Zapatero avala con nuestro dinero las emisiones de deuda de la banca

Que se hunda España y que se salven los bancos

¿Se imaginan cómo habrí­a mejorado la situación de hipotecados y parados, o de muchas pequeñas empresas, si el gobierno aportara 200.000 millones de euros para ayudar a pagar sus deudas?

0
0 votos
03-02-2009
Publicidad
"¡España se hunde! ¡Los banqueros y los monopolios primero!". Esta parece ser la consigna del gobierno de Zapatero ante la crisis. El presidente del gobierno ha asegurado que "no he dado un euro a la banca", y sostiene que apremiará a los banqueros para que concedan de una vez créditos a las familias y las pymes. Miente en ambos casos. Y los avales concedidos a las emisiones de deuda de la banca -un auténtico salvavidas para Botí­n y compañí­a, que compromete 200.000 millones de euros del erario público- son un claro ejemplo.
 Zapatero y Solbes, en la última reunión con los banqueros en Moncloa. (Foto: EFE)
Zapatero y Solbes, en la última reunión con los banqueros en Moncloa. (Foto: EFE)
"¡España se hunde! ¡Los banqueros y los monopolios primero!". Esta parece ser la consigna del gobierno de Zapatero ante la crisis. El presidente del gobierno ha asegurado que "no he dado un euro a la banca", y sostiene que apremiará a los banqueros para que concedan de una vez créditos a las familias y las pymes. Miente en ambos casos. Y los avales concedidos a las emisiones de deuda de la banca -un auténtico salvavidas para Botí­n y compañí­a, que compromete 200.000 millones de euros del erario público- son un claro ejemplo.
Los vencimientos de las deudas contraídas con el capital financiero extranjero son el principal problema de la banca española.
Durante los años de expansión –y especialmente a partir de 2004, con la llegada de Zapatero a  Moncloa-, la banca española ha exprimido el negocio del crédito, obteniendo jugosos beneficios, muy por encima de sus posibilidades.
Si en el año 2000, el PIB español representaba el 10% del de la ZE y los créditos a las empresas no financieras alcanzaban el 12% del total de dicha zona. En 2007, el PIB español había subido al 12% del PIB total, pero dichos créditos alcanzaban ya el 21% de dicho total. En 2007, el peso de los créditos a los hogares en porcentaje del PIB era del 85%, frente a sólo el 47% en la ZE, y los créditos a las empresas no financieras eran también del 85% del PIB, frente al 50%.
Para financiar ese brutal incremento del crédito, muy por encima de su capacidad, los bancos españoles han pedido prestado a los grandes bancos europeos. Acumulando una deuda total de 498.977 millones de euros que Botín y compañía deben devolver abonando además cuantiosos intereses.
En 2008, los grandes bancos españoles afrontaron vencimientos de deuda por valor de 44.727 millones de euros. Una cifra que se elevará a 75.557 millones de 2009 y a 70.998 millones en 2010. Y que prácticamente quintuplica el total de beneficios declarados por los grandes bancos en 2008.
Este es, pues, un dogal que asfixia la expansión de la gran banca española. Pero no se preocupen, señores banqueros, Zapatero acude veloz a su rescate.
Para abonar esos desorbitados vencimientos de deuda sin ver desaparecer sus beneficios, la banca española está obligada a captar liquidez emitiendo nuevos títulos de deuda. Que son, dada la restricción del crédito internacional impuesta por la crisis, cada vez más difíciles de colocar. Y por los que, merced a la degradación de la situación económica española, hay que pagar mayores intereses.
Sin embargo, a pesar de esas dificultades, la banca española ha colocado en 2008 hasta 36.000 millones de euros en títulos de deuda.
¿Cómo ha sido posible? Gracias a la generosa línea de avales públicos, por valor de 200.000 millones de euros, otorgada por el gobierno de Zapatero.
El Tesoro Público adjudicó a finales del pasado año 90.000 millones de euros (sobre un máximo previsto de 100.000 millones) a 53 entidades españolas. Lo que permitirá a los bancos financiar, con respaldo público, el 72% de su deuda. De hecho, 27 de los 33 bancos que tienen compromisos de deuda en 2009 podrán refinanciarla sólo con los avales que Zapatero les entrega.
En esto se gasta Zapatero el dinero de todos los españoles: en facilitar el pago de las deudas que la gran banca tiene contraídas.
¿Se imaginan cómo habría mejorado la situación de hipotecados y parados, o de muchas pequeñas empresas, si el gobierno aportara 200.000 millones de euros para ayudar a pagar sus deudas?
Pero claro, según el “socialismo” de Zapatero, el dinero del Estado es sólo para la banca.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad