Selección de prensa nacional

Los banqueros replican al gobierno

Las entidades bancarias no pueden sacudirse la parte de responsabilidad que les corresponde en la alegrí­a desatada durante los años de crecimiento

0
0 votos
03-02-2009
Publicidad
A excepción de El Paí­s -que dedica la principal de sus editoriales al peligro de ceder al proteccionismo, incrementando así­ los peores efectos de la crisis- el resto de los principales periódicos del paí­s la dedican a la reunión de Zapatero con los 6 grandes de la banca de ayer.
 Los banqueros replican al gobierno
A excepción de El Paí­s -que dedica la principal de sus editoriales al peligro de ceder al proteccionismo, incrementando así­ los peores efectos de la crisis- el resto de los principales periódicos del paí­s la dedican a la reunión de Zapatero con los 6 grandes de la banca de ayer.
Resulta curioso que el único medio que se atreva a lanzar algún reproche a la banca –aunque, eso sí, tan tenue como tímidamente– sea el bilbaíno Correo.
 
El resto o bien utilizan la reunión para seguir colocando en el centro de sus críticas al gobierno, como hace ABC, no sólo exonerando a la banca de cualquier responsabilidad en el asunto, sino cantando loas a su buen hacer y su papel indispensable en la salida a la crisis. O bien, como El Periódico, se ven obligados a hacer un complicado ejercicio de funambulismo, manteniendo un difícil equilibrio entre quienes pagan, los bancos, y quienes mandan, el gobierno.
 
Para llegar finalmente a la conclusión de que puesto que los bancos no son ONG’s –vaya perspicacia la del editorialista–, hay que entender que busquen en su negocio el beneficio. Para eso, dicen, estamos en “una economía libre de mercado como es la española”. Lo que no explican es porqué si es tan libre y tan de mercado nuestra economía, los españoles tenemos que hacernos cargo de la cuenta de 250.000 millones de euros que le gobierno ha regalado a la banca, en lugar de dejar que sean ellos los que apechugen con las consecuencias de la nefasta gestión a la que les ha conducido su insaciable voracidad.
 
 
Bilbao. El Correo
SINTONÍA CON REPROCHES
 
La reunión entre el presidente del Gobierno y los máximos responsables de los grandes bancos y cajas de ahorros españoles no pudo mantenerse ajena ayer al hecho de que la víspera Rodríguez Zapatero anunciara públicamente su propósito de exigir a las entidades financieras un mayor compromiso crediticio para atender las necesidades de empresas y familias (...)
 
Bancos y cajas insisten en que su actividad crediticia viene creciendo a niveles superiores a los del PIB nominal, mientras que son continuas las demandas públicas de organizaciones empresariales, sindicales y de ciudadanos ante la restricción que dicen encontrar en las entidades financieras (...)
 
Las manifestaciones del presidente de la AEB señalando horas antes de celebrarse la reunión que a diferencia de EEUU, donde la crisis del sistema financiero arrastra a la economía real, en España ha sido la deriva de la economía real la que ha puesto en riesgo al sistema bancario, requerirían cuando menos una importante matización.
 
Porque ha sido una parte de esa economía, la relacionada con la promoción y construcción de viviendas y con su adquisición por particulares, la que ha afectado al conjunto del sistema; pero sin que las entidades bancarias y de ahorros puedan sacudirse la parte de responsabilidad que les corresponde en la alegría desatada durante los años de crecimiento.
 
El debate sobre las causas y los efectos de la crisis o sobre las responsabilidades directas y las concurrentes tiene que encontrar con urgencia un ámbito de desarrollo positivo en cuanto riguroso. Pero el riesgo de que ese debate desemboque en un cruce de acusaciones más o menos veladas, de imputaciones y reproches, puede ser más acusado a medida que los efectos de la crisis se recrudezcan y se haga patente una cierta impotencia institucional.
EL CORREO. 3-2-2009
 
 
Madrid. ABC
OTRA FOTO EN LA MONCLOA
 
(...) La reunión en La Moncloa entre Rodríguez Zapatero y los primeros espadas de la Banca demostró una vez más que los problemas no se resuelven con fotos de cara a la galería mientras continúa la ineficacia en la gestión y la falta de rigor al afrontar la crisis. El presidente insiste en la necesidad de que la inyección de liquidez a la instituciones financieras se traduzca en medidas favorables para las familias y las pequeñas y medianas empresas, las más perjudicadas sin duda ante una situación que no permite ver la luz al final del túnel (...)
 
En términos políticos, la reunión de ayer demuestra que el Ejecutivo se siente obligado a insistir ante los principales responsables de bancos y cajas de ahorros para reclamar más transparencia y también más agilidad en el proceso que conduce desde las cifras macroeconómicas a la realidad de cada día (...)
 
Las entidades financieras son protagonistas de primer rango en una economía social de mercado. Los buenos resultados presentados la pasada semana por los grandes bancos permiten atisbar un mínimo horizonte para una recuperación que pasa por la flexibilidad del sistema crediticio. No hace falta que los gobernantes le recuerden a los responsables de bancos y cajas unas reglas del juego que conocen mejor que nadie.
 
Cuando la sociedad civil exige un gobierno capaz de generar confianza se encuentra con un presidente que sólo se explaya en los mítines de su partido y con un equipo económico desorientado y sin ideas. La nueva foto de Zapatero en La Moncloa es el paradigma de un Gobierno que ha hecho de la imagen un instrumento de propaganda para trasladar a la opinión pública una imagen retocada de la crisis.
ABC. 3-2-2009
 
 
 
Barcelona. El Periódico
LOS BANQUEROS REPLICAN AL GOBIERNO
 
La airada reacción que ayer tuvo el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, sobre el comportamiento de las entidades financieras en la crisis económica habla bien a las claras del malestar que se ha instalado en el sector desde que el Gobierno reclamó públicamente –la última vez por boca de Rodríguez Zapatero en un mitin, el domingo, en Lugo– una mayor apertura del crédito a familias y pequeñas empresas. El presidente de la patronal bancaria fue contundente al señalar que la fortaleza del sistema financiero había sido clave para que la situación no fuera "insostenible" en una España “sobreendeudada”.
 
La declaración de Martín se producía, además, horas antes de que el presidente Rodríguez Zapatero se reuniera en la Moncloa con los dirigentes de las seis entidades bancarias más importantes del país (...) para analizar la evolución de la crisis y, en concreto, fórmulas para que las inyecciones de liquidez al sistema a través de avales y de compras de activos sanos lleguen a la economía real.

La banca sostiene que el crédito ha crecido en el ejercicio 2008 --y así se refleja en los balances de las entidades que han presentado resultados--, pero que se ha producido un frenazo en la demanda de préstamos como consecuencia de la crisis. Pero también es cierto que se han endurecido las condiciones para obtener financiación, en una reacción clásica cuando se registra un fuerte incremento de la morosidad (...) Y ante esa realidad, el Gobierno ha tenido la tentación de cargar las culpas en los banqueros al respaldar una impresión que ya está extendida entre la opinión pública.
 
(...) En cualquier caso, es difícil que en una economía libre de mercado como es la española el Gobierno pueda obligar a la banca a dar más créditos. Las entidades financieras no son, obviamente, ONG’s, pero tienen una responsabilidad social. Y más después de las inyecciones de liquidez impulsadas por el Gobierno.
EL PERIÓDICO. 3-2-2009
 
 
Madrid. El País
TENTACIÓN PROTECCIONISTA
 
Las similitudes entre la crisis actual y la que derivó en la Gran Depresión de los años treinta del siglo pasado son cada día más explícitas e inquietantes. La destrucción de riqueza financiera es de las más destacadas; los operadores financieros más importantes del mundo, fundamentalmente los grandes bancos, van sucesivamente cayendo en los brazos del apoyo público, casi sin excepción. La contracción en el crecimiento de las economías (...) es ya la más acentuada para el conjunto de la economía global desde la Segunda Guerra Mundial (...)
 
Ante parentescos tales, los Gobiernos han de evitar caer en la tentación más inquietante: el aumento del proteccionismo. Eso fue lo que transformó una mera crisis en el periodo más adverso de la historia económica, con consecuencias trágicas. Las políticas de "perjuicios al vecino", como las devaluaciones competitivas u otro tipo de obstáculos al comercio resultaron fatales para todos. Los riesgos no son equivalentes, pero hay señales preocupantes. Los compromisos electorales del presidente Obama de penalizar a las empresas que subcontraten en el exterior o externalicen tareas intensivas en valor añadido se añaden a las ayudas a determinados sectores, ya sea para estimular de forma artificial su competitividad internacional o para evitar que destruyan empleo. Son nefastas las consignas aparecidas estos días como la de comprar americano o contratar antes a los trabajadores del país. Las invocaciones a practicar algún tipo de nacionalismo económico, con independencia de su eficacia, son desafortunadas para neutralizar amenazas mayores (...)
 
El particular origen financiero de esta crisis y su manifestación en la concesión de fondos públicos a grandes bancos y compañías de seguros a punto de quebrar en muchos países avanzados, junto a la inquietante continuidad del racionamiento crediticio, podrían dar lugar a esa nueva modalidad de proteccionismo financiero (...)
EL PAÍS. 3-2-2009
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad