Estados Unidos estudia duplicar el número de tropas en Afganistán

La hora de la verdad

A Zapatero se le va a poner en la tesitura de enviar tropas de la legión, paracaidistas o comandos especiales capaces de participar en una gran ofensiva militar contra los insurgentes afganos.

0
0 votos
28-01-2009
Publicidad
La primera comparecencia del secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates, como miembro del gobierno de Barack Obama (ya que en el puesto lleva desde 2006, nombrado por Bush) ha sido para informar al Senado norteamericano del enví­o de más tropas a Afganistán. Dos brigadas ahora y otra más adelante. Este enví­o de tropas formarí­a parte de los planes del nuevo gobierno norteamericano para duplicar las tropas en Afganistán -pasar de 36.000 a más de 60.000 soldados- ante la creciente actividad insurgente. Y aumentar las tropas de los "aliados" de la OTAN.
 (EFE)
(EFE)
La primera comparecencia del secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates, como miembro del gobierno de Barack Obama (ya que en el puesto lleva desde 2006, nombrado por Bush) ha sido para informar al Senado norteamericano del enví­o de más tropas a Afganistán. Dos brigadas ahora y otra más adelante. Este enví­o de tropas formarí­a parte de los planes del nuevo gobierno norteamericano para duplicar las tropas en Afganistán -pasar de 36.000 a más de 60.000 soldados- ante la creciente actividad insurgente. Y aumentar las tropas de los "aliados" de la OTAN.
Según un estudio del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), la OTAN está perdiendo la batalla de Afganistán a causa de las tensiones dentro de la Alianza y del incremento de la actividad insurgente, que está expandiendo sus operaciones en las zonas, antes, consideradas “tranquilas”, entre las que estaría la zona que patrullan las tropas españolas.
La Unión Europea va a renovar su compromiso “a largo plazo” en Afganistán, según ha declarado lo comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero-Waldner, en la reunión de esta semana con la OTAN en Praga. Lo que puede implicar atender el llamamiento de Barack Obama para que “los aliados europeos”, entre ellos España envíen más tropas.
Según algunas fuentes, Estados Unidos y la OTAN estarían presionando para que las nuevas tropas que se envíen sean tropas de combate y no efectivos de reconstrucción. A Zapatero se le va a poner en la tesitura de enviar tropas de la legión, paracaidistas o comandos especiales capaces de participar en una gran ofensiva militar contra los insurgentes afganos.
El avance de los talibanes pone en evidencia la naturaleza de la guerra de intervención en Afganistán, aunque hasta ahora se la haya recubierto de “misiones de paz”. El gobierno de Zapatero tendrá ahora que elegir, ya sin tapujos, si envía más soldados a la guerra de Afganistán para defender los intereses hegemonistas de EEUU, o se planta y retoma el camino del ex ministro de Defensa  José Bono cuando retiró las tropas de la guerra de Irak: la defensa de la autonomía de nuestro país en las decisiones internacionales.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad