

"Estoy aquí­ como representante de un gobierno que está decidido a emplear un nuevo tono en Washington y en las relaciones de América con los estados del mundo", dijo Biden.

Pidió "sinceramente" a los europeos que planteen propuestas de cuál debe ser la futura estrategia en Afganistán, pero sin llegar a colmar las expectativas que habí­a sobre anuncios concretos.

El viraje anunciado por Biden es un nuevo contrato. "Actuaremos de manera bipartisana cada vez que podamos y si lo haremos solos será porque no quede otro remedio. América quiere hacer más. Es la buena noticia. Pero hay otra. Pediremos más". La referencia iba naturalmente dirigida a la implicación de los aliados en la guerra de Afganistán

El representante especial de EE.UU. para Afganistán y Pakistán Holbrooke acompaña al vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, y al Consejero de Seguridad Nacional, James Jones, a la conferencia de Munich, también conocida como "Wehrkunde".

Desde Múnich, el representante estadounidense partirá directamente a la región de Asia del Sur, indicó el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood.

Holbrooke coordinará los esfuerzos intergubernamentales sobre todo los de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID), del Departamento de Defensa y del Consejo Nacional de Seguridad, y desarrollará una estrategia para los dos paí­ses.

El Gobierno considera que afrontar la situación en Afganistán significa poner en práctica una estrategia integral que involucre a ese paí­s y a Pakistán como un todo, pero que también implique a la OTAN y a otros amigos claves y aliados.

El nuevo Ejecutivo revisa actualmente su estrategia para Afganistán, tanto en el plano militar, como en el económico y el diplomático.

La situación en Pakistán, el corte de las rutas de abastecimiento de las tropas de Afganistán, a través de la del paso del Kyber, en plena zona tribal Pastun donde los talibanes libran constantes combates, destruyen puentes, vuelan camiones y contenedores de abastecimiento, obliga a EE UU a buscar con urgencia la apertura de una nueva ruta de abastecimiento.

Es claro que estados unidos quiere impulsar un papel predominante a la OTAN en Afganistán y comprometer a sus "socios" Europeos a una mayor presencia militar en
Afganistán, compartiendo el esfuerzo económico que conlleva.

EEUU piensa que la estabilización de la región sólo puede funcionar si se incluye a Pakistán en la estrategia y se ofrecen ayudas concretas a este paí­s, al borde de la fragmentación.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad