Selección de prensa nacional

PP: hacia la derrota final

Los desbordamientos y el temporal en el Paí­s Vasco, no son nada con la tormenta y sus efectos en el PP

0
0 votos
29-01-2009
Publicidad
La guerra en el seno del PP alcanza niveles nunca vistas. Y los principales medios de comunicación del paí­s -de una u otra tendencia- dan por hecho que el antagonismo alcanzado en la pugna entre los dos bandos, los navajazos mutuos que se han dispensado y el calibre grueso con que se siguen disparando hace inevitable que la batalla se salde con "muertos" por algún lado. O quizás por ambos
 PP: hacia la derrota final
La guerra en el seno del PP alcanza niveles nunca vistas. Y los principales medios de comunicación del paí­s -de una u otra tendencia- dan por hecho que el antagonismo alcanzado en la pugna entre los dos bandos, los navajazos mutuos que se han dispensado y el calibre grueso con que se siguen disparando hace inevitable que la batalla se salde con "muertos" por algún lado. O quizás por ambos
En la última escaramuza han salido a relucir ya cargos de la dirección nacional del PP, y no precisamente de bajo nivel, sino de puestos tan sensibles como la tesorería que centraliza y dirige la financiación del partido. Asunto oscuro donde los haya en la mayoría de partidos parlamentarios. De eso precisamente, de dinero y negocios es de lo que habla German Yanke –el ex-director de informativos de Telemadrid cesado fulminantemente por Esperanza Aguirre al negarse a agitar las teorías de la conspiración sobre el atentado del 11-M–, para quien la defensa de los negocios personales de unos pocos está echando por tierra cualquier expectativa electoral del PP en las tres próximas elecciones.
 
El País, que hoy no adelanta ningún nuevo capítulo del culebrón destapado por ellos mismos hace unas semanas, echa leña al fuego, poniendo en boca de seguidores de Rajoy (marianistas les llama, como si de una congregación se tratara) la idea de que el sector de Aguirre busca ya la cabeza de su líder, incluso antes de los previsibles malos resultados del 1 de marzo.
 
Jesús Cacho, por su parte, en su artículo habitual de los domingos en el diario digital que dirige, ve la larga mano del PSOE, Zapatero y Blanco detrás de toda la campaña de denuncias y dosieres. Campaña que tendría como objetivo arrebatar al PP uno de sus dos bastiones autonómicos fundamentales. Objetivo que la displicencia de Rajoy, las ambiciones nunca aclaradas de Gallardón y la soberbia de Aguirre le están poniendo a huevo.
 
Y atención al editorial de hoy de El País, a la que, como ocurre con frecuencia, hay que leer entre líneas para advertir su mensaje principal. El de hoy, por encima de si las previsiones del gobierno son más acertadas que las de la Comisión Europea o viceversa, es que alargan la recesión en España hasta 2011. Lo que quiere decir que nos esperan al menos tres años duros.
 
 
 
 
 
La Vanguardia. Barcelona
LOS SECTORES DEL PP EN PUGNA SE ATRINCHERAN
Carmen del Riego
 
El pesimismo, al que es tan dado el PP, se ha vuelto a instalar en las filas populares, y la mayoría ya no confía en una solución pacífica al escándalo. 
 
Nadie confía ya tampoco en el resultado de la investigación que el presidente del PP encargó hoy hace una semana a su secretaria general, María Dolores de Cospedal, para esclarecer los hechos, ir al fondo del asunto y adoptar las medidas disciplinarias oportunas.
 
La cada vez más complicada interrelación de tramas, cruces de dossiers y personas implicadas en el asunto ha llevado a la número dos del PP a un callejón sin salida. Este pensamiento extendido en el seno del PP se traduce en el convencimiento de que “ya no es posible un apaño”, tiene que haber “muertos”. 
 
Sin embargo, son muchos los que opinan que Rajoy está atado de manos para adoptar decisiones, después de las informaciones sobre la circulación de dossiers en la calle Génova, y las supuestas gestiones de los tesoreros del PP, el actual y el anterior, interesándose por determinadas adjudicaciones de la Comunidad de Madrid a determinadas empresas.
 
Si esto es así, el contraataque de los afectados inicialmente por el supuesto espionaje en la comunidad de Madrid, Ignacio González y Francisco Granados, habría tenido éxito. Los dossiers, aún sin hablar explícitamente de corrupción, apuntan a prácticas no del todo correctas, que afectarían si no al PP, por lo menos a responsables de la dirección nacional, sus tesoreros, nombramientos de Mariano Rajoy. Así las cosas, si en los primeros días del escándalo, la semana pasada, cuando Mariano Rajoy hizo público un comunicado en el que anunciaba la apertura de una investigación, todo parecía que se iba a desarrollar de forma rápida y tendría consecuencias, ahora la recopilación de información sufre un impasse y nadie aventura cuándo y cómo puede terminar.
 
Y no es para menos. Las informaciones se siguen sucediendo, y afectan a todos los sectores. Por un lado (...) continúan las informaciones sobre supuestas y entrelazadas redes de espías organizadas o amparadas por responsables del Gobierno autonómico.
Pero desde el otro lado la situación no es mejor. Desde que el ex tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, denunció en el diario El País, que había sido espiado, supuestamente por esos grupos de la Comunidad, las denuncias sobre su manejo de dossiers, su gestión y la de su sucesor se incrementan (...)
 
Ni las personas ni las acusaciones son gratuitas. Álvaro Lapuerta es un hombre de la vieja guardia del PP, antes Alianza Popular, del que el partido echa mano tras el escándalo que afectó a su tesorero, Rosendo Naseiro, para poner orden en las finanzas del PP (...) Dicho de otra forma, las acusaciones contra Lapuerta y Bárcenas van dirigidas a Mariano Rajoy, lo que estaría impidiendo que pudiera adoptar decisiones rápida y contundentes.
 
Y con este panorama, los dos sectores, atrincherados en sus posiciones y odios, lo único que hicieron ayer fue responderse a través de los medios de comunicación (...)
 
María Dolores de Cospedal fue la encargada de responder a Esperanza Aguirre para decirle que es “un disparate” pensar “que alguien va a por ella” desde el partido”.
LA VANGUARDIA. 29-1-2009
 
 
 
 
Estrella Digital
NEGOCIOS EN EL PP
German Yanke
 
Los desbordamientos y el temporal en el País Vasco, que por el momento se desplaza más que amainar, no son nada con la tormenta y sus efectos en el PP. De nada sirve que el Gobierno dé muestras inequívocas de agotamiento, de falta de ideas y de incapacidad para enfrentarse con la crisis económica con seriedad elemental. De nada ha servido, de hecho, el Foro del partido conservador de este fin de semana (...) El tema es, incluso más allá del espionaje, el modo en que algunos en el PP disparan ahora como francotiradores fanáticos y desesperados a todo lo que se mueva. Porque todo lo que se mueve les da pánico.
 
El asunto es bien sencillo. Al Gobierno de Madrid le han cogido en renuncio, en grave y continuado renuncio. Redes de espionaje parapoliciales, complementarias y a menudo contradictorias. Seguimiento de adversarios. Al mismo tiempo, graves sospechas de tráfico de influencias entre sus consejeros y sus amigos, pagos extraños, contratas raras, redes de intereses, etc.
 
¿Qué hacer? Se podía haber optado por el esclarecimiento de todo ello y la exigencia de responsabilidades políticas y de todo género a fin de dar al trabajo de los administradores públicos la ejemplaridad y la transparencia debidas. Pero en vez de sanar la herida, aunque el procedimiento fuese doloroso, se ha elegido el enmierdamiento general disparando basura a diestro y siniestro, incluso contra los que, en todos esos asuntos, se comportaron con una lealtad más allá de la debida.
 
A los responsables, dramáticamente asustados, no les importa que en su alocada defensa traten de acabar con personas honradas y terminen, al final, con su propio partido, sumido en una batalla tan vergonzosa como dañina. En esta guerra, los sorprendidos in fraganti que tratan ahora de disimular van a tener el final de sus carreras políticas (...) Pero el mayor daño es el colateral, el que va a sufrir el PP en el presente y en el futuro. Núñez Feijóo sufrirá en Galicia este lamentable espectáculo. Basagoiti se puede abrazar en público con Esperanza Aguirre pero, a pesar del gesto, serán también la lideresa y su entorno responsables de un resultado peor de lo previsto. Jaime Mayor puede ir por ahí proclamando que cree a pies juntillas a sus compañeros pero, además de que creerlos a todos es ya imposible, padecerá también las consecuencias en su difícil cita europea. Como se ve, un gran negocio para ocultar la aparición en la superficie de tantos y tantos sospechosos buenos negocios.
ESTRELLA DIGITAL. 29-1-2009
 
 
El País. Madrid
EL ENTORNO DE RAJOY ASUME QUE LOS AGUIRRISTAS BUSCAN LA CABEZA DEL LÍDER
Carlos E. Cué
Llamar a cualquier dirigente del PP estos días implica escuchar frases de parte de guerra. "Hoy han contraatacado". "Estamos tocados pero ellos también". "Esto es un aviso, el bombardeo puede ser mucho peor". Son algunos de los comentarios de dirigentes de uno y otro lado. Nadie es ajeno a una de las mayores crisis de la historia del partido, que empezó con un espionaje entre compañeros revelado por EL PAÍS y ahora ya es un cruce inclemente de dossiers con las finanzas del partido, lo más delicado, en el medio de la pelea
Tras la publicación en El Mundo de sendas acusaciones contra el actual tesorero, Luis Bárcenas, y el anterior, Álvaro Lapuerta, sobre supuestas presiones para obtener contratos de la Comunidad de Madrid, el entorno de Mariano Rajoy llega a una conclusión: para los marianistas, los aguirristas -algunos acusan directamente a Esperanza Aguirre, otros a su vicepresidente, Ignacio González- están detrás de esta información. Con el único objetivo, sostienen, de implicar a Rajoy en un escándalo que al principio afectaba a los dirigentes madrileños. "Buscan la cabeza de Mariano", insisten
Los aguirristas están muy molestos por la falta de apoyo de Rajoy a la presidenta. "Ha sido la peor semana desde que gobernamos, y estamos muy solos", señalaba este fin de semana un aguirrista. Los fieles a la presidenta sostienen que es él quien abrió la guerra al ordenar una investigación interna que necesariamente pone en cuestión la gestión de Aguirre del escándalo (...)
En el entorno del líder la preocupación es creciente: la guerra de Rajoy con Aguirre puede acabar muy mal. Pero los marianistas están convencidos de que, como sucedió tras las elecciones generales, los barones, claves para la estabilidad del partido, siguen con Rajoy. "Aguirre está tan sola como hace un año. Fuera de Madrid no tiene apoyos, y la gente del partido está muy harta de la guerra madrileña", sentencia un marianista. "Esperanza quiere morir matando", dice otro
Otros dirigentes más neutrales pero que apoyan a Rajoy creen que los críticos, liderados por Aguirre y apoyados por El Mundo y la cadena Cope, han aprovechado la crisis de los espías para adelantar la batalla contra Rajoy que preparaban para después de las elecciones gallegas, en caso de derrota, o las europeas. En cualquier caso, todos coinciden en que ya no hay marcha atrás y acabará mal. (...)
Mientras, Génova ha establecido un bloqueo informativo a la espera de que escampe (...)
EL PAÍS. 29-1-2009
 
 
 
El Confidencial. Digital
HACIA LA DERROTA FINAL
Jesús Cacho
Aznar lo hizo y Aznar lo deshizo, sembrando, al final de su segunda legislatura, la simiente de la explosión que parece estar a punto de producirse en el Partido Popular (...) Queda Valencia y Madrid como fortines. El primero parece seguro, de momento. En el segundo, (...) Zapatero (...) se ha propuesto acabar con la mayoría popular en el centro de España (...) Le ayuda en la tarea la indolencia de un Rajoy en quien parecen haber dejado de confiar hasta sus íntimos, y la estulta soberbia de una Aguirre y Gil de Biedma poco leída y peor acompañada por una recua de mediocres ambiciosos, cuya conducta no hace sino alejar a los más sensatos de ese triste invento llamado “la España de las Autonomías”.
 
La clave de la voladura incontrolada del PP que se avecina no es Caja Madrid, sino la sucesión de Mariano. El sillón vacío de Mariano. Ante la muerte súbita electoral que se aproxima -primer envite, 1 de marzo- quienes dan por muerto al gallego y aspiran al liderazgo intentan asestar puñalada mortal al enemigo. Aguirre contra Gallardón (...) Esto suena a fin de fiesta, a despedida y cierre de la derecha política heredera de Aznar. Y tal vez sea mejor así porque este PP, con sus adherencias franquistas, no sirve para la tarea de regenerar nuestra democracia y encabezar las reformas de fondo que reclama el bienestar de las futuras generaciones de españoles (...)
 
Y ahí está el gran Pepe Blanco, genial estratega, prometiendo apoyo a ambos bandos y negándoselo en el momento oportuno, arremangado ahora y en traje de faena, arrojando sudoroso leña a las calderas de dos trenes, en cuyas máquinas viajan Aguirre y Gallardón, que circulan por vía única y en direcciones opuestas. Marchan ya a gran velocidad y sin frenos, porque Rajoy está a punto de caer cual fruta madura, de modo que el choque permite adivinar la desintegración de un partido en el que han dejado de creer las clases más dinámicas y liberales de este país, un partido apesebrado en la idea de la alternancia, de Cánovas a Sagasta y de Sagasta a Cánovas, y el usufructo de un Régimen de corrupción que se cae a pedazos. Como dijo ayer Rosa Díez, la crisis nos coge “con el peor Gobierno y la peor oposición”.
 
Ejemplo de esa corrupción es la historia de espías surgida en la Real Casa de Correos, donde tiene su despacho la presidenta Aguirre. Cutre Watergate a la madrileña. Que en la Comunidad no hayan rodado todavía cabezas explica bien el grado de postración al que han llegado nuestras instituciones (...)
 
En esta historia pierde Aguirre, una mujer a la que en los últimos tiempos parecen estar aconsejando sus peores enemigos. Y pierde también Mariano Rajoy (...) Tras los sacos terreros del antiguo edificio de Correos en Cibeles aguarda agazapado Gallardón, éste sí sediento de Poder, un tipo que hace a pelo y a pluma, preocupante figura para cualquier auténtico demócrata. Gana el PSOE, que seguramente estará en condiciones de nombrar presidente de Caja Madrid después del verano. Y gana Zapatero, que puede empezar a soñar con recuperar Madrid para el socialismo. Esperancita se lo está poniendo a huevo.
EL CONFIDENCIAL. 25-1-2009
 
 
El País. Madrid
RECESIÓN HASTA 2011
 
La economía española ya está en recesión. El Banco de España ha certificado, con
el avance de las cifras que seguramente refrendará la Contabilidad Nacional, que el PIB se contrajo el 0,8% en tasa interanual durante el último trimestre de 2008, con lo cual acumula dos trimestres seguidos de caída (...) lo cierto e inevitable es que la recesión seguirá su marcha imparable durante todo 2009, hasta desplomarse en una contracción del 1,7% (...) o, más grave aún, hasta el 2% (...)
 
Pero el debate económico para España no se centra en 2009 (...) La discusión está en si la recesión de la economía española se prolongará durante 2010. El Gobierno dice que no, y defiende una recuperación del 1,2% el año próximo; pero Bruselas y el FMI sostienen que la recesión española se prolongará en 2010, con tasas de decrecimiento pronosticadas del 0,2% y 0,1% en términos anuales respectivamente.  Es verdad que el Fondo y la Comisión suelen equivocarse en sus previsiones (...) Pero lo mismo sucede con las previsiones oficiales del Gobierno español. En estos momentos, la probabilidad mayor es que se equivoque el Gobierno; su optimismo para 2010 parece tan sólo una prolongación de su negativa a valorar la profundidad de la crisis. Tampoco resulta probable que una economía con una fuerte recesión en 2009 salte sin solución de continuidad a un crecimiento del 1,2% en 2010, tal como sostiene Economía. A pesar de los beneficios del descenso del precio del dinero o del aumento de la productividad, resulta que el aumento del desempleo -al menos en otras 850.000 personas este año- neutraliza cualquier atisbo de recuperación próxima de la demanda y, por tanto, descarta una recuperación a corto plazo. 
Tampoco ayudarán los mercados financieros internacionales. El FMI recuerda que la crisis financiera no está resuelta, que los activos crediticios deteriorados se aproximan a los 1,65 billones de euros -en su anterior estimación calculaba la depreciación en un billón- y que los bancos necesitarán recapitalizarse al menos en otros 376.000 millones más. El Gobierno debería reconocer por fin que la recesión española puede estar muy cerca del peor de los escenarios y complementar su plan actual de creación temporal de empleo con otros orientados a mejorar la competitividad del sistema económico -energía, nuevas tecnologías, educación- que aumenten el empleo estable a medio plazo. Para ello, debe demostrar iniciativa y convicción. Justo lo que hasta ahora no ha tenido.
EL PAÍS. 29-1-2009
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad