Pablo Giménez Gómez

Jóvenes investigadores, la generación perdida

5
5 votos
09-02-2017
"El sistema científico español se está vaciando de personas y de talento"

Pablo Giménez Gómez, investigador en la Universidad Complutense de Madrid y portavoz de la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI/Precarios)

----------------

En vuestro último comunicado de prensa os preguntáis si 2016 ha sido un año de susto o de muerte. ¿Qué perspectivas veis para los jóvenes investigadores españoles en este 2017?

La perspectiva es realmente preocupante. A día de hoy un joven investigador tiene que elegir entre dejar la ciencia para poder quedarse en España, o irse al extranjero para poder continuar su carrera. Son palabras duras pero es la realidad de cada día. Es lo que vemos día a día hablando con cientos de investigadores: que una vez se están acabando los contratos que tenían, o hacen las maletas o se dedican a otra cosa, no hay más a día de hoy. 

Es así de crudo, no se pueden maquillar las palabras porque es lo que estamos viviendo. Cientos y cientos de jóvenes se marchan cada mes al extranjero. La OCDE, un organismo que no es para nada favorable a los intereses de España, y totalmente de la mano del gobierno, dice que hay 12.000 jóvenes españoles trabajando en investigación en el extranjero, aunque nosotros pensamos que son muchos más. Es difícil recopilar estas cifras, pero estimamos en 15.000 los jóvenes investigadores que han tenido que exiliarse. 

El sistema científico español se está vaciando de personas y de talento. De gente que ha sido formada en España con dinero de todos los españoles, y que se encuentra que para poder desarrollar su carrera tiene que contribuir a la ciencia de otros países, cuando lo que están deseando es contribuir a la ciencia de su país."Estimamos en 15.000 los jóvenes investigadores que han tenido que exiliarse. "

El Gobierno dice que la inversión en investigación en nuestro país ha aumentado. Pero desde 2009 España ha reducido la inversión en I+D+i desde el 1,45% del PIB hasta el 1,2%. ¿La situación presupuestaria de la ciencia en España.... sale del hoyo o estamos aún en el fondo?

Estamos totalmente en el fondo. Es más, fuimos ingenuos y pensamos que se iba a revertir la situación de los recortes en ciencia, porque durante las elecciones todo fueron muy buenas palabras, un trato amable y se llegaron a grandes acuerdos. Pero una vez que el gobierno se ha puesto a funcionar, nos encontramos con que la ciencia ha dejado de interesar. Sigue sin hacerse nada, estamos sobreviviendo con lo que hay, y no hay una expectativa de que esto vaya a mejorar. Lo que vemos es que, si bien antes si que querían reunirse con nosotros, si que querían que les diéramos nuestras propuestas, a día de hoy no quieren saber nada de la ciencia, no la meten en la agenda, y además se vislumbran nuevos recortes. No sabemos muy bien que va a pasar, si ese 1,2% del PIB va a aumentar ligeramente con los años o si va a continuar descendiendo. 

Pero se quede como se quede, son cifras realmente dramáticas. Al final, si no sube significativamente ese porcentaje, se traduce en que miles de jóvenes se tengan que ir, en que cientos de proyectos no se puedan hacer, y en una cantidad incalculable de conocimiento que se está desperdiciando.

A lo largo de los últimos años, muchos miles de jóvenes investigadores han tenido que emigrar al extranjero para intentar labrarse un futuro en la ciencia. Un auténtico éxodo de talento. Y para los que siguen investigando en España, el desamparo, la incertidumbre y la inestabilidad son una constante en su carrera. ¿Cómo valoráis que ha afectado esto a esta generación de jóvenes científicos y a la ciencia española?

No sólo afecta a los jóvenes de carreras científicas. Estamos hablando de la generación mejor preparada y formada de la historia de España. Se ha invertido una cantidad enorme en formación, es una generación entera de jóvenes -no sólo los científicos- que puede y quiere contribuir a su país, y nos encontramos con que nos están echando. Cualquier persona que se haya formado, de cualquier campo profesional, se encuentra que si quiere trabajar, más allá de la campaña navideña o en un bar en verano, tiene que emigrar al extranjero. Creemos que esta situación se debe revertir, pero no solo para los jóvenes investigadores, sino para toda esta generación.

En el comunicado denunciáis cómo desde la dirección del CSIC se promueve la precariedad de los jóvenes investigadores, llegando incluso a penalizar a los grupos de investigación que -por fallo judicial- estabilizaron a los investigadores contratados reiteradamente de manera temporal. ¿Es así?

Eso es totalmente así. En el CSIC hubo un colectivo de investigadores que por obligación legal debían ser estabilizados. Cuando se acababan el número máximo de contratos temporales que podían encadenar -que dependían una parte del ministerio y otra parte del CSIC- se les debía haber ofrecido una plaza fija. El CSIC, al no tener fondos, no pudo cubrir esas plazas y los despidió. Y este colectivo, como se estaba actuando contra la ley, fueron a los tribunales y ganaron la sentencia. El CSIC, al verse obligado a aceptarlos, lo que hizo fue recortar el presupuesto a sus grupos de investigación, para que fueran sus propios grupos los que pagaran el plato roto. De esa forma querían desincentivar a los demás a que estabilizaran a sus doctorandos y a los jóvenes investigadores, que tienen todo el derecho a ser fijos. Es un caso, casi podríamos decir, en el que la dirección del CSIC está extorsionando a los grupos de investigación para que mantengan en la precariedad a los investigadores. Recortarles financiación para que no estabilicen a la gente.

Sin embargo, tenemos la generación de investigadores mejor formada y preparada de la historia de España, una cantidad ingente de talento investigador. ¿España está en condiciones -por capital humano- de convertirse en una potencia científica mundial si hubieran políticas y financiación adecuadas?

Totalmente. El sistema universitario y de formación doctoral es muy bueno, y el sistema de formación en los centros de investigación también es excelente. Las personas que consiguen un contrato en una convocatoria pública tienen una gran formación, es gente con muchísimo talento. Y además en España los investigadores tenemos un valor añadido: por fuerza aprendemos a hacer "más con menos". Como no hay fondos para tener grandes medios, los científicos españoles tiene que aprender a desarrollar un ingenio increíble, que luego cuando salen al extranjero es totalmente valorado. No tenemos los aparatos que tienen los equipos bien financiados, y tenemos que buscarnos la vida usando el ingenio y la ciencia. Eso está totalmente reconocido fuera de España por revistas de prestigio como Nature hace un mes, que sacaba una editorial sobre la problemática de la ciencia en España.

Tenemos un enorme talento que se está desperdiciando, y es trágico. Y no por sólo por nosotros: al final es toda la sociedad la que sale beneficiada de nuestras investigaciones. Nosotros no sólo queremos revertir esta situación del I+D por estabilizar nuestras condiciones o por quedarnos en España, sino porque queremos quedarnos a desarrollar la ciencia aquí, para que repercuta y beneficie a toda nuestra sociedad"Tenemos un enorme talento que se está desperdiciando"

FJI/Precarios pedís un Pacto por la Ciencia a nivel nacional, y que se aumente la inversión en I+D del 1% actual al 3% recomendado por la Comisión Europea como medida para salir de la crisis. ¿Es posible soñar con una España cuyo motor económico sea el I+D+i, y no sólo el turismo o los servicios?

Hay que tener en cuenta que nosotros no estamos exigiendo nada que no pidan organismos oficiales como la UE, que es la que dice que hay que ir al 3% de inversión en I+D. El gran Pacto por la Ciencia, hay que recordar que fue Mariano Rajoy en su segunda legislatura el que lo prometió. Nosotros sólo reivindicamos lo que ellos ya han prometido; lo que queremos es que se cumpla. Hemos preguntado en sede parlamentaria por la comisión que iba a trabajar por el Pacto por la Ciencia muchas veces, pero aún no hemos obtenido respuesta, aunque sin duda vamos a seguir trabajando para que se consiga.

¿Tenéis previstas nuevas movilizaciones, como la marea roja contra los recortes en ciencia, o 'la noche de los investigadores'?

Nos tenemos que reunir los diferentes colectivos, pero seguramente 'la noche de los investigadores' volveremos a salir a la calle porque es más necesario que nunca. Intentaremos hacerle llegar a la ciudadanía, no solamente lo útil qe es la ciencia, sino reivindicar que si no se aumenta sustancialmente la inversión en I+D en este país, es posible que esa noche divulgativa -que tan necesaria es- no pueda hacerse, o que se tenga que celebrar en Alemania. Si queremos celebrar 'noche de los investigadores', necesitamos acciones de protesta y reivindicación, para advertir a la ciudadanía que no es oro todo lo que reluce.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?



COMENTARIOS

Maria Angustias (invitado) 11-02-2017 17:48

Muy bueno .Un buen análisis de la precariedad en investigación en nuestro país y la situación en la que están los jóvenes marchando a otros países para desarrollar sus proyectos de investigación.Es vergonzoso que los gobernantes no den solución a todo esto.Nuestros jóvenes investigadores no van a poder devolver a su Universidad ni a su país sus conocimientos y proyectos de investigación.La investigación es el futuro y desarrollo de un país .