Radiografí­a del paro (II)

El paro aumentó en todas las ramas de la producción

En el último trimestre de 2008 el paro aumentó en todos los sectores; pero además los 489.600 empleos destruidos han puesto de manifiesto la acelerada velocidad de deterioro de la situación económica.

0
0 votos
03-02-2009
Publicidad
Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el cuarto trimestre siguió la sangrí­a de la construcción, con 145.200 parados más. Más de 210.000 empleos se destruyeron en el sector servicios que se incorpora con fuerza a la destrucción de empleo. Especialmente significativa es la destrucción de empleo en la industria, casi 80.000 parados más en el último trimestre del año. Tampoco se salva la agricultura donde el paro subió en 4.000 personas. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el cuarto trimestre siguió la sangrí­a de la construcción, con 145.200 parados más. Más de 210.000 empleos se destruyeron en el sector servicios que se incorpora con fuerza a la destrucción de empleo. Especialmente significativa es la destrucción de empleo en la industria, casi 80.000 parados más en el último trimestre del año. Tampoco se salva la agricultura donde el paro subió en 4.000 personas.
Si el casi medio millón de parados del último trimestre de 2008, provenientes de todos los sectores económicos, ha puesto de manifiesto que la economía española ha entrado en un proceso acelerado de deterioro; los datos de todo 2008 advierten sobre la profundidad de la crisis.
En 2008, en la construcción se destruyeron 558.000 empleos (hay ya casi 600.000 parados en el sector); pero según varios medios el ajuste en el sector no ha terminado y aún se destruirán en este año en la construcción, al menos, otros 350.000 empleos.
El sector servicios, el que más empleo mantiene (13,7 millones, frente a los 3,05 millones de la industria o los 2,13 millones de la construcción) y también el que mayor número de parados: 1.145.000 parados; puede convertirse en este año además en la principal fuente de paro. Si se mantiene la tendencia del 4º trimestre, medio millón de empleos pueden estar amenazados.
La industria destruyó en 2008 unos 220.000 empleos y suma ya casi 290.000 parados. A lo que han contribuido decisivamente las multinacionales del automóvil y las empresas auxiliares que han arrastrado.
La agricultura acabó 2008 con unos 150.000 parados.
                    
El aumento del paro en todos los sectores deja en evidencia al gobierno (Zapatero pronosticaba que la industria absorbería el paro de la construcción); pero sobre todo demuestra que no hay ningún sector de la economía que sea referente de un nuevo modelo de crecimiento. Ningún sector está en condiciones de sustituir a la construcción como motor de crecimiento, capaz de absorber el paro y encabezar la creación de riqueza y empleo.
Lo grave es que el gobierno ha dejado de lado los recursos para “cambiar el modelo de crecimiento” para comprometerlos en los planes de rescate de la banca y las grandes financieras. Incluso con los 8.000 millones de euros puestos a disposición de los ayuntamientos, no se ha tenido en cuenta activar los sectores estratégicos, como el de la energía, las nuevas tecnologías, la educación… que podrían contribuir a cambiar el modelo de crecimiento.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad