Efemérides

Estreno de "Romeo y Julieta"

Tal dí­a como hoy se estrenó la célebre tragedia de William Shakespeare en 1525. Romeo y Julieta son dos arquetipos, dos perfiles que a pesar de los siglos a todos nos conmueven.

0
0 votos
29-01-2009
Publicidad
Los amantes son dos figuras mí­ticas que expresan el desgarro y la tragedia de un siglo. Esta tragedia es hija de la Inglaterra isabelina cuando nació un nuevo mundo que dinamitó el régimen feudal, cuando Lutero predicaba la fe en un nuevo Dios. Cuando se impuso la razón de Estado. Entonces el amor entre Romeo y Julieta que nació del odio de dos poderosas familias enfrentadas de la bella Verona cuestionó esa razón.
Los amantes son dos figuras mí­ticas que expresan el desgarro y la tragedia de un siglo. Esta tragedia es hija de la Inglaterra isabelina cuando nació un nuevo mundo que dinamitó el régimen feudal, cuando Lutero predicaba la fe en un nuevo Dios. Cuando se impuso la razón de Estado. Entonces el amor entre Romeo y Julieta que nació del odio de dos poderosas familias enfrentadas de la bella Verona cuestionó esa razón.
      Pero  no hay ley, ni decreto,  ni ningún Montesco ni ningún Capuleto pueden detener a dos amantes que solo les mueve la carne, la vida.  Ni el destierro de Romeo, ni el gobernador de Verona, ni ningún mandamiento, ni el pecado, ni la culpa, ni el veneno pueden evitar que los amantes se encuentren. Dos amantes cuya única religión y ley es el amor.   
      La monarquía absolutista de Isabel I de Inglaterra, la dinastía de los Tudor y  Estuardos inspiró muchas de las tragedias de  William Shakespeare.  El rey Lear , Lady Macbeth, Otelo, Julio Cesar y Romeo y Julieta se inspiran en las intrigas y conspiraciones de la corte.
      Shakespeare  escribió tragedias, es su sentido clásico,  donde sus personajes, son héroes desgarrados, movidos por su deseos, esto es, su sino, constreñidos por las contradicciones de su siglo.  Si el pensamiento trágico nació en Grecia fruto del momento histórico Shakespeare imaginó los héroes trágicos del mundo moderno en Romeo y Julieta, Otelo o en Hamlet. Sí  en las tragedias de Sófocles y Eurípides se escenificaba la lucha entre el derecho materno agonizante y el derecho paterno triunfante. Si Antígona o Medea  representaban el choque entre dos civilizaciones, el triunfo del esclavismo y  el nacimiento del estado, el paso del derecho materno a la patria potestad. Si la mitología griega representaba el triunfo de los nuevos dioses tiránicos que necesitaban castrar los deseos y encerrar el cuerpo en una cárcel. Romeo y Julieta son entonces  héroes  trágicos de una nueva época antes de que la Compañía de las Indias Orientales dominase los mares. Cuando se levantaba un nuevo orden político en una Europa arrasada por un siglo de guerras religiosas. Cuando Hobbes escribió el Leviatán contra la armada española  que entonces gobernaba  los mares. Cuando se impuso la razón de Estado frente a la fragmentación y la anarquía feudal. Pero como imaginó Shakespeare no hay ley que pueda detener a dos amantes.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad