Alarma social:sevilla

Chaves desacedita las manifestaciones contra la crisis.

IU y PP convocan manifestaciones contra la crisis y a favor del empleo con el rechazo de Chaves.

0
0 votos
28-01-2009
Publicidad
Si bien sorprende ver coincidir a IU y PP en la convocatoria de una manifestación, nada es imposible en ésta situación de profunda crisis en la que nos encontramos. IU convoca en Sevilla para el domingo 1 de febrero la manifestación contra la crisis, y la convocatoria del PP es en Málaga el 15 del mismo mes a favor del empleo.
Esta convocatoria debería hacer que mas de uno se parara a recapacitar sobre las medidas anticrisis que generarán un empleo temporal que morirá al terminar las obras proyectadas, y que por tanto suponen un pan para hoy hambre para mañana, sin embargo Chaves tiene la desvergüenza de declarar que “reflejan una cierta impotencia a la hora de querer arrimar el hombro”.
El secretario de Empleo del PSOE-A, Fernando Villén, también tubo su minuto de gloria cuando declaró sobre las manifestaciones que son un “un despropósito político” puesto que van a generar en la ciudadanía una desconfianza innecesaria. ¿Innecesaria para quién?¿Para poder gastar el dinero del fondo anticrisis en medidas que no generan empleo productivo?¿Para dedicar cientos de millones de euros a obras urbanas en Sevilla mientras cada día amanece con una nueva fábrica cerrada? Caballero, debo decirle que los ciudadanos no le han dado confianza para que ustedes hagan lo que están haciendo.
Chaves, ahora que ya está aprobado el plan anticrisis, y ante la convocatoria de las manifestaciones lanzó una nueva propuesta de pacto. Claro que es necesario un pacto, pero un pacto nacional que se dirija a la creación de empleo productivo y no a negociar con IU y PP migajas para callar bocas, no. Es necesario un pacto dirigido a:
Ahorrar en los presupuestos del Estado, no es aceptable que el ayuntamiento de Sevilla limite el salario de sus empleados y no el de los altos cargos.
Distribuyendo la riqueza en sueldos y creación de empleo, no es aceptable que destine millones de euros en obras y otro tanto en becas para cuando terminen las obras y los trabajadores vuelvan al paro.
Inversión en un fuerte tejido industrial, es un despropósito que sólo un 3,75 del presupuesto del plan anticrisis vaya dirigido a mejoras en polígonos y creación de nuevas empresas, mientras el resto se destina en obras urbanas mientras cierran fábricas viables.
 Cercando y acorralando la corrupción, poniendo medidas para el que robe lo pague y ese dinero se destine a la creación de empleo productivo.
 Un plan de inversión en sectores estratégicos como las nuevas energías. Un pacto nacional dirigido a la economía productiva y la creación de riqueza y empleo.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad