Cine

Avi Mograbi, cine para sacudir el mundo

El cineasta y pacifista israelí­, trae a España su último filme de crí­tica al conflicto con Palestina, la estremecedora "Z32".

0
0 votos
03-02-2009
Publicidad
"Creí­ que mi cine sacudirí­a al mundo y crearí­a debate", así­ habla el propio Magrabi, nacido en Tel Aviv en 1956. Un director y productor israelí­, que se ha convertido en una de las voces más crí­ticas con la polí­tica de su paí­s y con la dictadura militar ejercida sobre Palestina. Toda su obra se compone de narraciones en formato documental, de situaciones vividas tanto por los palestinos como por los soldados israelí­es que cometen atrocidades. "Creí­ que mi cine sacudirí­a al mundo y crearí­a debate", así­ habla el propio Magrabi, nacido en Tel Aviv en 1956. Un director y productor israelí­, que se ha convertido en una de las voces más crí­ticas con la polí­tica de su paí­s y con la dictadura militar ejercida sobre Palestina. Toda su obra se compone de narraciones en formato documental, de situaciones vividas tanto por los palestinos como por los soldados israelí­es que cometen atrocidades.
          “Z32”, es el código con el que está archivado el testimonio de un soldado implicado en una operación de venganza, para matar a policías palestinos inocentes. El soldado expresa su arrepentimiento por lo que ha hecho, pero también admite que se lo pasó bien mientras hacía lo que le ordenaban. Sobre el testimonio de ete soldado y de otras personas vinculadas al hecho, Mograbi teje una historia que se aleja del reportaje meramente informativo. La película recibió sonoras ovaciones en el pasado festival de Venecia.
 
          El director parte siempre en este filme, de los testimonios reales, pero desde una manifiesta parcialidad y rechazo a las acciones militares, introduce a los “personajes” en su casa, cambiándolos de contexto, y mezclando el documental con el musical, interpretando canciones satíricas.
 
          “Cuando estaba atacando, me veía desde fuera corriendo y actuando como un robot. Entonces se me dibujaba una sonrisa, supongo que por el 'subidón' de adrenalina”, explica el soldado ante las cámaras, y añade: “Me decían que disparara a cualquiera que supusiera una amenaza, lo que para mí significa cualquier hombre de más de cinco años”. Testimonios como este aportan un complejo valor al trabajo de un judío comprometido con la justicia, que utiliza su cámara como un arma.
 
          “Con las canciones queríamos demostrar la incapacidad de esta realidad para convertirse en algo bello”, explicó el director. Mograbi admite que “No le es difícil ser crítico en Israel. Por un lado, es una maravilla de estado democrático si eres judío y, por otro, es una dictadura militar si eres palestino en los territorios ocupados.”
 
          “Z32” es el último de la larga serie de títulos recomendados de Mograbi, que siempre ha tratado la guerra en sus filmes, y que no se cansa de seguir dando testimonio y de seguir levantando una voz crítica, en uno de los más peligrosos lugares del planeta.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad