Teruel existe y exige el fin del olvido

5
3 votos
10-04-2017
Publicidad
Multitudinaria movilización en Teruel en defensa de su futuro
 Teruel existe y exige el fin del olvido
Multitudinaria movilización en Teruel en defensa de su futuro

El pasado 1 de abril, una de las mayores manifestaciones de la historia de Teruel recorría durante cinco horas las calles de la ciudad. Convocados por la Plataforma Teruel Existe y la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, una variada representación de todas las fuerzas políticas, sociales, sindicales, vecinales e incluso religiosas de la ciudad reclamaban una medida prometida mil veces a la provincia y otras mil veces olvidada: que la puesta en marcha del esperado del corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo por Teruel. Se trata de una infraestructura de la que depende que la provincia aragonesa -condenada desde hace décadas por los distintos gobiernos a la despoblación y el subdesarrollo- pueda obtener un potente revulsivo que desarrolle su tejido productivo y traiga empleo y futuro a la provincia. Por eso la reivindicación suscita la más amplia de las unidades en Teruel.

La manifestación, en la que participaron más de 6.000 turolenses -de una ciudad de 35.000, el equivalente a una manifestación de casi un millón por Madrid- es de las más multitudinarias que se recuerdan. Un nutrido grupo de ellos iban vestidos con trajes de época de principios del s.XX, cuando el ferrocarril llegó a Teruel por primera vez. Hoy la situación de la línea es peor que entonces y los trenes tardan -literalmente- más en hacer el trayecto. La vía Zaragoza-Teruel-Valencia sigue sin estar electrificada, acumula 22 limitaciones de velocidad –11 de ellas por debajo de 30 km/h, incluso a menos de 20–, lo que condena a los trenes a circular a una velocidad media de 72 kilómetros por hora frente a los 80 que alcanzaba hace una centuria. Un record de lentitud y antigüedad tan vergonzoso y humillante para los turolenses que llaman al tren "tortuga" y a Adif, "Abandono de Infraestructuras Ferroviarias”."El tantas veces prometido -y postergado- corredor ferroviario de alta capacidad Cantábrico-Mediterráneo podría cambiar diametralmente la abandonada situación de Teruel."

Sin embargo, hay un proyecto que podría cambiar diametralmente la abandonada situación de Teruel. El prometido -desde hace años- corredor ferroviario de alta capacidad, entre el Cantábrico y el Mediterráneo, una 'autopista' de líneas férreas, con varios carriles, que conectaría varias de las zonas con más desarrollo industrial de España: Valencia con Pais Vasco, Cantabria y Asturias, pasando por Zaragoza. Pero ¿y Teruel?. Si la línea pasara por Teruel significaría que el tejido productivo de la provincia estaría conectado con las principales arterias económicas del país. Así vienen prometiéndoselo a la provincia desde hace 12 años. Las noticias recientes, que sugieren que el corredor pasaría por Tarragona y no por Teruel -mucho más necesitada de compensación vertebradora- han puesto en marcha la movilización de la provincia.

---------------------------------------------

La Plataforma «Teruel Existe» -su nombre, consigna y grito de guerra, se conocen en toda España- es una coordinadora que nació en 1999, para ser altavoz de las reivindicaciones de una provincia lastrada por la despoblación y por un notorio déficit de infraestructuras y muy necesitada de revulsivos económicos.Hablamos con Manuel Gimeno, portavoz de Teruel Existe e impulsor de la manifestación.

Habeis concitado en esta manifestación una amplísima unidad de la sociedad turolense. Todos Teruel se han volcado en la exigencia de que el corredor Cantábrico-Mediterráneo pase por aquí. ¿Que significaría eso para la ciudad y para la provincia?

En primer lugar creo que un sentido de unidad absoluta en torno a una reivindicación implica algo muy importante. El éxito de esta movilización ha sido de todos los ciudadanos de Teruel, de todos sin excepción. Que haya una reivindicación, clara, nítida, de justicia, que se viene prometiendo en los estudios y en los programas de infraestructuras del Estado durante tanto tiempo y que sigue estando abandonada... sólo tiene una lectura: que aquellas personas que tienen que tomar las decisiones para resolverlo, no la toman. "Teruel está justo en medio de ese corredor vertebrador Cantábrico-Mediterráneo. Que no nos esquiven. Si el camino más corto entre dos puntos ya no es la línea recta, pues tendrán que cambiar la geometría"

El corredor Cantabrico-Mediterráneo significaría un cambio radical para Teruel. Hablamos de dos vías electrificadas, totalmente independientes de la línea que existe en la actualidad, cuyo diseño es de 1890. Un corredor ferroviario de alta capacidad necesita unas pendientes determinadas para transportar mercancías y viajeros. Se trataría de una infraestructura que une y vertebra de verdad a 11 millones de españoles -la cuarta parte de la población- y que vertebraría un tejido productivo que representa en torno al 27% del PIB. Hemos visto el cambio transformador que en otros sitios supone un corredor que vertebra un territorio. Pero es que además Teruel está donde está, en el camino natural, geográfico, geométrico, de paso de ese corredor. Pedimos que se cumpla lo que está proyectado y prometido por todo el mundo.

Para empezar, reivindicáis que el tramo Zaragoza-Teruel-Valencia salga de su vergonzoso subdesarrollo, con un “tren tortuga” y una línea en pésimo estado que tarda más que el coche en hacer el trayecto. ¿Que coste tiene este proyecto?

Lo que dicen los estudios es que poner en estos momentos esta vía con el trazado de 1901 -de cuando llegó el tren a Teruel, trazado que no se ha modificado absolutamente nada desde entonces- supondría en torno a 350 millones de euros, incluído el tramo Teruel-Sagunto. Se trata de poner esta vía en condiciones en las que puedan circular los trenes con garantías y seguridad, y electrificada. Vamos, lo que se hizo en España en 1948 ¡estamos pidiendo eso!. Se trata de una exigencia mínima y elemental, pero por supuesto no nos quedamos ahí. Si no dieran eso y ya está sequiría siendo una situación totalmente desequilibrada, de los años 50, con lo cual no puedes competir con nada ni con nadie. Es como si ahora, para competir con el transporte público por carretera, nos dieran motores de gasógeno. No tendríamos nada que hacer.

Se trata entonces de un problema de voluntad política, de redistribuir la riqueza para atender a un territorio históricamente condenado al subdesarrollo económico. Vertebrar un país exige atender a las provincias más “olvidadas” y al mundo rural. ¿No es esta una reivindicación de equidad que todas las fuerzas políticas deberían poner en un lugar prioritario?

Si, esto no es ni de izquierdas, ni de derechas, ni de centro. Si cogemos el mapa de España y vemos los corredores que existen, vemos perfectamente que en esta zona hay un vacío absoluto. Por eso una de las cosas que pedimos es un Pacto de Estado. Vale que cada comunidad tiene sus intereses e interesillos, pero en estas cuestiones nos tenemos que poner de acuerdo. Es que Teruel está en el centro geográfico de ese corredor vertebrador Cantábrico-Mediterráneo, justo en medio. No pedimos "que nos traigan el tren", sino que no nos desvíen a izquierda o a derecha. Ahora mismo el tráfico de pasajeros del Mediterráneo al Cantábrico pasan por Madrid, un desvío de 300km. Y los tráficos de mercancías a través de Tarragona, más de 200km adicionales. Si el camino más corto entre dos puntos ya no es la línea recta sino una curva, pues tendrán que cambiar la geometría y las matemáticas.

Tras el éxito de esta movilización ¿que acciones teneis pensadas para avanzar en esta lucha?

La movilización ha servido para recuperar la dignidad y la autoestima de los ciudadanos de Teruel, y demostrar que ante una realidad injusta que sufrimos en la provincia. De hecho ya ha habido movimientos políticos a nivel del ministerio, significa que el mensaje ha llegado. Pero como ya llevamos mucho recorrido desde 1999, somos bastante escépticos. Decimos que sólo creemos en la obra acabada, no en promesas ni declaraciones. Por eso vamos a seguir reivindicando: primero que la via Teruel-Sagunto salga del estado de abandono y peligrosidad; y segundo: que el corredor Cantábrico-Mediterráneo pase por Teruel como es natural. Eso es totalmente irrenunciable. 

 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad