Corea del Norte prueba misil balistico

Corea del Norte sigue agitando el avispero

Pyongyang prepara el misil Taepodong-2, versión corregida del Taepodong-1 que en 1998 sobrevoló Japón antes de caer en el Pací­fico.

0
0 votos
04-02-2009
Publicidad
Tras conocer la información, la Casa Blanca dijo que un ensayo con misiles de largo alcance serí­a una "provocación" de Corea del Norte. Tras conocer la información, la Casa Blanca dijo que un ensayo con misiles de largo alcance serí­a una "provocación" de Corea del Norte.
La agencia surcoreana Yonhap reveló ayer que Corea del Norte trabaja en el lanzamiento de un misil intercontinental de largo alcance, capaz de montar y transportar una cabeza nuclear a una distancia de por lo menos 6000 kilómetros, es decir, hasta Alaska o las costas occidentales de Estados Unidos.

La revelación tiene lugar cuando faltan semanas para la primera misión en el exterior de la nueva secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que tendrá como destino Asia. La agencia informó que Pyongyang prepara el Taepodong-2, versión corregida del Taepodong-1 que, en 1998, sobrevoló Japón antes de caer en el Pací­fico.

Fuentes anónimas citadas por la agencia señalaron que los preparativos para el lanzamiento estarí­an en un estado tan avanzado que podrí­an completarse en uno o dos meses.

Tras conocer la información, la Casa Blanca dijo que un ensayo con misiles de largo alcance serí­a una "provocación" de Corea del Norte.

"Un lanzamiento de un misil por parte de Corea del Norte serí­a nefasto y, para ser franco, serí­a una provocación", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Robert Woo.

En los últimos eses, Corea del Norte ha amenazado en repetidas ocasiones con destruir al Gobierno conservador del presidente surcoreano, Lee Myung-bak, que terminó con una década de ayuda que fluí­a libremente para Pyongyang luego de asumir el poder hace un año.

No se trata de las primeras amenazas norcoreanas contra el Gobierno del presidente conservador Lee Myung-bak, pero sí­ las más serias, desde que asumió el poder en febrero de 2008 con un programa de mano dura hacia Pyongyang, que puso fin a una década de polí­tica de reconciliación.

Corea del Sur y Estados Unidos, que tiene cerca de 28.000 soldados en el paí­s, han dicho que no hay armas nucleares en la nación asiática. Las dos Coreas están técnicamente en guerra debido a que el conflicto que los enfrentó en 1950-53 terminó con un cese al fuego y no con un tratado de paz.

Las amenazas de Pyongyang podrí­an señalar que se está preparando para una confrontación armada, pero solamente con la finalidad de incrementar la presión sobre Seúl para que desista de su posición de lí­nea dura, así­ como para llamar la atención del presidente estadounidense Barack Obama.

La última vez que Corea del Norte, utilizo una posición de fuerza fue cundo en 2006 realizo su primera prueba de una explosión nuclear, lo que sirvió para que se instaurara la negociación, consiguiendo petróleo y suministros a cambio de firmar un acuerdo de no proliferación nuclear que continua estancado.

Se espera que Clinton visite a los aliados del norte de Asia como Japón y Corea del Sur, así­ como China, en su primer viaje como titular del puesto, el cual probablemente comenzará la próxima semana.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad