Pisando el acelerador de la independencia exprés

5
12 votos
25-07-2017
Publicidad
El pleno del Parlament ha aprobado con los votos de JxSí y la CUP la reforma del reglamento de la Cámara que permitirá que los grupos parlamentarios puedan impulsar leyes como las de “desconexión” por la vía de la lectura única, el procedimiento de máxima urgencia que acorta los plazos del debate y restringe la presentación de enmiendas.
 Pisando el acelerador de la independencia exprés
El pleno del Parlament ha aprobado con los votos de JxSí y la CUP la reforma del reglamento de la Cámara que permitirá que los grupos parlamentarios puedan impulsar leyes como las de “desconexión” por la vía de la lectura única, el procedimiento de máxima urgencia que acorta los plazos del debate y restringe la presentación de enmiendas.

Si antes se necesitaba el consenso de todos los grupos de la Cámara con esta reforma JxSí y la CUP se aseguran poder presentar leyes por este procedimiento solo con sus votos y pese al rechazo del resto de grupos de la Cámara. 

La Reforma permitirá aprobar la ley del referéndum y la ley de transitoriedad jurídica sin apenas debate. Solo Junts pel Sí y la CUP votaron a favor de la reforma frente a toda la oposición, que votó en contra porque consideran que vulnera los derechos de los diputados y es contraria al Estatuto y la Constitución. El mismo Consell de Garanties Estatutàries (CGE) determinó en un primer momento que la aprobación por lectura única de leyes de gran envergadura –como las de desconexión– iba en contra del propio Estatut o de la Constitución

 A partir de ahora,se podrán aprobar leyes fundamentales sin que la oposición pueda discutirla ni presentar enmiendas o recurrir al Consejo de Garantías Estatutarias(CGE).

Se margina así al Parlament ocultándole leyes fundamentales. Se ha cambiado el reglamento acortando los tiempos para impedir la intervención de las fuerzas políticas de la oposición y poder aprobar sin debate, de forma exprés, la ley de referéndum, las “leyes de desconexión” y una posible declaración unilateral de independencia. 

Se vulnera, no ya la legalidad constitucional española, sino la propia “legalidad catalana” del Estatut de Catalunya, que en su artículo 222 exige una mayoría reforzada, es decir, cualificada de dos tercios, para cuando se adopten decisiones de especial transcendencia política, como la reforma del propio Estatut. Así, decisiones decisivas como las que pretenden tomar de forma exprés requerirían el apoyo de 90 diputados y no podrían aprobarse con los 72 que suman Junts pel Sí y la CUP. JxSí y la CUP aprobarán por la vía ‘exprés’ las conocidas como leyes de ‘desconexión’ para materializar la independencia.

15 de septiembre estará todo listo para el inicio de la campaña electoral del referéndum, según se prevé en la ley que se ha dado a conocer.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad


COMENTARIOS

Chaso (invitado) 27-07-2017 09:42

El artículo está muy bien. Así todos podemos ver la concepción real que tienen a la hora de ejecutar su proyecto de Paradís Sodomía. Según los comentarios que puedes leer en sus medios de comunicacion, tipo nazionalcat, pasan hasta del Estatuto, que és una merda, según los comentaristas

Troll auténntico (invitado) 27-07-2017 09:42

¿Paradis Sodomía? :-D Esto supera a Jiménez Losantos, sin duda un amigo de vuestra web. Tropa de choque de la oligarquía española, eso es lo que sois. Espero que mucha gente de buena voluntad, de izquierdas, anticapitalista, lea vuestros artículos. Así sabrán dónde está el enemigo (el real).