Efemérides

Siempre John Ford

Tal dí­a como hoy nació John Ford. Si hay algo puramente americano es el western, y John Ford es un clásico con mayúsculas. Los mejores aprendieron de él.

0
0 votos
01-02-2009
Publicidad
Los westerns de Ford como los firmados por Hawks, y más tarde Peckinpack o Eastwood nos muestran las heridas de América, las dos caras de América. El ferrocarril trajo el progreso pero convirtió a hombres libres del salvaje oeste en asalariados y funcionarios. En sus pelí­culas los bandidos se llaman libertad y los senadores pierden la fe en la ley. Sus pelí­culas con una fuerte hondura trágica retratan la voracidad del imperio, de su maquinaria de estado, la contradicción entre ser una democracia y un imperio, entre la libertad y la ley, entre el individualismo libertario y el imperio americano. En la frontera, escenario de muchas de sus pelí­culas, el estado pierde su jurisprudencia y no hay más ley que la del salvaje oeste. Los westerns de Ford como los firmados por Hawks, y más tarde Peckinpack o Eastwood nos muestran las heridas de América, las dos caras de América. El ferrocarril trajo el progreso pero convirtió a hombres libres del salvaje oeste en asalariados y funcionarios. En sus pelí­culas los bandidos se llaman libertad y los senadores pierden la fe en la ley. Sus pelí­culas con una fuerte hondura trágica retratan la voracidad del imperio, de su maquinaria de estado, la contradicción entre ser una democracia y un imperio, entre la libertad y la ley, entre el individualismo libertario y el imperio americano. En la frontera, escenario de muchas de sus pelí­culas, el estado pierde su jurisprudencia y no hay más ley que la del salvaje oeste.
       Sus películas se cuentan entre las mejores de la historia del cine: “Centauros del desierto”, “Las uvas de la ira” “Qué verde era mi valle”, “El hombre tranquilo”...Convirtió el western hasta entonces considerado un género menor en un clásico cuando estrenó la Diligencia en 1939 con John Wayne como protagonista. Se puede rastrear la evolución del género a través de su filmografía. Sus personajes son antihéroes trágicos, hombres que perdieron todas las guerras. La abstracción de los paisajes se convirtió en un rasgo del género, en un personaje más. Después, cuando EEUU era ya un imperio que dominaba el mundo, vinieron películas como  “Centauros del desierto”,” Fort Apache”, “Liberty Balance” ésta última amarga reflexión sobre el fin del salvaje oeste, sobre la nueva civilización que descansa sobre la mentira y el crimen.

      Dirigió a James Stewarth, Mauren O´Hara y sobre todo a Jonh Wayne hasta en 20 películas. John Wayne interpretó el inolvidable personaje de Ringo Kid en La Diligencia, un fuera de la ley enamorado de Dallas, una prostituta que han echado de la ciudad. Gregg Toland, responsable de la desbordante fotografía de Ciudadano Kane fotografió muchas de sus películas. Trabajó con los guionistas Dudley Nichols autor de “La fiera de mi niña” y con Frank S. Nugent.

     Aunque le han querido acusar de conservador, republicano, y de racista resulta que participó en el Comité Cinematográfico de Ayuda a la Republica Española, que los navajos le consideraron miembro honorario de su tribu, y que retrató la América del crack, de la Gran Depresión. Nunca antes se fotografió mejor el saqueo del capital financiero ni la dignidad de un pueblo como él lo hizo en “Las uvas de la ira”.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad