Entrevista a Jose Luis Calvo de Prodeni (2ª Parte)

Negocio y Malos Tratos en los Centros de Acogida de Menores

¡Es que la primera denuncia del Defensor del Pueblo es a la Administración!, no al centro de menores, ni a los educadores

0
0 votos
05-02-2009
Publicidad
La Asociación PRODENI (Pro Derechos del Niño y la Niña), es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, de ámbito español, con número de registro 90.057 en el Ministerio del Interior. Está declarada de Utilidad Pública por Orden Ministerial de fecha 30 de julio de 1996. Tiene su sede central en Málaga (España). PRODENI se creó en 1987 con el claro objetivo de luchar en la defensa de los derechos de la infancia desde diversos ámbitos de actuación: investigación, atención a casos, denuncia, elaboración de informes, celebración de encuentros, presencia en los medios de comunicación, etc. En 1988, un año después de su fundación, puso en marcha una iniciativa que fue pionera en España: "EL TELí‰FONO DEL NIÑO", de llamada gratuita y ámbito de Andalucí­a. Desde entonces se han atendido miles de llamadas, una buena parte de ellas de los propios niños y niñas.
 Campaña de Prodeni ”Tengo derechos pero no los conozco”
Campaña de Prodeni ”Tengo derechos pero no los conozco”
La Asociación PRODENI (Pro Derechos del Niño y la Niña), es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, de ámbito español, con número de registro 90.057 en el Ministerio del Interior. Está declarada de Utilidad Pública por Orden Ministerial de fecha 30 de julio de 1996. Tiene su sede central en Málaga (España). PRODENI se creó en 1987 con el claro objetivo de luchar en la defensa de los derechos de la infancia desde diversos ámbitos de actuación: investigación, atención a casos, denuncia, elaboración de informes, celebración de encuentros, presencia en los medios de comunicación, etc. En 1988, un año después de su fundación, puso en marcha una iniciativa que fue pionera en España: "EL TELí‰FONO DEL NIÑO", de llamada gratuita y ámbito de Andalucí­a. Desde entonces se han atendido miles de llamadas, una buena parte de ellas de los propios niños y niñas.
¿Cuál es la relación de estas instituciones con la Administración?
 
          La responsabilidad de este servicio es de la Administración, como en el sistema educativo. Hay centros públicos a los que se accede por oposición. A parte hay centros concertados, privados que atienden necesidades a las que la Administración no llega.  
 
         Pero el sistema educativo es muy antiguo, éste es relativamente moderno y heredado de los antiguos orfanatos y hospicios que dependían de los ayuntamientos o de la Iglesia, como organizaciones caritativas. Diez años después de la Constitución empieza a reglarse el sistema de protección, o sea, que está en pañales. Pero el sistema de funcionamiento es el mismo que el del sistema educativo. Todos los centros están bajo competencia de la Administración.
 
Entonces, ¿la gestión es totalmente privada?
 
           La Administración tiene sus propios centros pero como hay una enorme carencia de recursos por todas partes acuden a la iniciativa privada. Aquí vienen desde ONG´s a fundaciones, empresas, asociaciones… que optan a través de las subvenciones y formalizan la relación con la Administración, se dotan de un inmueble, que como dice el Informe, algunos parecen “de otras épocas”. La Administración pone unas condiciones y las fundaciones presentan los proyectos. Luego hay establecido unas subvenciones y una cantidad de dinero por cada niño. Pero la libertad de gestión es absoluta.
 
¿Qué interés hay en que la situación siga así?
 
          Lo que pasa es que en primer lugar no ha habido ningún estudio y organización, y cada Comunidad Autónoma ha hecho de su capa un sayo. Como no hay una planificación inteligente a medio y largo plazo. Hay parcheos, desajustes, descoordinación y dejadez en el control de estos servicios.
 
          Luego, está el tema económico. A la Administración le sale muchísimo más barato darle a otro el trabajo que hacerlo ella. Esto es clave y fundamental. Pasa que hay fundaciones que explotan y pagan muy poco al personal, cambia de equipos cada año o cada seis meses. Y todo eso redunda en perjuicio de la calidad del servicio que reciben los niños tutelados. Hay un maltrato institucional más que evidente, en tanto que dejan el servicio en manos de instituciones que no lo garantizan, ni es transparente.
 
          Siendo un 75% de los centros privados, que evidentemente es un problema, no es lo principal. El problema es que el servicio se lleve como exige la ley, dentro de los derechos humanos y los derechos del niño. Y no se está haciendo porque la Administración lo ha dejado en manos de centros a los que no supervisa, y en los que hace la vista gorda. ¡Es que la primera denuncia del Defensor del Pueblo es a la Administración!, no al centro de menores, ni a los educadores. ¿Cómo ustedes que tienen todas las competencias, en un país desarrollado con un Estado de Derecho no se han enterado de que en estos centros está pasando esto?
 
Y ¿hasta dónde llega el problema?
 
          El Informe del Defensor del Pueblo solo toca una parte del problema. Es la más tangible. Es más visible el caso del niño que tiran por la ventana, que el maltrato silencioso que como no llega a determinado nivel se va consintiendo. Se ha puesto sobre la mesa unos hechos que desde el punto mediático interesa, “se les placa en el suelo, no se les da de comer, se les encierra…”. Y esto es lo que todo el mundo cree que está pasando, pero hay muchísimo más.
 
          Se les niegan los derechos a los niños y se actúa con permisividad en cuanto a los métodos educativos. Esto facilita el desamparo, la falta de afecto, la soledad, los desprecios y el abandono en el que están los niños en muchos centros, aunque no sea motivo de telediario.
 
          Generalmente los equipos educativos son gente joven, sin experiencia, con inestabilidad laboral… Hay fundaciones que cambian cada año de equipo, y no por que haya un cerebro maquiavélico sino porque si hay un equipo un año y se le renueva, hay que hacerlos fijos. Meten incluso a becarios, no hablamos de gente contratada, sino becarios que no duran ni un año. Esto es determinante a la hora de atender las necesidades de los niños, de evaluar, de emitir propuestas sobre sus destinos futuros.
 
¿Puedes explicar esto mejor…?
 
          Es que es muy duro, porque muchos de estos chavales están retirados a unos padres que están peleando por recuperarlos, y se encuentran con unos técnicos muy jóvenes que son los que elaboran los informes que van al juzgado y que son los que luego pueden impedirles recuperar a su hijo. Claro, pero nosotros hemos intervenido en casos donde hemos corregido informes con una cantidad de irregularidades que el juez no ve porque no entiende. En más de un caso se ha conseguido que recuperen a la criatura.
 
          Por ejemplo, considerar no aptos a unos abuelos para tener a su nieto… pero, ¿en base a qué está usted diciendo esto?
 
          La base del Informe del Defensor del pueblo, como en el caso de O´Belén son los propios educadores que te cuentan lo que está pasando; un niño de cinco años encerrado durante una semana en una habitación, o lo tienen sin comer. Lo que les dicen a los educadores es que no se metan que es como funcionan allí.
 
          ¿Quién lo hace?, gente sin experiencia ni sensibilidad, que como están cambiando constantemente el apego que puedan tener a los niños no existe. Desde luego el que puedan tener los niños hacia ellos tampoco. Hay un mar de fondo impresionante.
 
¿Crees que el Informe va a tener consecuencias?
 
           … lo que es más grave es que desde los despachos, porque ninguna baja a la arena, se limitan a pedir informes ¿a quién? ¡a los propios centros… pero ¿qué van a decir los del centro?.
 
          Ahora sale el director del centro Picó de O´Belén diciendo que aquello es Hollywood. Esto es solo la punta del iceberg. Nosotros hemos visto en Cataluña centros donde deben haber un máximo de 18 niños y hay 30, con un educador que tiene un crío en cada pierna dándoles el biberón… ¡con niños lactantes!, en un centro de la Generalitat de Cataluña. Cuando esto se denuncia, expediente que te crió porque allí no se puede mover ni dios, suspensión de empleo y sueldo a dos trabajadoras por plantear reivindicaciones como que se baje el volumen de la radio porque así no se puede atender a los niños. O el caso de un niño de cuatro años que entra allí y a las cuatro horas estaba lleno de moratones. Les quitan el crío a los padres por maltrato y lo maltratan más todavía. Pues esto lo cuentan los educadores.
 
           El gesto del Defensor del Pueblo es magnífico porque esto es como la botella de champán, detrás de la espuma viene todo el líquido. Ahora tiene que salir todo lo que hay dentro.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad