Israel vuelve a bombardear Gaza

Mitchell llega a Egipto con Gaza humeando

Las negociaciones Fatah-Hamas, del máximo interes para EEUU

0
0 votos
28-01-2009
Publicidad
La aviación israelí­ ha vuelto a bombardear la frontera de Gaza con Egipto -el paso de Rafah- en respuesta a la muerte de un soldado israelí­ ayer por una bomba estallada al paso de una patrulla fronteriza. Varios cazas F-16 llevaron a cabo tres ataques aéreos sucesivos con bombas de profundidad contra los túneles de contrabando que atraviesan el subsuelo de la frontera, sin que se hayan registrado ví­ctimas pero sí­ daños materiales en varias viviendas.
 El nuevo enviado de EEUU para Oriente Medio, George Mitchell  se reúne con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, hoy en El Cairo. EFE
El nuevo enviado de EEUU para Oriente Medio, George Mitchell se reúne con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, hoy en El Cairo. EFE
La aviación israelí­ ha vuelto a bombardear la frontera de Gaza con Egipto -el paso de Rafah- en respuesta a la muerte de un soldado israelí­ ayer por una bomba estallada al paso de una patrulla fronteriza. Varios cazas F-16 llevaron a cabo tres ataques aéreos sucesivos con bombas de profundidad contra los túneles de contrabando que atraviesan el subsuelo de la frontera, sin que se hayan registrado ví­ctimas pero sí­ daños materiales en varias viviendas.
El ataque de ayer y el de hoy elevan la tensión en la zona un día después de que Hamás ofreciera una tregua de un año a Israel y en vísperas de la llegada a Israel del enviado de Obama a la zona, George Mitchell. El emisario norteamericano, que se encuentra ya en el Cairo, donde se ha reunido con el presidente Mubarak para conocer de cerca el estado de las conversaciones entre las facciones palestinas. Ayer Fatah y otras organizaciones acercaron posturas con Hamás acerca de la reconstrucción de Gaza y de la presencia de hombres de la ANP como observadores del cumplimiento de las condiciones de la tregua.
 
Estas negociaciones, auspiciadas por El Cairo, son de gran interés para Washington, pues la formación de un eventual gobierno palestino de unidad nacional Fatah-Hamás le permitiría recuperar la posibilidad de influencia en la franja. Pero sin embargo significaría el reconocimiento tácito de Hamás –catalogado como grupo terrorista- como autoridad en la franja, y con él la influencia de Irán (el principal respaldo internacional de Hamás), lo que significaría un sonado fracaso a la estrategia de la diplomacia israelí durante estas tres semanas.
 
Las condiciones en las que se vayan desarrollando las negociaciones Fatah-Hamás, y el número y magnitud de concesiones que habrán de concederse a los islamistas estarán a buen seguro supervisadas –e intervenidas- de cerca por Mitchell.
 
Ayer también se producía un avance en la consolidación de la endeble tregua de Israel con Hamás. Los islamistas ofrecían un alto el fuego de un año a Tel Aviv a cambio de la apertura total de los pasos fronterizos y el fin del bloqueo. Israel respondió ofreciendo una tregua de 18 meses a cambio de la apretura parcial de la frontera, a lo que Hamás se negó.
 
Pero el estallido de un artefacto al paso de una patrulla fronteriza israelí volvía a calentar los ánimos, poniéndole en bandeja a Tel Aviv la excusa de la represalia de hoy, la acción más grave desde que Israel cesó la brutal masacre contra la franja de Gaza. Hasta ahora, sin embargo, ninguna facción armada palestina se ha responsabilizado del ataque.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad