Cómics

La versión Manga de El Capital arrasa en Japón

Mitani habla de Wall Street como de "una de las esferas del infierno de Dante"

0
0 votos
27-01-2009
Publicidad
La segunda economí­a del mundo también ha entrado en recesión, los trabajadores nipones acusan negras espectativas de futuro, y de repente, Marx despierta interés en el paí­s donde el socialismo jamás hizo mella. La segunda economí­a del mundo también ha entrado en recesión, los trabajadores nipones acusan negras espectativas de futuro, y de repente, Marx despierta interés en el paí­s donde el socialismo jamás hizo mella.
Más de 70.000 copias han sido vendidas en sólo dos meses.  Kosuke Maruo, de la editorial East Press, afirma que esperan llegar a las 300.000 en poco tiempo, mientras ya están en marcha las versiones inglesa, china y coreana de la historieta. Y llega en un momento en el que el mundo del manga se ha empezado a volcar con temas como Wall Street, la crisis…
 
El terreno estaba abonado, aunque de forma repentina. El libro de no ficción mas vendido en 2008 fue el ensayo de Hideki Mitani, que lleva por nombre nada menos que « El capitalismo avaricioso y la autodestructividad de Wall Street ». En él, Mitani habla de Wall Street como de “una de las esferas del infierno de Dante”
 
Por otro lado, más de 500.000 copias fueron vendidas de la reedición de Kanikosen, una novela de los años treinta que describe con violencia la explotación y revuelta a bordo de un barco mercante de carne de pescado. Al entrar a la librería mas grande de Tokio este año, se podía leer un póster anunciándola con la reseña “Resurge el libro que describe la cruel atmósfera laboral del pasado: Una atmósfera similar a la del empobrecido trabajador medio en 2008”.
 
Para Daisuke Asao, de la Confederacion Nacional de Sindicatos, explica el repentino interés por la literatura socialista: « La situación descrita en Kanikosen se parece mucho a la de los trabajadores temporales de hoy: los contratos imprevisibles, el trabajo bajo severa supervisión, violencia de la parte de los encargados, el extendido acoso sexual y la presión contra la organización sindical de los trabajadores, son cosas que el japonés moderno puede reconocer todos los días ».
 
A los que no saben japonés sólo les queda esperar impacientemente la traducción.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad