Euskadi

Un paso adelante para la izquierda

Tres concejales y otros 23 militantes dejan Ezquer Batua.

0
0 votos
06-02-2009
Publicidad
<< ¿Te has parado a pensar porqué nos critican tanto?, porque somos la izquierda y eso les molesta; el orgullo de ser de izquierdas>> Con este lema impulsa Javier Madrazo su campaña para las elecciones vascas, es una significativa muestra de los oí­dos sordos que da a los que realmente le critican, sus propias bases, sus propios militantes, reclamando ¡un giro a la izquierda! Madrazo que lleva ya la segunda legislatura gobernando del brazo del PNV e Ibarretxe, sí­, la derecha vasca, y responsable de la década ominosa aquí­ en el Paí­s Vasco. Sus mejores secuaces. << ¿Te has parado a pensar porqué nos critican tanto?, porque somos la izquierda y eso les molesta; el orgullo de ser de izquierdas>> Con este lema impulsa Javier Madrazo su campaña para las elecciones vascas, es una significativa muestra de los oí­dos sordos que da a los que realmente le critican, sus propias bases, sus propios militantes, reclamando ¡un giro a la izquierda! Madrazo que lleva ya la segunda legislatura gobernando del brazo del PNV e Ibarretxe, sí­, la derecha vasca, y responsable de la década ominosa aquí­ en el Paí­s Vasco. Sus mejores secuaces.
       Así el pasado miércoles, un total de 26 militantes, entre ellos tres concejales guipuzcoanos, hicieron pública su renuncia a continuar en EB (Ezker Batua),  sus razones “por higiene ética y democrática”, denuncian una de las contradicciones principales dentro de la izquierda oficial, “la degeneración del proyecto de EB, la institucionalización de la militancia y su profesionalización por mediación de  liberaciones y prebendas” que le han convertido “en una fuerza burocrática, clientelista y posibilista dentro del sistema”, denuncian que sus practica diaria se base en la gestión de las migajas del sistema, acoplándose al gobierno de turno, abrazándose a la vía electoral como un fin en si mismo.
 
        Esto es sin duda un paso adelante. Como ellos mismos dicen hace falta en estos tiempos de crisis “una izquierda antisistema y extremadamente democrática” para dar una respuesta a la situación, solo en este hecho podemos encontrar la razón del último batacazo electoral de IU en las pasadas elecciones generales que obligó a dimisión de Gaspar Llamazares. Una izquierda convertida en un aparato burocrático que sirva del colchón al poder. Por eso, este paso provoca reflexión, y debate para otra izquierda, que de respuesta a los problemas actuales sin abandonar los orígenes y los principios, porque señor Madrazo ¡eso si que es orgullo de izquierda!, no la traición constante de las aspiraciones populares por cálculos electores y de réditos de poder.
 
         Pero hay que avanzar más, y llevar adelante una reflexión profunda, de cómo ellos mismos como militantes han estado cohabitando tantos años con estos principios y participando de la traición más tremebunda, dar cobertura roja al nacionalismo étnico y excluyente de Arzalluz e Ibarretxe, dar cobertura roja a que los cómplices del terror, ANV gobernando en los ayuntamientos. Porque son prebendas y cuotas de poder, pero la tranquilidad aquí en Euskadi también tiene un precio. ¿Cuántas veces ha aparecido Javier Madrazo en una lista de ETA?, y sí muchos concejales socialistas y populares. Aquí en Euskadi no solo hay una división entre derecha e izquierda, sino entre los que dan un paso al frente por las libertades, se arriesgan y se pronuncian, y los que se colocan al lado del verdugo. No se puede dar una respuesta social a nada, ni mucho menos de transformación sino se rompe radicalmente con esta cohabitación. Euskadi tierra de La Pasionaria (nacida en Gallarta) y cuna de gran parte del comunismo español en su mejor vertiente, como vanguardia del frente popular contra el fascismo, tiene que volver a renacer de sus minas enterradas. Ser vanguardia en desenmascarar a los verdugos que lastran la vida y la libertad de los vascos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad