Tres anuncios por un crimen

5
2 votos
12-02-2018
Publicidad
El director inglés Martin McDonagh se postula como gran favorito con siete nominaciones en los Oscar con Tres anuncios en las afueras, protagonizada por una poderosa Frances McDormand
 Tres anuncios por un crimen
El director inglés Martin McDonagh se postula como gran favorito con siete nominaciones en los Oscar con Tres anuncios en las afueras, protagonizada por una poderosa Frances McDormand

Mildred Hayes es un madre que ante la inacción del jefe de policía Willoughby (Woody Harrelson), incapaz de resolver el brutal asesinato de su hija, anuncia su ira en tres gigantescas vallas de publicidad a la entrada del pueblo y denuncia ante todos la inoperancia de la policía. 

En grandes letras negras sobre fondo rojo los anuncios gritan “Violada mientras moría” ;“Todavía sin arrestos”; “¿Cómo es esto posible Sheriff Willoughby?”; tres pedradas que conmocionan a una comunidad anestesiada por el grado de violencia diaria soportable.  

La denuncia pública de esta madre furiosa desata la guerra en Ebbing, un pequeño pueblo sureño en Missouri, contra el jefe de policía querido por toda la comunidad y su estúpido y racista ayudante Dixon, interpretado por Sam Rockwell, personaje que se revelará fundamental en el giro posterior de historia. "Un retrato misericordioso de una América dolorida y olvidada"

Mildred Hayes es una mujer obrera, de mediana edad, divorciada de un policía maltratador, un personaje al límite a la medida de una actriz de raza como Frances McDormand, que para prepararlo ante la ausencia de papeles precedentes femeninos tuvo que inspirarse en el personaje de Ethan Edwards, interpretado por John Wayne en Centauros del Desierto. Su empeño en encontrar al asesino de su hija la convierte en una forastera en su propia ciudad. Blanco de las iras y los odios de sus vecinos, desde el cura hasta el dentista que le niegan siquiera el derecho a la rabia. Pero la determinación de Mildred también despierta secreta admiración y solidaridad entre sus vecinos y sus propios enemigos. 

Tres anuncios en las afueras habla del dolor, de la tristeza, de la ira más profunda por una violencia sistémica contra las mujeres pero también de la esperanza y de la compasión. La película es un retrato misericordioso de una América dolorida y olvidada, una tragicomedia sobre un país que se desmorona que solo se puede salvar por el fuego purificador. McDonagh escribe unos personajes profundamente humanos y complejos cuya salvación está en el amor. Porque Tres anuncios en las afueras es también una historia de amor; del amor de Mildred hacia su hija muerta, del amor del estúpido ayudante Nixon hacia su madre, del comisario Willoughby hacia los suyos, del amor del director Martin McDonagh hacia sus personajes a los que siempre da la oportunidad de ser hombres “buenos”.

 

 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad


COMENTARIOS

Chaso (invitado) 15-02-2018 12:14

Muy emotivo. Muy de nuestra realidad y forma de ser. Siempre hay cosas en común...