Zimbabwe, han formado un gobierno incluyente.

Zimbabwe ¿Un respiro para el pueblo?

El 11 de febrero tendrá lugar el juramento del primer ministro y sus adjuntos

0
0 votos
03-02-2009
Publicidad
Mugabe, de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), seguirá como presidente y Tsvangirai, del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) será el primer ministro del gobierno, incluirá ministros de ambos partidos, y representantes de la facción disidente del MDCE Mugabe, de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), seguirá como presidente y Tsvangirai, del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) será el primer ministro del gobierno, incluirá ministros de ambos partidos, y representantes de la facción disidente del MDCE
El presidente Mugabe y Tsvangirai firmaron en septiembre un acuerdo de reparto del poder, que no se había concretado por discrepancias sobre la atribución de los ministerios.
 
El régimen de Robert Mugabe cuenta en la actualidad con el apoyo de dos países Por un lado está China, con el que Mugabe ha reparado en cierta medida el aislamiento mundial que caracterizaba al país. Por el otro cuenta con Sudáfrica, país vecino que le da apoyo a nivel regional y que es clave para que Mugabe pueda ejercer su poder sin tener demasiados impedimentos por parte de los Estados que conforman el África Austral.
 
Por otro Lado Tsvangirai, se ha visto, desde las últimas elecciones, arropado por el imperialismo de EEUU, que al fin vería la posibilidad de apoderarse del “granero de África”, como era conocido Zimbabwe, en sus buenos tiempos por su expansión económica y social y por su riqueza en recursos naturales. Y que propuso el bloqueo al país junto a la UE, cuando Mugabe se negó a reconocer la victoria de Tsvangirai.
 
Como resultado de las políticas del régimen en el poder desde 1980. Ha experimentado un fuerte declive en lo económico y en el ámbito de las libertades individuales de sus ciudadanos. Cabe destacar, la hiperinflación de aproximadamente 10 millones que ha fulminado con los ahorros y los ingresos de los trabajadores, que junto al descensos de la producción y escasez de electricidad, combustible, alimentos, y bienes básicos, ha dado como resultado que la mayoría de las transacciones de la economía hallan degenerado en tal grado de especulación y dependencia, que la gran mayoría de la población activa, de todos los sectores, tiene que hacer cara a una pobreza cada vez mayor, a una masiva inanición.
 
Sólo se han beneficiado las grandes multinacionales de la cadena imperialista que se dedican a la extracción de las riquezas de Zimbabwe y las hienas de la elite gobernante-
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad