Los trabajadores de Marktel contra un convenio regresivo

El Grupo Marktel o la reforma laboral de los monopolios

El 16 de julio, tuvo lugar en las puertas del Geminis Center (Av. de les Corts Valencianes, 39) la quinta concentración semanal contra las practicas antisindicales que vulneran los derechos de los trabajadores del Grupo Marktel, una compañí­a de telemarketing que cuenta con 700 trabajadores en Valencia.

5
3 votos
27-07-2015
Publicidad
Tal y como ha denunciado en reiteradas ocasiones la Confederació General del Treball (CGT), Marktel aplica ritmos de trabajo insostenibles, vulneraciones constantes de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, retrasos sistemáticos en el abono de las nóminas, doble escala salarial basada en aplicación de distintos convenios, congelación de sueldos desde el año 2009 y una presión constante radicada en la amenaza y el temor.
 Cartel convocando a los trabajadores a las movilizaciones de Marktel en Valencia.
Cartel convocando a los trabajadores a las movilizaciones de Marktel en Valencia.
Tal y como ha denunciado en reiteradas ocasiones la Confederació General del Treball (CGT), Marktel aplica ritmos de trabajo insostenibles, vulneraciones constantes de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, retrasos sistemáticos en el abono de las nóminas, doble escala salarial basada en aplicación de distintos convenios, congelación de sueldos desde el año 2009 y una presión constante radicada en la amenaza y el temor.

Marktel Teleservicios SL y Marktel Servicios de Marketing Telefónico SA conforman las dos empresas de Grupo Marktel en Valencia. Junto a las delegaciones de Madrid y Elvas (Portugal), da servicio a importantes firmas como Vodafone-Ono, Bankia o Gas Natural y Sanitas. No estamos hablando de un pequeño empresario explotador sino de una herramienta al servicio de grandes monopolios que rebaja condiciones de vida y trabajo de personas que trabajan para ellos.

A raíz del rechazo de la CGT a la imposición de un nuevo convenio absolutamente regresivo, ésta la empresa ha iniciado una auténtica campaña de acoso y persecución a los representantes sindicales. Contratación de detectives, intentos de revocar y desacreditar al Comité de Empresa y una campaña de miedo porque el cumplimiento de la legalidad se convierte en motivo de despido."No estamos hablando de un pequeño empresario explotador sino de grandes monopolios que rebajan las condiciones de vida y trabajo de quienes trabajan para ellos"

No estamos ante el caso de una pequeña empresa explotadora, es un ejemplo práctico de una reforma laboral impulsada por el FMI y la Merkel que los grandes monopolios de la oligarquía utilizan para rebajar drásticamente las condiciones laborales y acumular capital con la sobrexplotación de la mano de obra. Vodafone-Ono, Jazztel, Bankia, Aguas de Valencia, Mapfre, Gas Natural y Sanitas tienen beneficios astronómicos.

Estamos pues ante una práctica propia del capitalismo monopolista, no ante una pequeña empresa pirata.

Desde 2012 las sucesivas reformas laborales al facilitar y abaratar el procedimiento del despido, han provocado que el empleo estable se reduzca más que nunca en la crisis. Aumenta el volumen de contratos temporales de menos de tres meses de duración Continúa la destrucción de empleo a tiempo completo y la creación a tiempo parcial no voluntario, con jornadas de trabajo completas, pero con salarios vinculados al tiempo parcial. Se incrementa la tendencia al aumento de las personas ocupadas subempleadas, es decir, de aquellas personas que tienen un trabajo, pero no tienen un salario suficiente que les garantice llegar a final de mes. Este es el modelo que nos quieren imponer y Marktel es un ejemplo.

Impulsar el apoyo a todas las luchas justas de los trabajadores por sus derechos, y uniéndonos en una alternativa que señale quién nos impone estos recortes y quien se beneficia podremos detenerlos.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad