El aborto sube un 54 % en Valencia.

El aborto se multiplica entre la juventud.

Cada vez es más dificil crear una familia con las condiciones laborales impuestas.

0
0 votos
04-02-2009
Publicidad
Mientras los sueldos bajan, los precios suben y las condiciones de trabajo y vidan empeoran los abortos crecen en los últimos años. Mientras los sueldos bajan, los precios suben y las condiciones de trabajo y vidan empeoran los abortos crecen en los últimos años.
     En el País Valenciá sube un 54% la tasa de abortos.
     En el último balance sacado por la Consellería de Sanidad sobre este tema habla de 10.780 interrupciones del embarazo.
Quien utiliza más la interrupción voluntaria del embarazo es una mujer de 20 a 24 años, soltera, con estudios de segundo grado y trabajadora según los datos de la Consellería. Entre otros datos nos cuentan que, para el 20 % no es su primer aborto.
     El erario público paga un 40% menos este servicio que el año anterior. Las que abortan tienen que hacerlo en clínicas privadas concertadas por falta de oferta oficial.
     La subida de los abortos en Valencia coincide con el abandono de la educación secundaria en Murcia, ¿casualidad o hecho?
Se le llama al aborto interrupción voluntaria del embarazo. Y por supuesto hay que defenderlo así. El que las mujeres puedan decidir su derecho a abortar es de defensa a ultranza. Pero ¿es tan voluntario como indica su nombre? Lo más natural de la sociedad española en el último siglo es que una pareja se junta entre los 17 y los veintipocos. Uno o los dos miembros de esta pareja trabajan; cada vez es más común que los dos trabajen. Así que sobre esta independencia económica, más antes que después, viven juntos y tienen hijos. Así lo hicieron nuestros abuelos y padres. También era natural que cuando se encontraba un trabajo, si se hacía bien, era para toda la vida. Solo se solía cambiar para, de una u otra forma, ascender. Todos tenemos a nuestros abuelos presentes en esto, veinte, treinta o cuarenta años en la misma empresa. En aquellos tiempos, cada día más lejanos, en los contratos había una figura llamada “contrato fijo”.
     Pues a la nueva generación le ha pillado el desguace de esta sociedad de “bienestar”. Donde había un contrato fijo ahora hay, en el mejor de los casos, un contrato “indefinido”, que no es lo mismo.
     En la mayoría de los casos hay un contrato temporal. Es decir en la mayoría de los casos hay un proyecto de vida a dos, tres, seis meses vista, según dure el contrato. Cuando el trabajo es para toda la vida puede haber proyecto de vida, pero cuando la mayoría de contratos son de menos de un año ¿Qué puede haber?
     Luego está el tema de la casa. Nuestros abuelos e incluso parte de la generación de nuestros padres se compraban o hacían sus casas y en el plazo de diez años estaba pagada. Ahora las hipotecas duran cuarenta años, aunque hay quienes quieren hacer la hipoteca incluso a cien.
     Antes una casa te costaba cinco millones de pesetas y era una señora casa. Ahora cualquier piso te cuesta de treinta a sesenta millones. Además tú vas y pides la hipoteca, y sin saber por qué regla matemática terminas pagando tres veces más de lo que has pedido. Es el 5% de interés más caro de la historia, pero es la realidad de la gente joven.
      Por ultimo está el misterio educativo. El absentismo escolar ahora es el más alto de los últimos treinta años. Es como “el misterio de la aurora”, nadie sabe por que. Pero su consecuencia es, que solo en Murcia, hay un ejército de 20.000 jóvenes, de entre 20 y 24 años, sin estudios. Inevitablemente estas tendrán que aceptar los contratos temporales que hagan falta.
      Pero claro, la mayor parte de las mujeres que abortan son de entre 20 y 24 años y lo hacen voluntariamente y nadie sabe por qué. La tasa de abortos crece un 54 % pero nada, ni idea de los motivos.
      Con tanta estadística institucional vacía de respuestas, nos vamos a terminar creyendo que lo más natural es que vivamos en casa de nuestros padres hasta los cuarenta. Y que los hijos o no los tengamos o los tengamos a los cuarenta también. Porque como lo que se esta convirtiendo en natural es que te pases la vida con contratos eventuales, cobrando menos de mil euros y pagando durante más de cuarenta años el 60% de tu sueldo en hipoteca….
     Es evidente, si la gente no tiene posibilidades ¿Cómo no se van a multiplicar los abortos?
     Si quieren que los abortos sean realmente voluntarios no nos expolien más a ver cuantas parejas tendrían hijos a los 20 años…
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad