Murcia en Madrid, en Washington y en Bruselas

4
7 votos
06-04-2017
Publicidad
Durante un mes todo ha estado en juego en Murcia: la posibilidad material de formar un gobierno de progreso y regeneración democrática.
 Murcia en Madrid, en Washington y en Bruselas
Durante un mes todo ha estado en juego en Murcia: la posibilidad material de formar un gobierno de progreso y regeneración democrática.

Las mismas fuerzas que tenían la mayoría en España, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, podían hacerlo en Murcia. Y esto no podía ser sin poner en peligro muchos intereses.

Y no precisamente del país y los ciudadanos.

Lo que pasaba en el parlamento de Cartagena repercutía en las relaciones entre España y Washington, también con Bruselas. Y en las sedes centrales de bancos y monopolios.

Hay una alternativa real al gobierno del PP y sólo depende de la voluntad política. En Galicia, donde el PP tiene mayoría absoluta, por ahora no es posible. Pero en sitios donde el PP no la tiene, como en Murcia, sí. Y donde principalmente no la tienen es el el mismísimo parlamento de la nación. Allí donde son débiles, porque no cuentan con mayorías absolutas, sí se puede. Tanto es así que había que hacer todo lo posible para impedirlo. Lo hicieron con un golpe de mano en el PSOE, para investir a Rajoy. Y ahora lo han hecho obligando a dimitir al presidente regional de Murcia.

La posibilidad real de que el PP perdiera el gobierno de la Región de Murcia, tras las declaraciones de Albert Rivera  reconociendo negociaciones con el PSOE para la formación de un gobierno alternativo de regeneración democrática, si no dimitía Pedro Antonio Sánchez, el presidente imputado, es lo que ha precipitado los acontecimientos en la comunidad murciana.

El PP ponía en marcha todos los mecanismos necesarios para impedir que eso ocurriera, entregando la cabeza de Pedro Antonio y presentando otro candidato alternativo; con lo que desactivaba la moción de censura apoyada por las tres fuerzas de la oposición regional, PSOE, Podemos y Ciudadanos, y el acuerdo en marcha para la formación de un gobierno de progreso.

Ciudadanos se muestra ahora dispuesto a negociar otro pacto de investidura con el nuevo candidato del PP. Pero desde el PSOE, el secretario regional Rafael González Tovar se muestra dispuesto a “seguir trabajando con Podemos y Ciudadanos para proponer un candidato alternativo de consenso”."La posibilidad de un gobierno alternativo al PP, aunque fuera a nivel regional o en un ayuntamiento medio sería un auténtico terremoto con hondas repercusiones en todo el país y en la política nacional"

 El propio ex presidente murciano reconocía que su dimisión era para "evitar la formación de un tripartito". Y por ninguna otra razón, ni el bien del partido, ni de la Región, ni por corrupción.

Porque una cosa está cada vez más clara: la posibilidad de que se pueda formar un gobierno de progreso alternativo al PP es real y posible. Y aunque fuera a nivel regional o en un ayuntamiento medio sería un auténtico terremoto con hondas repercusiones en todo el país y en la política nacional, ya que pondría en cuestión al principal gestor de las políticas que se exigen desde Bruselas, el Fondo Monetario y la banca y los monopolios.

Esta es la realidad. Y por eso harán todo lo posible para impedir que avance y se constituya.

La experiencia de Murcia, como antes lo fue la batalla por un gobierno de progreso a la investidura de Rajoy a nivel nacional, demuestra que ésta es una alternativa real y posible.

A nivel parlamentario, donde el PP está en minoría y tiene serias dificultades para sacar sus políticas adelante, y las fuerzas que se reclaman del cambio votan en numerosas ocasiones en contra de la voluntad del gobierno. Las últimas veces para echar atrás el decreto de la estiba o para crear una comisión que investigue las cuentas del propio partido de gobierno.

Y en la calle, porque esta es la alternativa que quiere la mayoría social, expresada tanto con su voto en las elecciones -votando mayoritariamente opciones que se oponen a las políticas de recortes y por la regeneración encarnadas por el PP-, como en los manifiestos firmados por miles de personalidades, asociaciones, activistas y ciudadanos y publicados en la prensa nacional y regional, como por los miles de apoyos y firmas en la calle.

Esta es la alternativa que temen porque es real y posible, aunque quizás aún no pueda ser. Pero es la alternativa que necesita nuestro país y sus gentes para desengancharnos de las políticas de recortes, saqueo y sometimiento a los planes bélicos de un imperio que apuesta por la fuerza.

Habrá que seguir luchando, y sobre todo ampliando la unidad y la implicación de miles y miles de ciudadanos, organizaciones, personalidades... de todos los ámbitos para que pueda ser.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad


COMENTARIOS

sargento arensivia el del tripartito (invitado) 07-04-2017 02:53

Dice el artículo "Esta es la alternativa que temen porque es real y posible, aunque quizás aún no pueda ser".....¿Cómo que no?si lo tuvimos a h...en las Generales,todo por culpa de Podemos que se negó,menos mal que ahora parece más dispuesto a un "tripartito".Que hasta el actor disfrazado de Cervantes les exigía formar Gobierno. Y esta noticia es coj.."desde el PSOE, el secretario regional Rafael González Tovar se muestra dispuesto a “seguir trabajando con Podemos y Ciudadanos para proponer un candidato alternativo de consenso”."....Bieeen,bieen