La madre de todos los recortes

5
27 votos
19-11-2017
Publicidad
Cataluña es la autonomía que más ha recortado desde el inicio de la crisis en políticas sociales: una disminución del gasto social superior al 26% entre 2009 y 2015, según la Asociación Estatal de directores y gerentes en servicios sociales. En total 5.438 millones de euros, más de 722 euros por habitante.
 La madre de todos los recortes
Cataluña es la autonomía que más ha recortado desde el inicio de la crisis en políticas sociales: una disminución del gasto social superior al 26% entre 2009 y 2015, según la Asociación Estatal de directores y gerentes en servicios sociales. En total 5.438 millones de euros, más de 722 euros por habitante.

Casi la mitad de esos recortes han sido en Sanidad y Educación públicas, que han sido puestas en cuestión por quienes se lanzaron a un “procés” soberanista ocultando bajo esas banderas la realidad social de Cataluña que ellos mismos han creado.

Si hay un problema especialmente sentido en Cataluña es el de la Sanidad pública.

Solo en Sanidad, los catalanes han visto disminuir la inversión pública dependiente de la Generalitat un 31% en este periodo. Por eso ocupa el primer puesto en el ranking de comunidades que más han recortado en el capítulo sanitario. De los 10.000 millones que se redujo la inversión en la sanidad pública en toda España desde el inicio de la crisis, la mitad se perdieron en Cataluña.

Los recortes en la Sanidad pública son la punta de lanza de los recortes en Cataluña. Y tienen una repercusión directa en la vida de los catalanes. La esperanza de vida de los catalanes de los barrios más pobres de Barcelona es diez veces menor que la de quienes viven en los barrios más ricos. La Sanidad pública catalana se ha recortado más de un 18%. Lo que ha supuesto que más de 3.300 profesionales de atención primaria hayan perdido su puesto de trabajo. En las listas de espera hay casi 170.000 pacientes que esperan intervenciones quirúrgicas. Y aún siguen sin recuperar las más de 2.700 camas perdidas, las urgencias y otros servicios cerrados.

Los recortesde draconianos en la Sanidad pública están al servicio de la privatización. Cataluña (con 22 puntos sobre 25) es la segunda autonomía con mayor índice de privatización sanitaria, después de Madrid (23 puntos). Informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que incluye la externalización de pruebas y el desvío de operaciones a centros privados, mientras los Hospitales públicos están infrautilizados.

En la Educación pública catalana los recortes por estudiante superan el 34,5%. Se han perdido 4.300 profesores.

En la Educación universitaria, el gobierno de Artur Mas recortó más del 30% la aportación de la Generalitat a las siete universidades públicas de Cataluña lo que ha supuesto un recorte de 300 millones de euros y la pérdida de 1.300 profesores.

En la Educación no universitaria se han recortado 1.076 millones de euros y 3.000 profesores: los recortes han recaído sobre los alumnos más vulnerables: becas de comedor, desaparición de la 5ª hora, reducción a la mitad de las ayudas a las guarderías públicas rebajando a 875 euros la aportación por niño al año cuando antes era de 1.800 euros.

También en Educación los recortes que se concentran en la pública, un 27% menos por alumno, mientras la concertada recibía de la Generalitat un 6% más a costa de los recortes aplicados en Educación pública. Tan escandalosos como el desvío en 2012 y 2014 de 81 millones de euros de los presupuestos para cubrir guarderías municipales a los centros privados concertados, hecho que fue denunciado por varios municipios ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

La insuficiente financiación pública es el principal lastre de la Educación en Cataluña, según el último anuario de la Educación que elabora la Fundación Jaume Bofill. Con datos de 2015, colocan a Cataluña a los últimos puestos en inversión educativa, que era de un 2,8% del PIB en 2013, mientras la media de las comunidades autónomas en España era del 4,5% y del 5,3% la media de la Unión Europea.

El anuario señala que “estamos en una situación de estancamiento” y no se avanza, entre otras razones, “porque a los déficits que históricamente arrastra la educación, ya sean problemas de integración de inmigrantes, de financiación pública, de dominio de las lenguas extranjeras o de abandono prematuro de los estudios, se han sumado nuevos retos”. Y destaca como una de las consecuencias más negativas que los recursos para investigación educativa y formación de profesores se han reducido prácticamente a cero.

 

Este mismo anuario muestra que los recortes en Educación han perjudicado gravemente la igualdad de oportunidades, evidentemente para los hijos de las clases trabajadoras, a pesar de que, en plena crisis, las familias catalanas hayan tenido que gastar un 13% más en la educación de los hijos.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad


COMENTARIOS

Nestore 11-12-2017 11:36

Muy esclarecedor el artículo


Nestore 20-11-2017 12:29

Muy bueno el artículo. Y todo esto apoyado por los republicanos de "izquierda" nacionalista ERC.