El crack de la construcción

Nozar, al borde de la suspensión de pagos

La caí­da del sector inmobiliario que tantos beneficios ha dado ha sido un ejemplo más de cómo la especulación a la que nos somete el capitalismo dejando un paisaje desolado de cadáveres

0
0 votos
29-01-2009
Publicidad
Serí­a la segunda empresa declarada insolvente más grande de la historia de España, detrás de otra inmobiliaria, Martinsa-Fadesa. Sus deudas se acercan a los 4.000 millones de euros. Serí­a la segunda empresa declarada insolvente más grande de la historia de España, detrás de otra inmobiliaria, Martinsa-Fadesa. Sus deudas se acercan a los 4.000 millones de euros.
El auge y caída del sector inmobiliario que tantos beneficios ha dado aunque ahora algunos paguen cara su osadía ha sido un ejemplo más de cómo la especulación a la que nos somete el capitalismo deja siempre un paisaje desolado plagado de cadáveres, de víctimas y damnificados, la gran mayoría perdedores que se quedarán sin cobrar, sin trabajo o sin piso, unos pocos quebrarán y los más depredadores conseguirán extraordinarios beneficios.
Nozar fue fundada por la familia Nozaleda en 1981. Creció rápidamente aprovechando el boom del sector del ladrillo pero también se ramificó hacia otros sectores como la construcción y explotación del complejo turístico de Panticosa, la cadena Esencia Hoteles, las bodegas Enate o la estación de esquí Baí Taull, además de participar en el accionariado de Galerías Primero, Flex o en la plataforma Teruel Avanza.
Ahora, tras el desplome del sector inmobiliario, se ve abocada a demostrar en un plazo de cinco días que tiene recursos suficientes para poder pagar o avalar sus deudas.
Su caída y su posible suspensión de pagos será un nuevo golpe al ya de por si golpeado sector inmobiliario y de la construcción con lo que esto implica de nuevos parados, pequeñas empresas y autónomos que se quedarán sin cobrar y muchos al borde del cierre. Por no hablar de los que ya hallan dado entradas o pagado varios años de un piso por construir y que probablemente ya no se construya. Y da la impresión que esto no ha hecho más que empezar.
Todavía es posible que en estos cinco días los bancos acepten sus otras inversiones en propiedad como la estación de esquí o el suelo que tienen en propiedad como avales de la deuda. En todo caso, Nozar ya se ha desprendido de sus acciones en Flex o Galerías Primero y ha dejado también la plataforma Teruel Avanza.
Se salve o no esta inmobiliaria la realidad es que todo apunta a que esta recesión no ha dicho su última palabra y se ha de llevar todavía algunas empresas más por delante.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad