Gates acusa a Irán de subversión en Latinoamérica

Reí­r por no llorar

El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates acaba de acusar a Irán de "actividad subversiva" en Latinoamérica

0
0 votos
29-01-2009
Publicidad
Que, nada menos, el Secretario de Defensa de los EEUU acuse a Irán (o cualquier paí­s) de mantener "actividad subversiva" en Latinoamérica es para "reí­r por no llorar". Gates dijo, escandalizado, que Irán está abriendo varias oficinas y frentes en algunos paí­ses e "interfiriendo" en lo que está sucediendo en la región. Según Gates, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, todos, se han convertido en aliados de Irán, en años recientes. Que, nada menos, el Secretario de Defensa de los EEUU acuse a Irán (o cualquier paí­s) de mantener "actividad subversiva" en Latinoamérica es para "reí­r por no llorar". Gates dijo, escandalizado, que Irán está abriendo varias oficinas y frentes en algunos paí­ses e "interfiriendo" en lo que está sucediendo en la región. Según Gates, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, todos, se han convertido en aliados de Irán, en años recientes.
Debe recordar el Mr. Gates, aunque le pese, que todos estos países son independientes y soberanos de mantener relaciones políticas y diplomáticas con quienes consideren.

Pero vamos a hablar de actividades “subversivas” y de “interferencia”. Pero de las de verdad.

¿No es subversivo que la embajada norteamericana en Bolivia financie e incite a grupos de la oposición al gobierno a actos vandálicos y violentos? Recientemente por estos y otros actos, estos sí “subversivos”, el embajador norteamericano fue expulsado del país.

¿No una interferencia a la soberanía de Venezuela que las organizaciones de “derechos humanos” de EEUU financien y den directrices a la oposición venezolana? Por estas y otras razones Human Rights Watch fue expulsada del país hace unos meses. Al igual que en el 2005 lo fueron las misiones de la secta evangélica Nuevas Tribus, también conocida como Instituto Lingüístico de Verano. Sus integrantes están denunciados como infiltrados que trabajaban con la CIA y tienen diversas sedes en otros países del continente.

¿Cómo llamamos al hecho de que un tribunal norteamericano haya exonerado de toda culpa al terrorista y conocido agente de la CIA, Luis Posada Carriles? Acusado de organizar, financiar y entrenar a multitud de escuadrones de la muerte en varios países de  Centro y Sur América, o de haber hecho estallar en vuelo a un avión cubano asesinando a más de 200 personas.

La lista de las actividades subversivas del Departamento de Estado norteamericano en Iberoamérica sería interminable: guerra sucia a través del Plan Cóndor (consultar los archivos desclasificados de la CIA), apoyo al golpe de Estado contra salvador Allende en Chile, organización y financiación de La Contra nicaragüense, apoyo decisivo a la Dictadura Argentina, formación de grupos paramilitares en Colombia, entrenamiento y financiación de grupos de terror en Guatemala que costó la vida de 200 mil personas… México, Honduras, El Salvador, Perú, Uruguay, Paraguay, Brasil...

No existe uno, ni un solo país, donde Washington no haya dejado su paso una cruenta estela de muerte y destrucción.

Más les valdría callarse.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad