Comunidad Valenciana: los dependientes abandonan residencias y centros de dí­a por el copago

Detrás de cada copago hay un recorte

A los usuarios de centros y servicios de atención a personas con discapacidad o enfermedad mental se les aplica desde el 1 de enero de 2014 un copago por acudir a los centros de asistencia. Realmente es un repago, ya que el usuario o su familia ya está aportando dinero para servicios públicos a través de los impuestos, y una cuota en los centros subvencionados, al no cubrir la conselleria de Bienestar Social el 100% del coste real.

5
3 votos
25-03-2014
Publicidad
Como denuncia la Coordinadora de la Discapacidad y Dependencia en la Comunidad Valenciana el copago sanitario obliga a dejar los centros a los usuarios. El 14 de marzo presentaron ante el Sí­ndic de Greuges (defensor del pueblo de la CV) más de 6.000 quejas individuales denunciando situaciones como la de tener que pagar mas de mil euros mensuales por la asistencia en algunas residencias. Miquel Martorell, de la Plataforma por la Ley de Dependencia pide que se investigue los criterios de asignación de dicho copago dado que ya exí­stia pero ha aumentado de forma escandalosa.
 No hay dinero para dependientes pero los presupuestos de la Generalitat Valenciana dedican al pago de intereses de la deuda 1.200 millones de euros (7,5% más que en 2013).
No hay dinero para dependientes pero los presupuestos de la Generalitat Valenciana dedican al pago de intereses de la deuda 1.200 millones de euros (7,5% más que en 2013).
Como denuncia la Coordinadora de la Discapacidad y Dependencia en la Comunidad Valenciana el copago sanitario obliga a dejar los centros a los usuarios. El 14 de marzo presentaron ante el Sí­ndic de Greuges (defensor del pueblo de la CV) más de 6.000 quejas individuales denunciando situaciones como la de tener que pagar mas de mil euros mensuales por la asistencia en algunas residencias. Miquel Martorell, de la Plataforma por la Ley de Dependencia pide que se investigue los criterios de asignación de dicho copago dado que ya exí­stia pero ha aumentado de forma escandalosa.

El informe del  Tribunal de Cuentas del 11 de marzo sobre la Ley de Dependencia detalla cómo Andalucía, Aragón, Baleares, la Comunidad Valenciana, Canarias o Murcia reconocen que “la carencia de recursos económicos suficientes... y las limitaciones presupuestarias” justifican el “importante retraso” en despachar los expedientes y el pago de las prestaciones. Hay 189.427 personas aguardando a recibir la prestación económica o el servicio que se les ha reconocido  según los últimos datos publicados por el Imserso."Más de 6.000 quejas individuales denuncian situaciones como la de tener que pagar más de mil euros mensuales por la asistencia en algunas residencias"

Mientras, en los presupuestos de 2014, la Generalitat Valenciana dedica al pago de intereses de la deuda 1.200 millones de euros (un 7,5% más que en 2013) y el presupuesto de bienestar social es sólo el 4% del presupuesto global, apenas 137,8 euros por habitante y año, cifras que sitúan a la Comunidad lejos de la media estatal, señala Susana Marín de la Alianza per un Sistema Públic de Serveis Socials. Y recuerda que los servicios sociales para personas mayores se reducen un 16% y que las ayudas en residencias para estas personas ha decrecido un 21%, además de los copagos.

Este copago es un recorte, uno mas del saqueo al 90% de la población, sumando todos los recortes, a las familias españolas nos quitaron entre 2008 y 2012 más de 2.600 euros por persona.

El programa electoral de las agrupaciones Recortes Cero propone para acabar con esta situación  medidas de redistribución de la riqueza, como la moratoria en el pago de la deuda y que sea sometida a una auditoría ciudadana o una redistribución fiscal donde pague quien mas tenga. Ese es el camino, ni un recorte mas, hay recursos de sobra y todas las personas y por supuesto los dependientes deben tener una asistencia digna.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad