Cartagena. Urbanismo

Plan urbaní­stico para Cartagena, pero sin Cartagena

El Plan da un aspecto principal a las urbanizaciones de lujo, mientras que, por ejemplo, no recoge el plan de recalificación de Zinsa, pan para hoy, hambre para mañana

0
0 votos
27-01-2009
Publicidad
El reciente Plan General de Ordenación Urbana de Cartagena levanta la polémica allá donde va. Una oleada de crí­ticas se levanta desde distintos sectores sociales. El reciente Plan General de Ordenación Urbana de Cartagena levanta la polémica allá donde va. Una oleada de crí­ticas se levanta desde distintos sectores sociales.
El reciente Plan General de Ordenación Urbana de Cartagena levanta la polémica allá donde va. Una oleada de críticas se levanta desde distintos sectores sociales.
El Plan recoge la construcción en las zonas agrícolas entre los núcleos costeros de Isla Plana y La Azohía, con 3.052.639,15 metros cuadrados, así se urbaniza todo el litoral entre La Azohía y Mazarrón, unos 10 kilómetros de costa. La recalificación ocupa suelos de Protección Paisajística en las Directrices de Protección del Litoral de la Región de Murcia, muchos con Hábitat Naturales de Interés Comunitario. Además, hasta hace escasos dos años, la mayoría de estos terrenos se utilizaban para cultivo de tomatera. Los ecologistas que exigen que se conserve el suelo agrícola denunciaron también que junto a la recalificación de San Ginés y El Mojón, entre otros, desborda la presión de población en la zona. Además de que lleva las urbanizaciones hasta el límite del espacio protegido de La Muela-Cabo Tiñoso.
En San Gines, la Junta de Gobierno Local, ha aprobado la construcción de una urbanización de lujo de cinco mil viviendas
Por otra parte vecinos de el barrio de Santa Lucía muestran su oposición a que en primera línea del muelle se construyan viviendas de ocho alturas porque encierra al barrio. Santa Lucía es un barrio en primera línea de costa  junto al puerto cartagenero y los vecinos denuncian que si estas construcciones se llevan adelante se perderá luz y encarecerán al barrio.
El presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Lucia manifestaba que es una barbaridad que en el único barrio con vistas al mar las tapen y manifestó que la propuesta de los vecinos es exactamente la contraria. Que precisamente donde haya más alturas sea en el interior del barrio y que conforme se acerque a primera línea de muelle se bajen para no perder las vistas y la brisa marina. Los vecinos anuncian que se seguirán oponiendo de forma activa.
Aunque por otra parte el Plan ha tenido cosas positivas como la construcción de un polígono industrial de un millón de metros cuadrados en La Aljorra por petición de los empresarios de la zona con la consiguiente creación de riqueza y empleo.
Llueve sobre mojado.
La actual crisis económica ha demostrado que son los sectores productivos los más necesarios para mantener una economía fuerte, y que la inversión en un solo sector especulativo como la construcción puede acarrear una acelerada destrucción de empleo.
En esta situación es curióso la no apertura de la nueva factoría de la metalúrgica Zinsa pero si la construcción de diez km de urbanizaciones.
La destrucción de suelo agrícola y su sustitución por urbanizaciones es un tremendo error para el futro de la ciudad. Una vez que se vendan los chalets vuelve otra vez el cierre de la construcción. Se vende suelo productivo volviéndolo improductivo a medio plazo y agotando las zonas de costa no urbanas.
A medio plazo no supone ninguna alternativa de riqueza para la ciudad sino todo lo contrario.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad