Jorge Perrugoría

Habana Noir

Jorge Perugorrí­a interpreta al detective Mario Conde, uno de los personajes más queridos de la literatura cubana.

5
5 votos
30-10-2016
"Mario Conde representa a una generación que como yo creyó en un proyecto de paí­s"
 Habana Noir
"Mario Conde representa a una generación que como yo creyó en un proyecto de paí­s"

 

   “El universo de Conde nos atrapó a todos. Sus imágenes son imposibles de olvidar: Noches de sudor y ron. Callejones oscuros y bandas de música en pequeños tugurios. Reminiscencias de iconografía tanto religiosa como revolucionaria. Siluetas. Gente que observa en la calle... Nada es lo que parece al principio. (…) Orquestada en torno a nuestro atípico héroe, la película debía presentar un armonioso equilibrio entre una imagen propia del cine negro y un reflejo veraz de la realidad cubana. A partir de ahí, podemos decir que la película crea un particular género policial-caribeño, o como me gusta llamarlo a mí, Habana Noir.”  

 Félix Viscarret, director

 

------------------------------------------------------------------------- 

   Mario Conde es un personaje muy singular; un policía que quiere ser escritor. ¿ Qué características cree usted que lo hacen tan entrañable?

   Mario Conde es posiblemente el personaje más conocido y querido de la literatura contemporánea cubana. Los personajes del género negro tanto en la literatura como en el cine tienen unas características muy clásicas. Son personajes muy atractivos, muy contradictorios y muy humanos. Mario Conde no es el típico policía de Hollywood que resuelve todos los casos con éxito y por la fuerza. Conde no es un triunfador sino, por el contrario, es un perdedor y esa característica lo acerca al público que se identifica con él porque los perdedores en el mundo son una mayoría. El personaje además tiene unos principios éticos muy fuertes, lucha contra la corrupción, contra los oportunistas...Son características que lo definen como un personaje ético y lo hacen muy atractivo. 

   Los sueños rotos de Mario Conde, ¿en qué medida representan los conflictos existenciales de toda una generación? 

Eso es un logro de la literatura Leonardo Padura que se ha convertido posiblemente en el cronista más importante de los últimos treinta años de Cuba. Tanto la película como la serie ,que se va a estrenar próximamente, recogen el espíritu de la novela “Vientos de Cuaresma”, una crónica de la realidad cubana donde se ve representada toda una generación. Mario Conde se alimenta de la nostalgia y representa a toda una generación que como yo creyó en un proyecto de país.

  ¿Cómo ha construido el personaje?

Desde hace 15 años Leonardo Padura y yo intentamos llevar al cine a Mario Conde sin lograrlo, hasta que Tornasol Films se lanzó a producirla. Durante ese sueño de quince años Padura escribió el guión de Regreso a Ítaca en el que yo interpreté el personaje de Eddy acercándome poco a poco al mundo de Padura.

  Leonardo Padura no describe físicamente al personaje en las novelas, por eso cada espectador lo imagina de una manera diferente. No tuve más remedio que buscar dentro de mí. Porque yo pertenezco a esa generación que como Mario Conde, se reunía a escuchar música en inglés cuando estaba prohibida... He compartido las mismas vivencias que Mario Conde y ha sido muy bonito revivir esos recuerdos y sueños. 

   El cine de género no es muy común en la cinematografía cubana. Tampoco Vientos de la Habana es una thriller ambientado en La Habana, sino una película muy genuina. Pedro Márquez fotografía una Habana muy intrigante. ¿Cómo definiría a ese otro personaje de la película, La Habana?

Efectivamente, La Habana es uno de los protagonistas de la película. Pedro Márquez y Félix Viscarret consiguen mostrar una ciudad con una belleza espectacular en medio de su decadencia. Esa pátina de cine de género y la fotografía de La Habana es uno de los logros de la película. Félix Viscarret quería mostrar un “hogar caribeño” y yo creo que lo logró. Se rodó en los barrios donde vivió el personaje, no en la Habana más turística o folclórica ni más vista en el cine cubano. La luz de Pedro Márquez ,llena de contrastes, crea unas atmósferas muy inquietantes. 

   La arquitectura  de la ciudad es muy plástica, desde luego es un escenario cinematográfico extraordinario. En la historia hay también muchos claroscuros, la corrupción policial, la droga...y la guerra de Angola. ¿ Cómo marca ese episodio a la sociedad cubana?

   Imagínate. Fue muy doloroso, se perdieron muchas vidas. El mundo era entonces diferente. Se luchó en Angola por el internacionalismo pero también en otros muchos lugares de África o Latinoamericana en busca de esa utopía. A partir de los 90 tras la caída del muro de Berlín todo eso cambió. Es una generación que lo vivió con frustración. 

  Es usted el primer actor cubano miembro de la Academia de Cine Americana. ¿Cómo valora el éxito de directores mexicanos en Hollywood?

   El talento latino en Hollywood ha sido fundamental. Los últimos premios Oscars los han ganado fundamentalmente directores mexicanos. Y cada vez hay mas talento. Directores, actores, fotógrafos...son reconocidos por la industria y son ya parte fundamental de Hollywood. 

  El cine en español, con 400 millones de hispanohablantes, ¿ no tiene unas potencialidades que no tienen otras cinematografías?

   Hay un potencial enorme pero los mecanismo de distribución no funcionan. Hay países que dentro del cine iberoamericano tienen más proyección, como España, Argentina, y también México; pero en lo fundamental no se distribuyen la mayoría de películas que se producen. Y mira que se hacen reuniones, congresos, debates para encontrar mecanismos pero resulta muy difícil.

  La escuela de cine de San Antonio de Los Baños es un referente internacional. ¿ En qué se basa la escuela de interpretación cubana?

  La formación de los actores cubanos es realmente maravillosa. En “Vientos de la Habana” grandes actores interpretan personajes pequeños pero fundamentales en la historia.  El teatro ha sido fundamental  en la formación de los actores cubanos. Muchos cubanos fueron a estudiar a la URSS y se formaron como profesores en el método Stanislasvki iniciando el camino de la escuela de actuación cubana. 

¿Qué te ha parecido el artículo?



COMENTARIOS