Colombia liberacion e rehenes de las FARC

Las FARC y Uribe matrimonio de conveniencia

"Las FARC tienen orden de matar" a los retenidos "apenas escuchen un helicóptero" militar, indicó López y precisó "eso sucedió con mis compañeros".

0
0 votos
06-02-2009
Publicidad
"El pueblo colombiano anhela la paz y el mundo está pendiente de que venga la paz", manifestó el ex diputado devuelto a la libertad tras siete años de cautiverio. "El pueblo colombiano anhela la paz y el mundo está pendiente de que venga la paz", manifestó el ex diputado devuelto a la libertad tras siete años de cautiverio.
"Es importante que se generen espacios consultivos y democráticos" y promover de forma urgente el intercambio humanitario en Colombia, declaró el ex diputado del Valle del Cauca Sigifredo López este jueves, al dirigirse a una multitud que celebró su liberación luego de la acción unilateral de las FARC gracias a la que otros 5 ex retenidos también recobraron la libertad.

El ex diputado celebró el esfuerzo que vienen haciendo los miembros de Colombianos por la Paz y especialmente la senadora colombiana Piedad Córdoba "porque ellos han promovido espacios que arrojan resultados como mi libertad".

El ex diputado Sigifredo López le dio "gracias a Dios", por estar libre y remarcó que su cautiverio de siete años retenido por las FARC, fueron "de muchas dificultades", como el "terrible asesinato de mis compañeros", en referencia a los 11 diputados del Valle del Cauca, retenidos junto a él en un operativo en el centro de la ciudad de Cali, el 11 de abril de 2002.

"Jamás merecieron ser asesinados por las FARC", aseguró López, adelantando de esta forma su versión sobre los hechos en los que murieron. En su momento, las FARC aseguraron que los 11 diputados murieron durante una emboscada de "un grupo comando" vinculados al ejército colombiano pero integrado por efectivos extranjeros.

"Las FARC tienen orden de matar" a los retenidos "apenas escuchen un helicóptero" militar, indicó López y precisó "eso sucedió con mis compañeros".

Tras el hallazgo de los cuerpos, los análisis forenses concluyeron que varios de los diputados presentaban disparos a corta distancia con proyectiles que utilizan las FARC, por lo que la versión oficial concluyó que los rebeldes que los custodiaban se enfrentaron por error con otra columna guerrillera.

"Lo que me ha tocado no vale un carajo comparado con el daño que significa para la democracia colombiana la masacre de los diputados del Cauca", exclamó López.

"El pueblo colombiano anhela la paz y el mundo está pendiente de que venga la paz", manifestó el ex diputado devuelto a la libertad tras siete años de cautiverio.

El ex gobernador colombiano Alan Jara, liberado el martes por las FARC tras siete años de secuestro, denuncia al presidente Alvaro Uribe acusándolo de no hacer nada por los rehenes y cuestionado la efectividad de su lucha antiguerrilla.

"No lo digo con resentimiento ni con amargura, es mi análisis", sostuvo, y remarcó: "Pareciera que al presidente le conviene la situación de guerra del paí­s y que a las FARC les gusta que Uribe esté en el poder. Son hechos que no permiten el diálogo".

El dirigente rechazó la posibilidad de que los cautivos sean rescatados en operativos militares, advirtiendo que es una "sentencia de muerte", y estimó "urgente" el canje humanitario y una salida polí­tica al conflicto porque las ví­ctimas "literalmente se están pudriendo en la selva".

Algo parece moverse en las FARC, la lí­nea social fascista encabezada por "tiro fijo", se tambalea tras su muerte, hasta ahora tanto a las FARC como a Uribe les interesaba que las cosas no cambiaran como declara Alan Jara.

La nueva dirección de las FARC parece querer inclinarse por el cambio, pero al gobierno de Uribe esto no le interesa y seguramente intentara torpedear cualquier salida al conflicto, que no sea el plan Colombia y los paramilitares.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad