Muere Hugh Thomas

Desvelando nuestra historia

5
9 votos
17-05-2017
Publicidad
Hugh Thomas pertenece a una generación de hispanistas que nos han enseñado, con una mirada clara, a conocer y valorar nuestro pasado. Sin dejar de ser nunca británico hasta la médula declaró su “amor por España y sus gentes”. Y, frente a los ataques que denigran nuestro pasado, adoptando una rotunda posición: “yo he defendido a España con fortaleza, he hecho todo lo que he podido en ese sentido”.
 Desvelando nuestra historia
Hugh Thomas pertenece a una generación de hispanistas que nos han enseñado, con una mirada clara, a conocer y valorar nuestro pasado. Sin dejar de ser nunca británico hasta la médula declaró su “amor por España y sus gentes”. Y, frente a los ataques que denigran nuestro pasado, adoptando una rotunda posición: “yo he defendido a España con fortaleza, he hecho todo lo que he podido en ese sentido”.

La muerte de Hugh Thomas supone la pérdida de uno de los más importantes e influyentes hispanistas. Una corriente, la de los hispanistas, única en la historiografía. Algunos de los más destacados historiadores ingleses, franceses, norteamericanos... han dedicado su vida a investigar la historia de España, y no la de sus países natales, grandes potencias con un relevante pasado.

No existe una corriente internacional de historiadores entregados a la historia de Francia, de Inglaterra, de EEUU... Solo sucede con la historia de España.

Y el motor principal de los hispanistas, además de la curiosidad intelectual, es su fascinación y pasión por España. Al mismo tiempo que entre los españoles se extendía el desprecio hacia nuestro pasado, concebido como un lastre de intransigencia y fanatismo del que nada bueno podía rescatarse, un tropel de hispanistas se han encargado de recordarnos que, junto a los aspectos “negros” -que como en toda historia nacional existen- España ha hecho desde hace siglos aportaciones tan decisivas que la historia de la humanidad sería otra completamente distinta sin ellas.

Desde las grandes potencias se ha difundido una “leyenda negra” sobre nuestra historia, que ha estado en cada periodo al servicio de sus intereses de dominio sobre nuestro país. Pero, en una especie de venganza divina, algunos de los mejores historiadores de esos países... se han declarado orgullosamente hispanistas."Yo he defendido a España con fortaleza, he hecho todo lo que he podido en ese sentido"

Hugh Thomas era uno de ellos. Sin dejar de ser nunca británico hasta la médula declaró su “amor por España y sus gentes”. Y, frente a los ataques que denigran nuestro pasado, adoptando una rotunda posición: “yo he defendido a España con fortaleza, he hecho todo lo que he podido en ese sentido”.

De la Guerra Civil al Imperio Español

Hugh Thomas irrumpe en la historia de España en 1961. Ese año Ruedo Ibérico, la editorial antifranquista más emblemática, edita en español su libro “La Guerra Civil española”. 

Fue prohibido por la censura franquista, pero clandestinamente se introdujeron en España miles de ejemplares, hasta convertirse en un “best seller” y en un libro de culto para muchas generaciones de luchadores.

Por primera vez, se ofrecía una visión veraz y rigurosa sobre el conflicto, que pulverizaba todos los mitos de la propaganda de la dictadura, y desvelaba la connivencia en el triunfo franquista no solo de la Alemania nazi y la Italia mussoliniana sino también de “potencias democráticas” como Inglaterra, Francia o EEUU.

Junto a los posteriores libros de destacados hispanistas como Pierre Villar o Gabriel Jackson sigue siendo hoy una referencia imprescindible para conocer y comprender lo que sucedió en España entre 1936 y 1939.

Pero la obra de Hugh Thomas ha abordado muchos otros momentos claves de nuestra historia.

Como lúcido conocedor de nuestra historia, se rebelaba ante los movimientos que pretenden fragmentar España. Recordaba 1640, cuando Francia instigó las ambiciones independentistas de algunas élites catalanas, para quedarse con un tercio del entonces territorio de Cataluña, donde el centralismo galo eliminó cualquier vestigio de la lengua y cultura catalanas. Afirmando que “la consecuencia de la independencia de Cataluña sería que dejaría de ser una parte de España para convertirse en un departamento de Francia”."Todos los españoles tenemos una deuda de gratitud con hispanistas como Hugh Thomas. "

Y dedicó muchas energías a una excepcional -e injustamente olvidada trilogía sobre el imperio español. Sin ocultar los excesos y crímenes de una conquista que, como todas, se realizó a sangre y fuego, se lamentaba de que “la gente joven en España es como si hubiese olvidado que su país fue un gran imperio, el mayor que ha conocido la humanidad, o al menos parece que no quieren recordarlo”. Afirmando que “ahí está Colón, una expedición española. Magallanes, Cortés, Pizarro… Son grandes logros de España”.

Hugh Thomas se empeñó en rescatar la obra de los Reyes Católicos, como punto de partida de la modernidad no solo en España sino en todo el mundo. Situando en su lugar la importancia del “insólito  debate sobre los derechos de los indios” que se produjo en las élites del imperio español, y reconociendo que “los ingleses jamás hemos hablado de eso”. Reafirmando el valor de un mestizaje presente en las posesiones españolas e imposible por parte de los imperios británico o francés. Reflejado en Malinche, la amante indígena de Hernán Cortés, o en la inclusión en la oligarquía mestiza de algunos descendientes de Moctezuma, el último soberano azteca.

Una visión sobre la colonización española en América que no oculta su lado oscuro, pero que también rescata sus particularidades, su excepcional repercusión en la configuración del mundo moderno, y su decisiva influencia en que hoy exista un mundo hispano tan mestizo como unido que lucha por conquistar el lugar que le corresponde.

La obra de Hugh Thomas ha caminado siempre a contracorriente, desde una independencia siempre heterodoxa, enfrentándose tanto a la censura franquista como a los prejuicios que nos impiden valorar en su justa medida nuestra propia historia.

Todos los españoles tenemos una deuda de gratitud con hispanistas como Hugh Thomas. Ellos han contribuido a que podamos conocer, con una mirada clara, nuestro pasado. Frente a quienes quieren enterrarlo sobre toneladas de prejuicios interesados, nos han enseñado que un pueblo que no sabe valorar su historia está condenado en el presente.

Los libros imprescindibles de Hugh Thomas

-La Guerra Civil Española, (1961) Editorial Debolsillo

-Cuba. La lucha por la libertad, (1971), Editorial Debate

-La conquista de México, (2007) Editorial Planeta

Trilogía sobre el imperio español:

-El Imperio español: de Colón a Magallanes, (2006) Editorial Planeta

-El Imperio Español de Carlos V, (2010) Editorial Planeta

-Felipe II: El Señor del Mundo, (2013) Editorial Planeta

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS