Granada: Huelga de transportes

Rober incumple el acuerdo.

Los empleados de los autobuses Rober anuncian otra huelga para el 1 de febrero.

0
0 votos
29-01-2009
Publicidad
         Los empleados de los autobuses Rober (Empresa concesionaria del transporte público en Granada) anuncian una nueva huelga para el próximo 1 de febrero. Es una lucha que viene de atrás. Ya en mayo de 2008 reclamaban el adelanto del IPC de los sueldos de 2007 ya que no se había reflejado la subida y una nueva revisión para 2008 del IPC más un 0,9%.  Las otras reivindicaciones fueron el contrato fijo para 19 mienbros de la plantilla y el poder decidir cómo gestionar el exceso de jornada a la que estaban sometidos.
        A pesar de que las movilizaciones llegaron a buen puerto con la firma de un acuerdo, la empresa no ha cumplido dos puntos de los tres reflejados en el mismo. Los 19 trabajadores siguen sin ser fijos y siguen sin poder decidir sobre las horas extras.
Sobre la empresa ya hay una sentencia del 2007 procedente del Tribunal Supremo, calificando de discriminatorio el doble baremo aplicado por la empresa con respecto a la antigüedad de sus trabajadores, pero esta sentencia tampoco se cumple en actualidad.
 
          Es indignante que una empresa que tiene en exclusividad el transporte público de una ciudad, no tenga medidas de control mediante las cuales se regule este tipo de cosas. ¿Cómo puede saltarse impunemente una sentencia que el Tribunal Supremo emitió hace más de un año? Es necesario que las Administraciones Locales tomen medidas para que las empresas que aseguran beneficios gracias a concesiones públicas aseguren el cumplimiento de las negociaciones de sus trabajadores.
            
        La huelga será secundada tanto por la plantilla de conductores como de personal de taller y fue aprobada por mayoría en asamblea. Tras el 1 de febrero se extenderá a diversos paros a lo largo de todo el mes de 6 a 11 de la mañana.
Es un caso en el que la empresa firmó en su día un acuerdo que no pensaba cumplir y que hasta ahora a salido impune, no se puede permitir este tapar la boca a los trabajadores que seis meses después de las anteriores movilizaciones y el citado acuerdo, siguen prácticamente en la misma situación.

         Porque los billetes de autobús si que suben su precio y al viajero no le queda otra que asumir la subida. Subidas que tenían que ver con el aumento de precio del petróleo y el gasoil, pero que cuando bajan de precio no se ve reflejado en el billete que el usuario paga. Y si sus trabajadores se ven obligados ha hacer horas extras será que el trabajo no falta, de manera que ¿Qué excusa puede haber? Ninguna, solo hacer caja a costa de todos.
Espero que los trabajadores de Rober consigan que se cumplan los acuerdos firmados.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad