Alarma social: ERE´s en Sevilla.

Un millónde trabajadores en Sevilla afectados por los ERE´s

Mientras el Gobierno diseña una alternativa que nos conduce a ser un paí­s de servicios, el tejido industrial que puede dar una base sólida a nuestra economí­a se desploma.

0
0 votos
07-02-2009
Publicidad
   El 2008 se cerró con un millón de trabajadores tocados por los ERE´s  en Sevilla. Un 82,12% más que el año anterior. De todos ellos el 64% terminó por no recuperar su trabajo, con parte del subsidio de desempleo consumido y en situación crítica.
 
   Es una cifra alarmante y que va en aumento. Mientras cantidad de empresas de sectores productivos cierran o plantean expedientes de regulación de empleo, Zapatero escurre el bulto. Con su plan anticrisis con el que va a poner las calles de punta en blanco, invirtiendo en obras que darán un pequeño puñadito de puestos de trabajo que finalizarán al término de las obras. Se olvida sin embargo de invertir en empleo productivo, en sacar de la situación de alarma que están muchas fábricas viables de nuestro país.
 
   Las cifras sólo en Sevilla hablan por si solas, los Expedientes son junto con los cierres y las cifras de desempleo un termómetro que nos muestra la enfermedad que tiene el tejido industrial. Dependientes de multinacionales o planteados por malas gestiones, y en algunos casos aprovechando la situación de crisis para regular la plantilla con libre albedrío.
 
   Mientras el Gobierno diseña una alternativa que nos conduce a ser un país de servicios, el tejido industrial que puede dar una base sólida a nuestra economía se desploma. Los proyectos de viabilidad son planteados en la mayoría de los casos por los trabajadores que ven como se prepara el cerrojo con el que se cerrará la fábrica en la que llevan años trabajando, pero la atención que se les presta a estos proyectos, en muchos casos magníficos es bastante poca, el problema de Zapatero parece ser otro, por lo visto su proyecto corresponde a otros intereses.
 
  En el programa, tengo una pregunta para usted decía acostarse por la noche preocupado por los trabajadores en paro, pero parece que al levantarse recuerda quién es su jefe y comienza el día de trabajo diseñando un plan en el que Botín pueda seguir ganando. ¿Qué se destruye el tejido industrial? Eso es secundario, lo que sí parece preocuparle es engrasar el engranaje de la construcción para que Botín pueda seguir adueñándose de nuestros sueldos presentes y futuro mediante las hipotecas, y si no gana todo lo esperado, pues hay que inyectarle dinero, al jefe hay que tenerlo contento.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad