El insoportable abismo social

5
16 votos
06-03-2017
Los seis presidentes de los principales bancos españoles cobraron 161 veces el sueldo medio de un trabajador, según el último informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Pero son en realidad ¡225 veces el salario más frecuente!
 El insoportable abismo social
Los seis presidentes de los principales bancos españoles cobraron 161 veces el sueldo medio de un trabajador, según el último informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Pero son en realidad ¡225 veces el salario más frecuente!

Más de 22,2 millones de euros. Eso es el total de lo que han percibido entre salarios y aportaciones a sus fondos de pensiones en 2016 los presidentes de los seis principales bancos en España. Cada uno de ellos ganó de media 3’7 millones de euros al año, 161 veces el sueldo medio de un trabajador, 22.858 euros anuales brutos según el INE. 

Ahora bien, esto es el salario medio en bruto, pero la mayoría de los trabajadores cobra por muy por debajo de ese salario medio. Si se compara con el sueldo más frecuente -16.490 euros brutos anuales-, aquel por debajo del cual cobra la mayoría de la población entonces el abismo salarial se dispara: los banqueros pasan a cobrar 225 veces el salario más frecuente.

Los 22’2 millones de euros no se han dividido a partes iguales. A la cabeza está Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, que el año pasado ganó 9’9 millones de euros. 

Francisco González, presidente del BBVA, le sigue con 4’9 millones de euros. Josep Oliu, presidente de Sabadell, es el tercero en este “ranking” con algo más de 4 millones. Ángel Ron, que ya no es presidente del Banco Popular pero lo fue en 2016, cobró 1’7 millones de euros." Los 6 principales banqueros ganaron de media 3’7 millones de euros, entre salarios y aportaciones al fondo de pensiones"

Ellos no son los únicos que cobran cifras astronómicas. No hay que olvidar casos como Rodrigo Echenique y Matías Rodríguez Inciarte (vicepresidentes del Santander) que cobraron 3’8 millones y 4’6 millones de euros, respectivamente. O Carlos Torres Vila (vicepresidente del BBVA) y sus 4’4 millones de euros.

Esto son los mismos banqueros que se han apropiado ilícitamente de 4.500 millones de euros con las cláusulas suelo y que pelean continuamente para no devolverlo. O los que se han apropiado de los 1.300 millones por el cobro de los gastos de formalización de las hipotecas. O los 30.000 millones de euros por la estafa de las preferentes. Sin olvidar los 100.000 millones del rescate bancario  ¿Pero cuál es la base real del abismo social que se agudiza cada día?

¿De dónde sale todo ese dinero?

La respuesta es sencilla. De nuestros salarios. Tal y como lo confirman todos los informes, el aumento del abismo social tiene su origen en la reducción salarial. De hecho, la brecha salarial es el factor más importante en el incremento de la desigualdad de la renta.

España es el segundo país de la Unión Europea (sólo por detrás de Chipre) que ha aumentado en desigualdad desde que empezó la crisis, según el último informe de Intermon Oxfam titulado “Una economía para el 99%”, 20 veces más que el promedio en la Unión Europea. En dicho informe se afirma: “Desde 2014 crece el PIB, pero los resultados de esta reactivación económica solo parecen beneficiar a una minoría mientras que la desigualdad se cronifica e intensifica.”

El informe señala el abismo social que se da en España, y que se ha agudizado con la crisis. Actualmente, el 1% más rico de la población concentra el 27’4% de la riqueza que se genera en España, y más que el 70% de la población más pobre. Y la tendencia es que cada vez se concentre más riqueza en menos manos. Lo que ha llevado a la situación que denuncia el informe de que uno de cada cuatro españoles se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social."Entre 2008 y 2014, los salarios más bajos cayeron un 28% mientras los más altos apenas se contrajeron"

El informe añade: “Entre 2008 y 2014, los salarios más bajos cayeron un 28% mientras los más altos apenas se contrajeron”. Otro informe de CCOO con datos de 2014 señalaba que el sueldo de los ejecutivos del Ibex 35 creció un 80% mientras que el de los trabajadores sólo un 1’8%.

El informe niega que la causa de la desigualdad sea la crisis, sino que apunta como responsable “una economía que promueve una distribución injusta de las rentas y las oportunidades que se generan”. En definitiva, que se están llevando políticas que en los hechos favorecen este trasvase salarial de las rentas del trabajo al capital. Y por ello, desde Intermon Oxfam reclaman políticas de redistribución de la riqueza, que combatan y hagan frente a este cada vez mayor abismo social.

Frente a la concentración de la riqueza cada vez en menos manos, la única alternativa es la redistribución. Sólo si se aplicara la redistribución salarial de nadie por debajo de 1.000 y nadie por encima de 10.000 a estos seis banqueros, tendríamos 21.4 millones de euros, con los que poder completar hasta 1.000 euros el sueldo de 7.160 trabajadores con sueldos de 750 euros. 

En España hay aproximadamente 107.000 personas que cobran 245.400 euros anuales de media (y como hemos visto, una media bastante desproporcionada en algunos casos). Sólo con aplicar un salario máximo de 10.000 euros sobre estos 107.000 ultraprivilegiados, se podría recaudar 13.500 millones de euros para subir salarios que están por debajo de 1.000.

No es verdad que debamos tragar con que se nos empobrezca a la mayoría para que unos pocos ganen sueldos de lujo. Existe una alternativa: redistribución de la Riqueza para empezar a acabar con el abismo social.

¿Qué te ha parecido el artículo?



COMENTARIOS

kenobi (invitado) 09-03-2017 00:12

Te cag...,luego dice el imbécil de Rajoy que no hay dinero.Pues si,tiene razón el artículo,que da alternativas,la única salida es la redistribución de la riqueza....¡¡¡ningún salario por encima de 10.000€!!!


Rosa (invitado) 06-03-2017 18:57

No re invierten los beneficios, sólo se suben los viáticos, las pagas por beneficios,asistencia a reuniones, dónde se.burlan del pueblo mientras le devoran el higado