Selección de prensa internacional

Nueva Delhi se inquieta por la diplomacia de Obama

Por mucho que la cuestión Palestina es el obstáculo básico para la paz en el Oriente Medio, la cuestión de Cachemira debe ser abordada de forma significativa para llevar la estabilidad a esta región

0
0 votos
28-01-2009
Publicidad
El Washington Post publica hoy una carta abierta del presidente paquistaní­, Asif Ali Zardari, a Barack Obama. En ella se hacen explí­citas las condiciones que Pakistán pone para participar plenamente en los nuevos planes de la Casa Blanca, decidida a centrar sus esfuerzos en resolver la cuestión afgana. Y que pueden resumirse brevemente en tres capí­tulos. Primero, más dinero y ayuda económica de Washington. Segundo, transferencia de armamento de alta tecnologí­a. Y tercero, y esto es lo decisivo, soporte a Pakistán en su contencioso con la India acerca de la región de Cachemira.
 Nueva Delhi se inquieta por la diplomacia de Obama
El Washington Post publica hoy una carta abierta del presidente paquistaní­, Asif Ali Zardari, a Barack Obama. En ella se hacen explí­citas las condiciones que Pakistán pone para participar plenamente en los nuevos planes de la Casa Blanca, decidida a centrar sus esfuerzos en resolver la cuestión afgana. Y que pueden resumirse brevemente en tres capí­tulos. Primero, más dinero y ayuda económica de Washington. Segundo, transferencia de armamento de alta tecnologí­a. Y tercero, y esto es lo decisivo, soporte a Pakistán en su contencioso con la India acerca de la región de Cachemira.
Una cuestión a la que también enfoca el diario francés Le Monde, pero desde el otro lado de la trinchera, la India. La crónica de su corresponsal en Nueva Delhi pone de manifiesto la inquietud entre los medios de comunicación y las altas esferas del Estado indio por este posible giro en la política exterior de Washington. Justo en unos momentos en que India estaba sopesando establecer una asociación estratégica con EEUU, en la que India actuaría como contrapeso o contención de la emergencia china en el continente asiático, y a cambio EEUU le daba un trato de favor en cuestiones como el uso civil de la tecnología nuclear o el conflicto de Cachemira, la llegada de Holbroke como embajador plenipotenciario en la zona y las veladas insinuaciones de Obama sobre la necesidad de contentar a Pakistán en este asunto, plantean el riesgo de echar por tierra todo el camino avanzado por India con el gobierno de Bush para colocarse en el directorio de las grandes potencias.
 
Por último, contundente respuesta de Evo Morales a la oposición –y a todo el coro de plañideras de los medios de comunicación españoles– que le exige negociar la nueva Constitución, pese a haber sido aprobada por la mayoría del pueblo boliviano. “La decisión soberana del pueblo se respeta” y “quienes rechazaron la nueva Constitución, no están rechazando la nueva Constitución, sino están defendiendo sus tierras”. Más claro, agua
 
 
TEH WASHINGTON POST. EEUU
LA ASOCIACIÓN CON PAKISTÁN
Asif Ali Zardari (Presidente de Pakistán)
 
Pakistán espera con interés un nuevo comienzo en su relación bilateral con los Estados Unidos (...) acogemos con beneplácito su decisión de nombrar un enviado especial al sudoeste asiático. El nombramiento del avezado diplomático Richard Holbrooke dice mucho de la visión mundial del presidente y su comprensión de las complejidades de la paz y la estabilidad y las amenazas del extremismo y el terrorismo (...)
 
Pakistán ha sido identificado como el problema más crítico que enfrenta la nueva administración en el exterior. La situación en Pakistán, Afganistán y la India es sin duda fundamental, pero su gravedad presenta en realidad una oportunidad para la acción audaz e innovadora. Desde el final de la dictadura de Musharraf, Pakistán ha trabajado para enfrentar los desafíos de una democracia joven que enfrenta una insurgencia activa, en el contexto de una crisis económica internacional (...)
 
El Embajador Holbrooke se encontrará una región de cuestiones interrelacionadas que cruzan las fronteras, viejos problemas que se han dejado pudrir, nuevas realidades de una era de terrorismo activo, y las consecuencias del anterior apoyo occidental a las dictaduras y la falta de respeto por el desarrollo económico y social (...)
 
A lo largo de casi 60 años, la relación entre Pakistán y los Estados Unidos se ha basado en el quid pro quo de políticas con objetivos a corto plazo y sin estrategia a largo plazo. Francamente, el abandono de Afganistán y Pakistán después de la derrota de los soviéticos (...) sentó las bases para la época de terrorismo que estamos soportando. EEUU apoyo las prioridades de la dictadura en ese momento, y nuevamente al comienzo del nuevo milenio, descuidando las necesidades de la gente y el desarrollo social y económico de nuestra nación. Tenemos que hacerlo mejor.
 
(...) Para que la democracia tenga éxito, Pakistán debe ser económicamente viable. La asistencia a Pakistán no es caridad, la creación de un país políticamente estable y económicamente viable corresponde a los intereses estratégicos de largo plazo de los Estados Unidos (...)
 
En los últimos meses, se han logrado avances notables en nuestra batalla contra los talibanes y Al Qaeda (...) En la medida en que no somos capaces de ejecutar plenamente los planes de batalla, instamos a los Estados Unidos a que nos dé los recursos necesarios –la mejora de nuestros equipos y el suministro de la tecnología más reciente– para que podamos luchar contra los terroristas (...)
 
Con su experiencia, el Embajador Holbrooke seguramente entiende que la paz en nuestra región sólo puede ser garantizada haciendo frente a olvidados problemas desde hace tiempo. Por mucho que la cuestión de Palestina sigue siendo el obstáculo básico para la paz en el Oriente Medio, la cuestión de Cachemira debe ser abordada de forma significativa para llevar la estabilidad a esta región. Esperamos que el enviado especial trabaje con la India y Pakistán, no sólo para lograr una resolución justa y razonable a las cuestiones de Cachemira y Jammu, sino también para hacer frente a las cuestiones económicas y ambientales.
 
La crisis del agua en Pakistán está directamente vinculada a las relaciones con la India. Actuar con resolución puede evitar una catástrofe ambiental en el sur de Asia, pero no hacerlo podría avivar el fuego del descontento que conducen al extremismo y el terrorismo. Aplaudimos la voluntad del presidente en participar en aliviar las tensiones entre nuestra nación y la India.
 
Pakistán y los Estados Unidos tienen mucho en común y deben ser socios en la paz. Este momento de crisis es una ocasión de estrechar nuestra relación (...) Que no puedan decir las generaciones futuras que nuestras naciones perdieron una oportunidad extraordinaria para construir una paz duradera en el sur de Asia.
THE WASHINGTON POST. 28-1-2009
 
 
LE MONDE. Francia
NUEVA DELHI SE INQUIETA POR LA DIPLOMACIA DE OBAMA
Frédéric Bobin
¿Es necesario preocuparse? Desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, el 20 de enero, los indios revelan una ligera ansiedad. “¿India debe temer?”, cuestiona en portada de su última edición, la revista Outlook. “¿Sonreirá para nosotros?” , pregunta otra revista, India Today, bajo la fotografía de un presidente americano con la cara radiante (...)
 
Los indios se preguntan al consultar la Historia: la tradición quiere que los presidentes republicanos –con la notable excepción de Richard Nixon y de George Bush padre– hayan sido más amistosos con respecto a la India que los demócratas. El más caluroso habrá sido incuestionablemente George Bush. Al Presidente saliente se le admira en la India por haber defendido con firmeza un acuerdo bilateral de cooperación nuclear civil, que puso fin al ostracismo internacional que condenaba desde 1974 las ambiciones atómicas de Nueva Delhi. Se percibe Bush como aquel que cooptó a la India en el círculo de las potencias respetables. “¿Es necesario hacer duelo por el final de la era Bush?”, se pregunta un cronista del diario Times of India.
 
Cuatro temas sensibles preocupan a los Indios. El primero afecta a la doctrina de no proliferación que encuentra en los demócratas a sus más entusiastas adeptos. (...) ¿va a volver a ser puesto en cuestión el espíritu del acuerdo nuclear con Nueva Delhi? La misma inquietud existe con respecto a otros dos expedientes: las deslocalizaciones de empleos y la lucha contra el cambio climático. ¿Los Estados Unidos van a endurecer su actitud hacia la India? Pero es sobre todo un cuarto tema de fricción potencial –Cachemira– la que más alarma.
 
Cuando los indios vieron durante la campaña electoral que Obama definía el eje paquistaní afgano, y no Irak, como el principal reto al cual se enfrentaba la seguridad de los Estados Unidos, estuvieron inmediatamente de acuerdo. Por añadidura, había un endurecimiento del tono respecto a Pakistán, por su doble juego en cuanto a lucha antiterrorista (...)
 
Pero cuando los indios comenzaron a crisparse, fue cuando Obama estableció un vínculo entre la neutralización del peligro yihadista en la frontera afgano-paquistaní y la cuestión de la Cachemira, contencioso no resuelto de la división del Imperio británico en India. La tesis de Obama es que es necesario regular el conflicto de Cachemira, que ya ha provocado tres confrontaciones armadas entre la India y Pakistán (1947, 1965,1999), a fin de que Islamabad deje de obsesionase por la amenaza india y lance todas sus fuerzas contra los talibanes en el oeste. Esta simple perspectiva de una  internacionalización de la cuestión de la Cachemira irrita en Nueva Delhi, donde se tiene a esta manzana de la discordia como un asunto estrictamente bilateral indo-paquistaní que debe colocarse a refugio de toda presión exterior (...)
LE MONDE. 27-1-2009
 
 
 
 
ABI. Bolivia
EVO DESCARTA CAMBIOS Y MENOS TRATAR TEMA TIERRAS CON OPOSITORES

  El presidente Evo Morales descartó este martes una eventual negociación con los sectores de la oposición para modificar el contenido de la nueva Constitución Política del Estado (CPE), dentro de ello, el fin del latifundio permitiendo la tenencia de tierras hasta un máximo de 5 mil hectáreas.

    El Jefe de Estado, al dar inicio a la reunión de gabinete ampliado que se realiza en la Casa de Campo Flor de Lis en la población de Huajchilla, ubicada a 20 kilómetros de la ciudad de La Paz, dejó claro que el nuevo texto constitucional es innegociable y más aún cuando fue aprobado por la mayoría de la población boliviana el pasado domingo en un referendo nacional.

    Según los últimos datos oficiales, escrutado el 70,06 por ciento de los votos emitidos en el referendo del domingo, un 59,6 por ciento votó Sí a la propuesta de nuevo texto constitucional y un 40,7 por ciento No.

    "Si quieren un pacto, habrá un pacto para aplicar la nueva Constitución Política del Estado. No va haber un pacto para revisar, para modificar (la Carta Magna) por que la decisión soberana del pueblo se respeta y yo se respetar como gobierno nacional", aseveró (...)

    Morales insistió hoy en que serán bienvenidas las propuestas que se hagan desde los ministerios, prefecturas, el congreso o desde los movimientos sociales, pero para planificar un desarrollo a largo plazo, una política de Estado para llevar a Bolivia a un desarrollo con igualdad, bajo el manto de la nueva Constitución.

    "El voto del pueblo no ha sido para el Evo o para el Álvaro, saben que estamos temporalmente acá, pero en ese tiempo pequeño que nos brinda el pueblo boliviano, hay que aportar, dejar algo que tal vez sea para toda la vida", apuntó.

    Morales, por otra parte, aseguró que todo el país aprobó las 5 mil hectáreas como la extensión máxima de tierras que podrá tener una persona.

    Indicó que "quienes rechazaron la nueva Constitución, no están rechazando la nueva Constitución, sino están defendiendo sus tierras (...) la obligación del gobierno nacional es aplicar esta decisión soberana de pueblo boliviano" (...)

    Según la Corte Nacional Electoral (CNE), las 10.000 hectáreas recibieron el 20.22 por ciento de apoyo con 358,731 votos y las 5.000 hectáreas el 79,75 por ciento con 1.404.726 votos.

    Morales aseguró que una decisión tan valiente del pueblo pasará el 80 por ciento "porque se ha dicho no al latifundio, no a los terratenientes".
AGENCIA BOLIVIANA DE INFORMACIÓN. 27-1-2009
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad