Selección de prensa internacional

Necesitamos un diálogo global con China

La administración norteamericana ha decidido lanzar un nuevo diálogo estratégico con China, que incluye cuestiones polí­ticas, económicas y de seguridad

0
0 votos
08-02-2009
Publicidad
Como adelantamos ayer, dedicamos hoy toda la sección al acontecimiento que va a marcar toda la atención internacional en la próxima semana. El primer viaje de Hillary Clinton como secretarí­a de Estado y la decisión de que éste, a diferencia de lo ocurrido en las últimas 6 décadas, no sea a Europa u Oriente Medio, sino al Lejano Oriente.
 Necesitamos un diálogo global con China
Como adelantamos ayer, dedicamos hoy toda la sección al acontecimiento que va a marcar toda la atención internacional en la próxima semana. El primer viaje de Hillary Clinton como secretarí­a de Estado y la decisión de que éste, a diferencia de lo ocurrido en las últimas 6 décadas, no sea a Europa u Oriente Medio, sino al Lejano Oriente.

Japón, Corea del Sur, Indonesia y, finalmente China, van a ser los destinos del itinerario por una región que, como dice el Washington Post representa “la mitad de la población del mundo y del producto bruto mundial”.
 
En torno al viaje y sus objetivos, la prensa internacional ha comentado amplia y relevantemente las filtraciones que desde el mismo Departamento de Estado han surgido sobre los objetivos y la orientación del mismo. Al parecer, el propósito de la nueva Administración norteamericana es el de elevar y reforzar  el nivel de relaciones con China que no llegue quizás a la idea del G-2 que proponía Kissinger, pero que se le acerca bastante.
 
En concreto, la alternativa que al parecer están diseñando en Washington guardaría cierta relación a la que se puso en marcha durante la Administración Clinton entre EEUU y la Rusia de Yeltsin. Una alianza preferente entre ambos países y una conducción cuidadosa –llevada al más alto nivel– de las relaciones. Relación que, por parte estadounidense, buscaba integrar a su antiguo rival por la hegemonía en su orden mundial a través de un doble objetivo: propiciar el surgimiento en Rusia de un modelo de capitalismo de tipo liberal, al tiempo que avanzaba la penetración de la influencia norteamericana en las áreas de influencia históricas de Rusia.
 
Hoy las condiciones son muy distintas y China no es, ni de lejos, la Rusia de principios de los años 80. Por lo que avanzar en un encuadramiento estable y a largo plazo de Pekín en un orden mundial sacudido por la crisis obliga a rebajar los objetivos norteamericanos y a aumentar las concesiones.
 
Y esa es, precisamente, la inquietud que esta nueva línea levanta tanto en el interior de EEUU como en las potencias regionales asiáticas. Inquietudes que recoge ampliamente el diario japonés Yomiuri Shimbun –el periódico de mayor tirada del mundo, y ferviente partidario del estrechamiento de las relaciones entre Tokio y Washington– al recoger la opinión de Michael Green, asesor de seguridad nacional de Bush acerca de que un excesivo estrechamiento de las relaciones entre EEUU y China puede crear “la imagen de un condominio bipolar en Asia, que será profundamente inquietante para el Japón, Corea, Australia, India y otros socios y aliados democráticos”. Opinión a la que se suma el periódico india The Indian Express al afirmar que “Tokio y Nueva Delhi también desconfían de las propuestas de Washington para la construcción de un "Grupo de los Dos", un eufemismo para hablar del condominio de China y de EEUU”
 
 
 
 
 
 
EEUU. The Washington Post
CLINTON PROGRAMA SU PRIMER VIAJE PARA ASIA
Glenn Kessler
 
La secretaria de Estado Hillary R. Clinton viajará a Asia en su primer viaje como jefa de la diplomacia, descartando el itinerario más tradicional a Europa o el Oriente Medio en atención al renovado interés por un área con la mitad de la población del mundo y del producto bruto mundial.
 
Clinton partirá el 15 de febrero y visitará tres naciones de Asia Oriental -Japón, Corea del Sur y China- y también Indonesia. En su declaración, el Departamento de Estado no mencionó en particular el impasse nuclear con Corea del Norte, un tema tradicional de discusión en la región. En cambio, el portavoz Robert Wood puso de relieve la crisis financiera mundial y el cambio climático como uno de los temas clave que Clinton se plantea en su viaje.

Tanto Japón, con la segunda economía más grande del mundo, como China, con una de las economías de más rápido crecimiento, son puntos críticos en los esfuerzos para salir de la crisis económica mundial, mientras que Corea del Sur es un importante socio comercial de los Estados Unidos. Indonesia, donde el presidente Obama pasó parte de su infancia, es la mayor nación musulmana del mundo.
 
El enfoque de Clinton sobre el cambio climático parece ser parte de un esfuerzo más amplio de la administración para tratar de persuadir a China a unirse con EEUU en el esfuerzo por reducir las emisiones de gases invernadero. La Sociedad de Asia y el Pew Center para el Cambio Climático Global publicaron ayer un informe conjunto, por el que se prevé una “hoja de ruta” para la cooperación China-EEUU sobre el cambio climático, proyecto que fue co-presidido por Steven Chu, actual Secretario de Energía, e incluye contribuciones de Jeffrey A. Bader, ahora alto miembro del staff para Asia del Consejo de Seguridad Nacional. El informe pide una cumbre de líderes sobre el cambio climático y la creación de un consejo de alto nivel de altos funcionarios de ambos países para orientar esta política.

Algunos expertos, sin embargo, advierten que China puede exigir tener manos libres sobre cuestiones polémicas tales como Taiwán y el Tíbet a cambio de trabajar con los Estados Unidos sobre la reducción de emisiones.

Clinton, señaló recientemente que quería elevar el diálogo que la administración celebra con funcionarios chinos (...)  "Necesitamos un diálogo global con China", dijo a los reporteros. "El diálogo estratégico que se inició en el gobierno de Bush se convirtió en un diálogo económico."
 
En la administración Bush, los principales debates sobre la economía y el cambio climático se llevaron a cabo por el Secretario del Tesoro Henry M. Paulson, aunque periódicamente también se celebraron debates a nivel de subsecretarios de Estado. Algunos funcionarios de la administración proponen elevar ese diálogo al nivel de vicepresidentes, tomando como modelo la comisión encabezada por el vicepresidente Al Gore y el primer ministro ruso Viktor Chernomyrdin [en los años 90]. Pero Clinton también tiene la intención de desempeñar un papel destacado, al igual que el secretario del Tesoro Timothy Geithner, que habla chino.

Como preparación para su viaje, Clinton pasó la última noche cenando con alrededor de una docena de expertos en Asia Oriental,  buscando nuevas ideas y propuestas. La cena fue organizada por la nueva jefa de planificación de políticas de Estado, Anne-Marie Slaughter, y los invitados incluyeron a Michael J. Green, un ex alto asesor del presidente George W. Bush sobre Asia, el economista Nicholas Lardy del Instituto Peterson para Economía Internacional y Wendy Sherman, una experta en Asia que encabezó el equipo de transición de Obama para el Departamento de Estado.
THE WASHINGTON POST. 6-02-2009
 
 
 
Japón. Yomiuri Shimbun
OBAMA BUSCA ELEVAR EL NIVEL DEL DIÁLOGO CON CHINA
Satoshi Ogawa / Yomiuri Shimbun
 
La administración norteamericana del presidente Barack Obama ha decidido lanzar un nuevo diálogo estratégico con China, que incluye un debate de alto nivel sobre cuestiones políticas, económicas y cuestiones de seguridad, se conoció el domingo.

"Creemos que los intercambios bilaterales al más alto nivel son vitales para la creación de un tono más positivo, en relación a la cooperación entre EEUU y China", dijo un alto oficial del Departamento de Estado al diario Yomiuri Shimbun.

Varias fuentes familiarizadas con el asunto, dijeron que el nivel ministerial y el bajo nivel en los debates han sido incapaces de arrancar decisiones políticas en la parte china. A la administración de Obama le gustaría renovar las discusiones bilaterales a través de diálogos periódicos con visitas mutuas del vicepresidente Joe Biden y el primer ministro chino Wen Jiabao, dijeron las fuentes.
 
El nuevo diálogo estratégico está dirigido a cambiar cualitativamente el enfoque de las relaciones EEUU-China desde los asuntos económicos a una más amplia gama de cuestiones (...) Como tal, el nuevo diálogo se espera que incluya los asuntos militares.

Los diálogos bilaterales iniciados por la anterior administración de George W. Bush fueron de dos tipos de "alto nivel": una de diálogo económico estratégico (SED), a nivel ministerial encabezada por el entonces Secretario del Tesoro Henry Paulson, y una periódica a nivel de conversaciones entre altos funcionarios de la Secretaría de Estado, incluyendo diputados de EEUU, y el viceministro de Relaciones Exteriores de China.

Sin embargo, el equipo de transición de Obama decidió remover completamente la política de Washington hacia China durante el curso de revisión de su estrategia, dijo un funcionario de asuntos diplomáticos del Partido Demócrata.
 
Los últimos diálogos USA-China no han producido resultados satisfactorios y, por tanto, es necesario un diálogo con funcionarios chinos de más alto rango que tengan autoridad para tomar una amplia gama de decisiones políticas, dijo el funcionario.

Durante la administración Clinton, el entonces presidente de EEUU visitó China y se celebraron conversaciones regulares entre el vicepresidente de EEUU y el primer ministro ruso. El equipo diplomático de Obama aparentemente tiene interés en replicar esta estrategia y ha ido jugando con la idea de mejorar el diálogo con China desde el inicio de la campaña para las elecciones presidenciales (...)

La Secretaria de Estado Hillary Clinton insinuó durante una conferencia de prensa el martes pasado que era necesario un cambio en el enfoque de los EEUU.

"Necesitamos un diálogo global con China", dijo. "El diálogo estratégico que se inició en el gobierno de Bush se convirtió en un diálogo económico".
 
En la creación de este enfoque más amplio, añadió Clinton, ella trabajará con sus colegas en la Casa Blanca, el Departamento del Tesoro y con otras instancias del gobierno.

Sin embargo, Michael Green, ex director de asuntos asiáticos en el Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, ha advertido que el establecimiento de un diálogo estratégico entre el vicepresidente de EEUU y el primer ministro chino podría desestabilizar a algunos de los aliados de Washington.

"Crea la imagen de un condominio bipolar en Asia, que será profundamente inquietante para el Japón, Corea, Australia, India y otros socios y aliados democráticos", dijo Green.
YOMIURI SHIMBUN. 2-2-2009
 
 
 
China. Diario del Pueblo
DIÁLOGO ESTRATÉGICO CON CHINA A UN NIVEL AÚN MÁS ELEVADO
 
The Washington Post publicó un artículo afirmando que en un momento en que la crisis financiera presenta un desafío serio en todos los sentidos, es particularmente importante mantener el desarrollo sereno de las relaciones entre China y EEU. Dice que el Gobierno de Obama debe establecer cuanto antes un mecanismo correcto para guiar y coordinar la política norteamericana para con China, y efectuar un contacto efectivo con ella.

(...) Obama ha decidido sostener diálogos estratégicos con el Gobierno chino a un nivel aún más elevado. Estos diálogos cubren diversos terrenos como político, económico y de seguridad. Obama espera que estos diálogos se realicen a través de las visitas mutuas entre el vicepresidente norteamericano Joe Biden y el primer ministro chino Wen Jiabao. El nuevo diálogo estratégico tiene como objetivo transformar el diálogo estratégico económico en diálogos aún más amplios incluyendo diálogo en el terreno militar (...)

The Washington Post señala que durante el segundo mandato de Bush, el diálogo estratégico económico entre China y EEUU pasó a ser un mecanismo eficaz para resolver los importantes problemas económicos entre los dos países. El artículo dice que debe mantener un mecanismo sólido de diálogo de alto nivel entre China y EEUU, que cubra los diversos terrenos como comercial, financiero, medioambiental, de cambio climático, de seguridad de alimentos y de la salud pública. Además los dos países deben introducir un nuevo mecanismo de diálogo para resolver otros problemas espinosos.

El artículo considera que el vicepresidente Biden tiene ricas experiencias diplomáticas, y en el momento en que el Departamento del Tesoro de EEUU está ocupado en la tarea de hacer frente a los difíciles problemas financieros del país, es muy apropiado que el vicepresidente, a la cabeza de funcionarios norteamericanos, participe en el diálogo de alto nivel con China.

La secretaria de Estado norteamericano Hillary Clinton manifestó la semana pasada: "El diálogo estratégico (entre EEUU y China) iniciado por el Gobierno de Bush ha pasado a ser un diálogo económico." Con respecto a esta afirmación, The Washington Post dice que el diálogo estratégico económico entre China y EEUU no es más que uno de los más 50 mecanismos de diálogos entre los dos países. No es el único ni el más importante. Es un diálogo que transcurre con relativa fluidez, y se conoce ampliamente por la gente, y nada más. Sin embargo, es absolutamente correcta la afirmación de Hillary en el sentido de que las relaciones entre EEUU y China deben ampliarse aún más.

Sin embargo, no es fácil llevar a cabo este mecanismo de diálogo regular entre dirigentes de las dos partes. Yomiuri Shimban reveló que un ex responsable de la seguridad nacional del Gobierno norteamericano se preocupó de que esto podría dar la impresión de que los dos polos, EEUU y China, controlan Asia. Y esto afecta grandemente a los aliados de EEUU como Japón, República de Corea, India y Australia. Y señala que la Administración de Obama tiene que efectuar un seria discusión al respecto después de someter este plan a una prudente consideración sobre sus impactos en el exterior.
DIARIO DEL PUEBLO. 6-2-2009
 
 
 
India. The Indian Express
HILLARY ESCOGE ASIA PARA EL PRIMER VIAJE AL EXTERIOR
 
Washington puso fin la noche del jueves a la especulación sobre los planes de viaje de la Secretaria de Estado Hillary Clinton con el anuncio de que su primer recorrido por el extranjero será en Asia. Invirtiendo la tradicional obsesión de EEUU con Europa y Oriente Medio, la nueva jefa de la diplomacia americana comenzará su largo viaje de una semana en Tokio para viajar más tarde a Yakarta, Seúl y Pekín.
 
Aunque la India no figura en el itinerario de Hillary, Nueva Delhi podría encontrar cierta satisfacción en las nuevas señales de continuidad en la política norteamericana para Asia.

Ha habido cierta preocupación de que Obama optara por una política de "China primero" en Asia y alejarse del compromiso de Bush contra el ascenso de Beijing. Después de las elecciones del pasado mes de noviembre, Tokio presionó duramente al equipo de Obama contra poner un nuevo énfasis en los lazos con China a costa de la viejos y los nuevos amigos de EEUU en Asia.

Tokio y Nueva Delhi también desconfían de las propuestas de Washington para la construcción de un "Grupo de los Dos", un eufemismo para hablar del condominio de China y de EEUU. ¿Resolvería los muchos problemas acuciantes del mundo, desde la crisis financiera hasta el cambio climático?
THE INDIAN EXPRESS. 6-2-2009
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad