Corresponsalí­a Buenos Aires

Argentina: muchas luchas, una sola ruta

Confluencia de luchas: obreros metalúrgicos, productores agropecuarios y movimientos sociales. Esa es la ruta

0
0 votos
31-01-2009
Publicidad
El jueves 15 de enero unas 3000 personas entres trabajadores de la empresa metalúrgica Paraná Metal, productores agropecuarios de la zona, principalmente campesinos medios y pobres y diferentes organizaciones sociales cortaron durante 8 horas la ruta 9, que une Buenos Aires con la ciudad de Rosario, a la altura de la ciudad santafesina de Villa Constitución. El jueves 15 de enero unas 3000 personas entres trabajadores de la empresa metalúrgica Paraná Metal, productores agropecuarios de la zona, principalmente campesinos medios y pobres y diferentes organizaciones sociales cortaron durante 8 horas la ruta 9, que une Buenos Aires con la ciudad de Rosario, a la altura de la ciudad santafesina de Villa Constitución.
        El conflicto se desató a raíz de que la empresa Paraná Metal resolvió suspender a todo el personal sin goce de sueldo. La fábrica está parada desde mediados de diciembre, cuando los directivos alegaron que no tenían ventas previstas ni motivos para seguir produciendo.
 
Industria en crisis. Los metalúrgicos pidieron que se mantengan sus puestos de trabajo, unos 1.500, en la empresa Paraná Metal.
 
        Paraná Metal fabrica blocks de motor, discos y campanas de frenos, entre otras piezas de fundición para la industria automotriz. La empresa justificó la medida con el argumento de que el 95 por ciento de su factura tenía destino de exportación, pero con la crisis global en noviembre las ventas se derrumbaron al 50 por ciento.
 
        Sin embargo este conflicto es uno más de los que afectan a la industria y se da en el marco de una profunda reestructuración y deslocalización llevada a cabo por las grandes multinacionales automotrices a nivel mundial.
                           
         Conflicto agropecuario. Por su parte, los ruralistas exigieron medidas para paliar la sequía que azota la región y la baja de impuestos a las exportaciones de granos.
 
        Estos reclamos del sector agropecuario son la continuidad del conflicto que sacudió al país a principios del año pasado. Si bien el gobierno de Cristina Kirchner sufrió una derrota política estrepitosa en aquella oportunidad, los reclamos del sector, sobre todo de los campesinos pequeños y medianos, no fueron satisfechos. Favoreciendo así a las grandes multinacionales cerealeras.

      Marcando el camino. Junto con la de los obreros de Paraná Metal se desarrollan en distintos puntos del país diferentes luchas. Ejemplo de ello fueron los diez días de paro con cortes de ruta y bloqueos de empacadoras que llevaron al triunfo a los obreros de la fruta de Río Negro y Neuquén, o los trabajadores de la construcción de Santa Cruz bloqueando los accesos a la capital provincial en reclamo de mayor inversión estatal en obras públicas. De esta manera se van logrando conquistas en el combate contra la política de las multinacionales y el gobierno de Kirchner de descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad