"Son personas, no mercancías"

5
4 votos
22-07-2017
Publicidad
"¡Son personas, no mercancías!" coreaban los manifestantes que denunciaban la indigna situación de muchos mayores. Han convocado la manifestación después de que un sanitario denunciase la falta de personal en la residencia de ancianos de Arganda del Rey para atender una urgencia que acabó en la muerte de una mujer.
 "Son personas, no mercancías"
"¡Son personas, no mercancías!" coreaban los manifestantes que denunciaban la indigna situación de muchos mayores. Han convocado la manifestación después de que un sanitario denunciase la falta de personal en la residencia de ancianos de Arganda del Rey para atender una urgencia que acabó en la muerte de una mujer.

La Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias, compuesta por residentes, familiares y trabajadores de distintas residencias de la Comunidad de Madrid se ha concentrado en la Puerta del Sol, frente a la Comunidad de Madrid por la falta de personal laboral y la mala calidad asistencial a los mayores residentes.

En la residencia de Arganda del Rey trabajan unicamente 11 responsables para casi 350 ancianos. La pierna de Cecilia Martín Castro, una anciana de 93 años, al caerse de la cama quedo aprisionada en la misma cama hasta provocarle el desgarro del músculo y la rotura del hueso. Desatendida durante angustiosas horas hasta ser encontrada por el enfermero Cecilia falleció a los dos dias por causa del accidente. 

Jesus Navarro, el enfermero que denunció el caso ante la Fiscalia, era el único enfermero que aquella noche estaba a cargo de más de trescientos ancianos. Anteriormente, el 30 de julio de 2016, otro interno de la residencia se ahorcó de forma accidental con la sujeción abdominal de su cama.

“Si todos nos callamos, esto es un país de cómplices y morirán más personas como Cecilia. Hay que hacer un trabajo de concienciar a la gente. Hay que abrir un debate sobre todo esto. De cómo estamos cuidando a las personas mayores, que por su trabajo y trayectoria merecen una atención digna", declara Jesús Navarro.

Esta situación de precariedad laboral no es un caso puntual, se repite en mayor o menor medida en todas las residencias de la Comunidad. Los trabajadores soportan pésimas condiciones de trabajo, las bajas no se cumbren, doblan turnos, o alargan su jornada sin conseguir atender debidamente a los mayores.

La Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias anuncia que continuarán realizando movilizaciones para denunciar públicamente cómo es la vida de los residentes y el trabajo de sus cuidadores.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad