Acto de UPyD en Orense

Éxito de Rosa Dí­ez a pesar de la lluvia

Los actos de UPyD son la expresión de la esperanza, de la ilusión, de la confianza de los ciudadanos, cada vez más conscientes, en que es posible construir una alternativa al "bipartidismo imperfecto"

5
1 votos
30-01-2009
Publicidad
Parece que la persistente lluvia acompaña los actos de inicio de campaña de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en las elecciones autonómicas gallegas y vascas. Parece, cada vez más, que es la expresión de la tristeza ciudadana ante la degeneración democrática, la disgregación de España y la crisis económica. Por el contrario, los actos de UPyD son la expresión de la esperanza, de la ilusión, de la confianza de los ciudadanos, cada vez más conscientes, de que es posible construir una alternativa al "bipartidismo imperfecto", a una partitocracia endogámica, que ha ido aumentando, a lo largo de la Transición democrática, su poder y su control.
 Rosa Dí­ez se dirige al público con su estilo directo, pedagógico y lleno de sincera convicción.
Rosa Dí­ez se dirige al público con su estilo directo, pedagógico y lleno de sincera convicción.
Parece que la persistente lluvia acompaña los actos de inicio de campaña de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en las elecciones autonómicas gallegas y vascas. Parece, cada vez más, que es la expresión de la tristeza ciudadana ante la degeneración democrática, la disgregación de España y la crisis económica. Por el contrario, los actos de UPyD son la expresión de la esperanza, de la ilusión, de la confianza de los ciudadanos, cada vez más conscientes, de que es posible construir una alternativa al "bipartidismo imperfecto", a una partitocracia endogámica, que ha ido aumentando, a lo largo de la Transición democrática, su poder y su control.

Y esto es lo que queremos destacar de la intervención de Rosa Díez ayer en Orense en la presentación de la candidatura de UPyD en esa provincia gallega, con una asistencia de público numéricamente significativa y de gran afluencia de medios de comunicación. Dos afirmaciones de profundo calado en los discursos. Uno, Rosa Díez señaló que, en la aparición televisiva, los ciudadanos expresaban en sus preguntas el sentido común ante los problemas reales y Zapatero respondía con falsedades. Dos, el cabeza de lista de Orense, Aser García, explicó su compromiso político por dos hechos de su realidad, ser trabajador en una pequeña empresa en peligro de cierre; y tener dos sobrinos de origen gallego, uno que vive en Cataluña y otro en Galicia, que, cuando se celebran reuniones familiares, no se entienden para jugar porque uno habla catalán y otro gallego.
 
Todo ello producto del poder y del control ejercidos por una partitocracia endogámica con el fin de que las posiciones mayoritarias de los ciudadanos de a pie no se puedan plasmar en la política española. Adolfo Suárez dijo que la Transición buscaba que lo que era normal en la calle, entre la gente, fuera normal en política. Ahora la situación ha devenido en que lo que es normal y de sentido común entre los ciudadanos de a pie, no sólo no es normal en política sino que hay que impedirlo a toda costa mediante el férreo control sobre los políticos y los partidos políticos.
 
Rosa Díez afirmó que en Galicia no se van a desarrollar simplemente unas elecciones autonómicas. Van a ser unas elecciones generales que se llevan a cabo en Galicia (y en el País Vasco). Porque tanto en Galicia como en el País Vasco (evidentemente, de distinta manera y en una situación concreta diferente) los ciudadanos de a pie de toda España nos jugamos, en un momento determinante por la existencia de una alternativa democrática, nuestra libertad, igualdad y cohesión nacional.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad