Andrea Motis

Emotional Dance

5
6 votos
03-03-2017
Publicidad
Andrea Motis es uno de los extraordinarios ejemplos de la proyección internacional de nuestros músicos más 'silenciosos'
 Emotional Dance
Andrea Motis es uno de los extraordinarios ejemplos de la proyección internacional de nuestros músicos más 'silenciosos'

Andrea Motis, trompetista y cantante de jazz, es, a sus 21 años, una de las más importantes promesas del jazz español. Acaba de fichar por Impulse!, la discográfica que fundó el mítico John Coltrane. Andrea se formó en la Escola Municipal de Música de Sant Andreu, y empezó a rodar con la Sant Andreu Jazz Band, capitaneada por el contrabajista Joan Chamorro. Un buen ejemplo del estado en el que está la cantera.

¿Cómo llega la decisión de esta especie de primer disco en solitario?

Porque firmamos con la discográfica Impulse!. No es que sea una decisión mía o de Joan (Joan Chamorro), el grabar un disco sin la banda con la que hemos grabado hasta ahora. De hecho es una continuación del proyecto y contamos con los mismos músicos, Joan Chamorro al contrabajo, Ignasi Terraza al piano, Esteve Pi a la batería, y Josep Traver a la guitarra. Es nuestro séptimo disco.  

Pero con Impulse! he firmado yo como artista y el disco tenía que ir a mi nombre. Ya lo habíamos hablado con Joan Chamorro. Llegado un punto debíamos hacer un disco que llevara mi nombre. Cada vez me ha ido dando más el liderazgo y la responsabilidad de las riendas del grupo. 

¿Que significa para ti grabar con Impulse!?

La propuesta nos llegó a través de los manager y la recibimos con los brazos abiertos. Es un sello donde están algunos de nuestros discos de referencia, como John Coltrane, Charles Mingus o Johnny Hardman. Es un honor que hayan contando con nosotros en este nuevo proyecto con músicos de jazz de todo el mundo. "Es la primera vez que un grupo español graba con el sello de Coltrane"

¿Crees que es también un reconocimiento, a través de vuestro trabajo, a la calidad que está alcanzando el jazz en España?

La verdad es que Impulse! no había firmado hasta ahora con ningún artista español. Sí que había grabado con Tete Montoliu, pero nunca llegó a lanzarse el disco. Hay mucho grupos españoles con una enorme calidad y proyección internacional, pero sin duda es una ventana para que se nos reconozca aún más.

Han cambiado mucho las cosas desde aquel ‘España es un desierto para el jazz’ de Leonard Feather en la Enciclopedia del Jazz. Vivimos en un vergel...

Todavía no es una música que predomine, pero estamos en un momento en el que más formación, proyectos, estudiantes, profesionales y escuelas hay. Hay grupos, clubs… mucha movida. Lo que quizás todavía falta es audiencia, más conciertos y festivales donde ejercer la profesión. Sigue siendo muy difícil que un músico de jazz pueda subsistir con los conciertos. Pero es verdad que hay muchos proyectos, muchas cosas interesantes y mucha calidad. 

¿Como fue la grabación en Nueva York?

Cuando grabamos en Barcelona concentramos todo en muy pocos días, y vamos a un ritmo que es increíble. Pero en Nueva York nos tomamos nuestros seis días, con un horario fantástico y mucha relajación. No me llevé nada que hacer, que para mi era muy importante para poder concentrarme solo en grabar de once a ocho, en conocer a los músicos, a los invitados, en hablar con el grupo cómo nos planteábamos la sesión. Había una concentración y un ritmo de trabajo muy bueno. Disfrutamos mucho. "No he perdido nada por no aprovechar determinadas oportunidades"

¿Por qué ‘Emotional Dance’?, ¿cuál es el hilo conductor del disco?

El hilo conductor del disco es un recorrido por lo mejor de lo que hemos hecho hasta ahora, con algunas novedades. Elegir este título de una de las canciones es porque es muy evocador de lo que significa el disco para nosotros como grupo. Llevamos siete años trabajando juntos, y después de muchos discos y conciertos hemos querido que todo este trabajo se viera reflejado. ‘Emotional Dance’ es una canción original de Ingasi Terraza, el baile emocional que para nosotros significa este proyecto con Impulse!. Es toda la ilusión que hemos depositado en este lanzamiento internacional con las expectativas de crecer y recorrer mucho camino juntos.

Hay tres canciones tuyas en el disco. ¿Te has quedado con ganas de más?

Por supuesto. Quisiera que en el próximo disco hubieran más canciones originales mías. El trabajo de este disco me ha motivado muchísimo.

Tenía ganas de intentarlo y ya había pensado que si no salía suficientemente bien no lo iba a hacer, porque este disco representa un momento muy importante para mi.

La verdad es que me encanta recrear los clásicos, porque hay un repertorio casi inagotable en el jazz de todos los tiempos. Y he descubierto que me encanta coger un tema, jazzístico o no, y hacerlo de forma totalmente diferente, como he hecho con ‘La Gavina’, que es una canción tradicional que todo el mundo conoce en Cataluña. Pero también he quedado muy satisfecha de como han quedado las canciones originales. 

Hablando de versiones. Els Amics de les Arts dicen de tu versión de ‘Lousiana o els camps de cotó’, y cito, ‘en cuanto escuchamos la versión de Andrea supimos que la canción ya no nos pertenecía, y sirve todavía mejor para explicar la historia de la canción’. ¿Cómo surge esta versión?

Hicieron un gran concierto en Sant Cugat al que invitaron a muchos artistas con los que tocaban una canción con cada uno del disco que presentaban. Nosotros tocamos esta canción y me gustó mucho descubrirla, así que les pedimos poder incorporarla en nuestro repertorio, porque además no hacíamos ninguna canción en catalán y el público lo agradece mucho. Los productores de ‘Emotional Dance’ la escucharon en directo y nos pidieron que la incluyésemos, aunque no lo teníamos pensado porque el sello es muy de jazz. Lo mejor es eso precisamente, que fueron ellos quienes nos la pidieron. Es un gran tema. 

¿Abordáis siempre los temas en grupo?

Sí, tanto los originales como las versiones. Cuando encuentro una canción se lo digo al grupo cara al siguiente ensayo. El Ignasi y el Josep hacen los arreglos, van surgiendo las ideas, todos proponemos… hay veces en las que ya tengo pensado lo que quiero, como en “La Gavina” que es un cambo radical, pero cuando hacemos una versión muy dentro del estilo, lo hacemos entre todos. 

¿Ha sido clave en tu carrera rechazar algunas propuestas?

Estoy muy agradecida por el asesoramiento de Joan y de mis padres. Muy sensato por su parte. Recibimos propuestas, tanto de grandes discográficas como de grandes concursos muy conocidos en la televisión, y quizás otra persona me hubiera dicho que son oportunidades que solo pasan una vez en la vida. Nosotros estábamos trabajando mucho, ya habíamos sacado discos, y yo estaba apenas empezando a aprender en el mundo del jazz. 

Me hicieron pensar que lo mejor era tener una larga carrera y no ser la imagen de un tipo determinado de espectáculo. Además soy muy crítica con un formato que puede hacerte famosa pero no me convence musicalmente. Fue una buena elección. Hemos seguido trabajando en un camino ascendente y no hemos perdido absolutamente nada por no aprovechar estas oportunidades. 

Se te abre una ventana de enorme proyección internacional. ¿Tienes un sueño, una meta, o trabajas al día?

Hay una parte que consiste en ir cogiendo las opciones que te proporciona el trabajar con otros músicos en el mundo del jazz, como ha pasado con Impulse!. Me dedico a lo que quiero, hago lo que me gusta, y sueño con seguir haciéndolo con la sensación de sentirme libre para presentar discos a mi manera, colaborando con diferentes músicos. En definitiva, lo que he venido haciendo hasta ahora. Esto es lo que me hace feliz y me gustaría seguir haciendo. Lo difícil, cuando eres músico, es poder hacer lo que quieres y no lo que sea para poder sobrevivir. 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS