Las cajas de Castilla y León se unen en una sociedad común

Fusión a la fuerza

Las Cajas, que hasta ahora han sido los brazos financieros de las burguesí­as burocráticas regionales, con la crisis, tienen que unirse a la fuerza para mantenerse a flote

0
0 votos
28-01-2009
Publicidad
Las entidades que ahora se unen (Caja España, Caja Duero, Caja Municipal de Burgos, Caja Cí­rculo de Burgos, Caja Ávila y Caja Segovia) presentan unos resultados de caí­da en picado del beneficio y la subida de la morosidad. Hasta la fecha, Caja España, tiene el récord de ser la entidad con mayor tasa de morosidad del sistema financiero, un 3,9%. Las entidades que ahora se unen (Caja España, Caja Duero, Caja Municipal de Burgos, Caja Cí­rculo de Burgos, Caja Ávila y Caja Segovia) presentan unos resultados de caí­da en picado del beneficio y la subida de la morosidad. Hasta la fecha, Caja España, tiene el récord de ser la entidad con mayor tasa de morosidad del sistema financiero, un 3,9%.
Con la fusión se convertirá en la sexta caja en cuanto al balance de activos, con más de 66.000 millones de euros.
Pero para fusionarse han tenido que pasar por encima de las rencillas políticas entre las Cajas, al representar diferentes sectores del poder local. Movidos por la necesidad, han tenido que pactar una “sociedad holding” que tendrá un consejo de administración formado por todas las entidades, con una representación proporcional a los activos.
Las Cajas españolas son las más afectadas por la crisis. Han sido los brazos financieros de las burguesías burocráticas regionales en la expansión de la construcción.
Pero no tienen la fortaleza de entidades bancarias como el Santander o el BBVA, para soportar la crisis.
Por ello “el número de cajas que estudian su fusión crece”, en palabras del presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, Juan Ramón Quintás.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad