Acuerdos Rusia Cuba

Raúl Castro deja Moscu tras firmar una alianza estratégica con Rusia

"Nos vamos muy satisfechos", dijo Raúl Castro en una reunión con el ex presidente y actual primer ministro ruso, Vladí­mir Putin

0
0 votos
04-02-2009
Publicidad
Rusia y Cuba firmaron un paquete de acuerdos bilaterales luego de las conversaciones de alto nivel del viernes en el Kremlin, reactivando la alianza que alguna vez fue muy estrecha.
 Cuba ha vuelto a poner las relaciones con Rusia en el más alto nivel. EFE
Cuba ha vuelto a poner las relaciones con Rusia en el más alto nivel. EFE
Rusia y Cuba firmaron un paquete de acuerdos bilaterales luego de las conversaciones de alto nivel del viernes en el Kremlin, reactivando la alianza que alguna vez fue muy estrecha.
El presidente cubano, Raúl Castro, concluye su visita oficial de una semana a Rusia con resultados positivos para las relaciones bilaterales.

Ambas partes calificaron la visita de una nueva página en los históricos ví­nculos que unen a Cuba y a Rusia, y un momento de relanzamiento de los nexos a todos los niveles, en distintos ámbitos, desde el económico-comercial hasta el cultural.

Putin dijo que la visita de Castro ayudará a cimentar relaciones bilaterales y prometió promover la cooperación con Cuba en los sectores como los de hidrocarburos, comunicaciones, sistema de navegación global, construcción de barcos y de maquinarí­a.

Rusia y Cuba firmaron un paquete de acuerdos bilaterales luego de las conversaciones de alto nivel del viernes en el Kremlin, reactivando la alianza que alguna vez fue muy estrecha.

"Nos vamos muy satisfechos", dijo Raúl Castro en una reunión con el ex presidente y actual primer ministro ruso, Vladí­mir Putin, a quien le atribuyó el mérito de abrir una "nueva etapa" en las relaciones bilaterales con su visita a La Habana en 2000.

Moscú anunció el enví­o a Cuba de 25.000 toneladas de grano como ayuda humanitaria, seguida más tarde de otras 100.000 toneladas, según el viceprimer ministro Ígor Sechin, copresidente por la parte rusa de la comisión intergubernamental Rusia-Cuba.

El jefe del Departamento de Deuda Estatal del Ministerio de Finanzas, Konstantin Vyshkovsky, dijo que Rusia acordó ofrecerle a Cuba 270 millones de dólares en créditos blandos, en especial para comprar maquinaria agrí­cola y de construcción.

Compañí­as petroleras rusas están interesadas en explorar las aguas cubanas del Golfo de México y las fuerzas armadas hablaron de cooperar con los militares en la isla.

En el marco de la visita oficial a Rusia del Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro, la compañí­a cubana «Aviaimport S.A.» y el Banco de Desarrollo (Vneshekonombank) firmaron un acuerdo de otorgamiento de crédito a Cuba para la adquisición de un avión de carga modelo Tu-204CE y de equipos aeronáuticos adicionales.

Este el séptimo avión que Cuba adquirirá muy pronto de la compañí­a exportadora Ilyushin Finance Co (IFC). A partir de diciembre de 2005, ésta ha entregado a la aerolí­nea «Cubana de Aviacion» ya seis aviones.

La deuda que La Habana contrajo con Moscú en el perí­odo postsoviético podrí­a de esta manera superar en 2009 la cifra de mil millones de dólares. Su deuda con la URSS, cuya sucesora legal es Rusia, se aproxima a 25 mil millones de dólares. Sin embargo, La Habana se niega categóricamente a admitir esta deuda y presenta a Moscú una contrademanda por importe total de 30 mil millones de dólares.

La Habana justifica su postura con el daño que supuso para la economí­a cubana la retirada de empresas rusas en 1992.

Las compañí­as rusas cesaron drásticamente todas las operaciones en la isla sin reparar en las obligaciones contractuales. Cuba tardó casi tres años en recuperarse de aquel impacto y tuvo que gastar sumas colosales en la importación del combustible porque la construcción de una central nuclear se vio congelada.

Esta no es una situación nueva para ningún paí­s de Latinoamérica, Rusia como sus ministros se encargan de recalcar no regala nada esta ayudando a sus empresas a entrar en nuevos mercados. Pero de lo que no hablan es de la dependencia que esto puede generar y que Cuba ya sufrió con su alianza con de la Unión Soviética, cuyo colapso significo para Cuba una situación muy critica.

Esta vez Cuba no esta sola, no dependerá exclusivamente de un benefactor, mientras siga impulsando el frente antihegenonista en Latinoamérica y su proceso de integración regional.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad